Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Aperol

Recorrido Spritz

Tomá nota para este verano: dónde disfrutar del clásico aperitivo italiano en tus vacaciones por el país. Desde Mar del Plata hasta Mendoza, pasando por Córdoba, Rosario y La Plata.

Jueves 14 de diciembre de 2017 • 00:01

Mar del Plata: The Wine Bar (San Lorenzo 2980)

Un bar de tapas donde también podés pedirte una hamburguesa gourmet o un pulpo al ajillo. Ambiente rústico de mucha madera, ladrillo a la vista, mesas altas y un patio amplio que congrega buena onda y buena música. El ciclo Maridaje Sonoro trae DJs en vivo, y el mejor after office se arma los jueves, la gran noche de la #temporadaspritz: te pedís un Aperol y te llevas su copa de regalo. La barra que atraviesa el salón principal de punta a punta es protagonista, así como la gran variedad de etiquetas de vino que también utilizan para mezclar este cóctel, que queda genial cuando se prepara con un buen tardío. "Queremos dar la sensación de estar dentro de una bodega y en un bar al mismo tiempo. Nos gusta decir que conseguimos el punto intermedio, es decir, un restaurante cómodo y descontracturado", cuenta su creador, Mariano Basso.

Wine Bar.
Wine Bar.
Wine Bar.
Wine Bar.

Córdoba: La brunchería y Pan Plano (Achával Rodríguez 244; Avda. Richieri 3283, Barrio Jardín)

Güemes es el nuevo circuito cool de la capital cordobesa, la zona que concentra toda la movida y las propuestas más jóvenes. Allí nos encontramos con La brunchería, un lugar donde se vende todo suelto, algo así como ir al almacén del barrio donde podemos combinar el surtido que está a la vista a piacere. La tardecita es de las picadas (que por supuesto se arman al gusto del cliente), de las brusquetas y del Spritz, un trago que también queda súper acompañado de la tortilla de papas, que se sirve en una cazuela de hierro con garbanzos en conserva, tomates confitados, cebollas, pimientos y zanahorias asadas. "Acá se habla del tiempo, de arte, de fútbol, de trabajo, de amor y amistades, del país, de lo que nos pasa, se piden consejos y se resuelven problemas. La gente se encuentra y nosotros estamos felices."

En Barrio Jardín, Pan Plano hace masa a las brasas en un menú de tres páginas con casi 40 sabores de pizza. De gruyere y salmón a cebolla&provolone, funghi a la provenzal, una agridulce con muzza, jamón cocido, ananá y azúcar negra o una marejada de berberechos, mejillones y langostinos. También hay Pan Plano relleno: en versión sana, muzza, pimientos asados, berenjena y rúcula; en versión bomba, cheddar, panceta y verdeo.

Brunchería.
Brunchería.
Brunchería.
Pan Plano.
Pan Plano.
Pan Plano.

Rosario: Flora Sunset (Presidente Roca y el río)

Un Spritz y una tabla de quesos en la costanera. Dejar atrás la ciudad y disfrutar del atardecer junto al río, ese es el plan. Cuando baja el sol, sube la música. Bandas en vivo en una terraza alucinante que brinda el mejor escenario al aire libre, con vista abierta y verde para desconectarse. Si la idea es picotear fuerte, va la tablita de jamón, salame criollo, bondiola, gruyere, mini figazzas de crudo y rúcula, triples primavera, mollejitas al verdeo y albóndigas de carne.

Flora.
Flora.
Flora.

La Plata: Paesano (13A esquina 473 bis, City Bell)

Con harina molida a piedra, fior di latte y los vegetales más frescos hacen una vera pizza napolitana al horno de leña. Usan solamente tomates San Marzano, una variedad de forma alargada con la piel fina y de color rojo intenso originaria de una pequeña localidad cercana a Nápoles. Con pulpa gruesa, pocas semillas y un sabor dulce e intenso, es el indicado para elaborar las salsas de tomate más apreciadas en la cocina italiana. El jamón crudo es San Daniele, un producto DOP (Denominación de Origen Protegida) famoso en todo el mundo que se diferencia de los demás prosciuttos por su característica elaboración y porque proviene exclusivamente de animales criados en esta región del norte y centro de Italia, un territorio de colinas bañado por un río, un microclima entre los Alpes y el mar Adriático. Florecer lo que llevamos dentro, hacer algo lindo con la herencia de gastronomía, arte, diseño y oficio de la cultura italiana. Con esa meta nació Paesano, y la cumple más allá de las pizzas, con una salumeria que manda pedirse un Spritz para acompañar con mortadela al pistacchio, bresaola con hierbas, grana padano, gorgonzola e noci. También hay risottos (¡el de zucchini y gambas!), pastas, bistecca allla fiorentina, y una auténtica pasticceria que despacha el café y el dulce, como unos cannoli di nutella y avellanas o de ricota cremosa con naranjas glaseadas. Para esta época, nada como el Panettone Paesano con nueces, castañas de cajú, pasas de uva, almendra y frutas confitadas.

Paesano.
Paesano.
Paesano.
Paesano.

Mendoza: Bröd (Chile 894)

Se puede ser orgánico e innovador. Así lo demuestran Sebastián Flores y Francisca Costanzo con su bakery que sorprende en el centro de la ciudad cordillerana. Dos emprendedores que se unieron para traer panes diferentes a la oferta mendocina: el de centeno tiene mijo y alpiste; el baguetín integral, pasas y nueces. Claramente, la que va es pedirse un sándwich y un Aperol Spritz. ¿El más liviano? vegetariano de verduras grilladas, o el de pollo, coleslaw y mostaza. Los quesos son artesanales y llegan desde la granja que tiene en Neuquén el reconocido chef y maestro quesero Mauricio Couly.

Brod.
Brod.
Brod.
En esta nota:
Te puede interesar