0

La desocupación bajó al 8,3% en el tercer trimestre, con un leve aumento en la creación de empleo

Retrocedió dos décimas respecto del mismo trimestre de 2016; sigue afectando a cerca de 1,6 millones de argentinos; subió 6 décimas la subocupación, al 10,8%
Diego Yañez Martínez
0
14 de diciembre de 2017  

La desocupación fue del 8,3% de la población económicamente activa al cierre del tercer trimestre del año, lo que representó una leve baja de dos décimas respecto de igual período de 2016, cuando se había ubicado en el 8,5%, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Pese a que las cifras no muestran variaciones significativas, las subas de la tasa de actividad y el nivel de empleo completan un panorama que en el Gobierno señalan como "alentador" y los especialistas califican de "optimismo moderado".

Según datos arrojados por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que elabora regularmente el organismo, el desempleo bajó también cuatro décimas en comparación con el segundo trimestre de este año, cuando se había situado en el 8,7%. Por otro lado, el nivel de actividad, que mide la cantidad de personas que tienen una ocupación o que sin tenerla la están buscando, ascendió del 46% en el período de julio a septiembre del año pasado, al 46,3% este año. En la comparación contra el trimestre anterior también muestra signos positivos, al subir 9 décimas (45,4%).

Al mismo tiempo, el empleo pasó del 41,1% en el tercer trimestre de 2016 al 42,4% actual (había sido del 41,5% en el segundo trimestre de este año), siempre como porcentaje de la población activa. Así, la fotografía se completa con todos los indicadores en verde, pero con niveles que, según remarcan los economistas que siguen el mercado laboral, están lejos de ser óptimos para la situación de la economía y la sociedad argentinas.

"Más importante que la baja del desempleo es que el empleo despierta. En el tercer trimestre de 2017, contra 2016, se crearon 217.000 empleos (+1,9%), 110.000 de ellos en el GBA (+1,7%)", escribió en su cuenta de Twitter Juan José Llach, director del IAE Business School, de la Universidad Austral.

"Que haya disminuido la desocupación es una buena noticia, al igual que el aumento en el nivel de actividad. En el conjunto se ha venido recuperando el empleo registrado, y si ha aumentado la tasa de empleo, no hay duda de que hubo un aumento del trabajo informal", dijo a LA NACION Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo (Ceped). De todas formas, advirtió que es "preocupante" que el nivel de desempleo se mantenga en el orden del 8% en los últimos trimestres.

La mejora en los indicadores de empleo se dio en el marco de un fuerte aumento en la actividad económica, según registró el propio Indec, con crecimientos interanuales del 4,9% en julio, 4,3% en agosto y del 3,8% en septiembre.

Por otro lado, la tasa de subocupación demandante, la gente que trabaja menos de 35 horas semanales y quiere hacerlo más, ascendió al 7,9% en el tercer trimestre, frente al 7% de igual período del año pasado. En tanto, la tasa de subocupación de los no demandantes (los que trabajan menos de 35 horas y no quieren trabajar más) bajó al 2,9% este año desde el 3,2% de julio-septiembre de 2016.

El Indec estimó que en los 31 conglomerados urbanos que releva la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) hay 1.058.000 personas desocupadas y 1.380.000 subocupadas. Además hay 1.959.000 personas que, aunque tengan un empleo, se encuentran buscando otro de manera activa. La proyección de la cifra de desempleados a nivel nacional llega a unos 1,6 millones de personas.

Por regiones, el Gran Buenos aires, con una tasa de desocupación del 10,3%, se colocó en la vanguardia de las ciudades de más de 500.000 habitantes en la tabla de desempleo; le siguieron Córdoba, con el 9,1%; San Juan y Mar del Plata, ambas con el 9%; Catamarca, con el 8,56%; Salta, con el 8,5%; Rosario, 8,4%, y Bahía Blanca, 8,1%. La ciudad de Buenos Aires registró un desempleo del 7,3%.

En tanto, Viedma-Carmen de Patagones, con el 1,7%, resultó el conglomerado con menor tasa de desocupación, seguido por Santiago del Estero, con el 2,4%; La Rioja, 2,8%; Comodoro Rivadavia, 3%; Formosa, 3,1%, y Resistencia y Corrientes, con el 3,4% en ambos casos.

En tanto, las localidades con menos de 500.000 habitantes presentaron una tasa de desocupación promedio del 5,3%, con un incremento de siete décimas porcentual respecto del 4,8% de igual período de 2016.

"Los datos difundidos son relativamente firmes en términos absolutos. La tasa de empleo está creciendo y la de desempleo no bajó, quizá, lo esperado, porque básicamente la tasa de actividad creció y se está recuperando. Esto es un buen elemento, teniendo en cuenta que había caído mucho en los últimos años", señaló a LA NACION Juan Luis Bour, economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

Por su parte, Claudio Lozano, coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, sostuvo que "se observa una recuperación del empleo, al haber 440.000 empleados más que el trimestre anterior y 345.000 respecto del año pasado, aunque con un bajo impacto en la tasa de desocupación". Y agregó: "Hay un aumento significativo de la población que busca trabajo y con una marcada tendencia al incremento de la desocupación encubierta".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.