0

Navidad mágica en el mundo de Harry Potter

A todas luces: gran show en el castillo-escuela de Hogwarts
A todas luces: gran show en el castillo-escuela de Hogwarts Crédito: Gentileza Universal
Los parques temáticos de Orlando festejan con globos gigantes y shows de mapping; abordar el tren a Hogwarts es una de las atracciones imperdibles
Pierre Dumas
0
17 de diciembre de 2017  

La Navidad estadounidense parece vivirse más intensamente que en otras partes del mundo, con su mixtura de tradiciones llegadas de todo el globo y su aporte propio: al fin y al cabo, es la patria del Santa Claus globalizado -o Papá Noel, según los idiomas- que llega por las chimeneas con su traje rojo después de viajar en un trineo tirado por renos.

Así lo describía en 1823 el poema de un profesor de teología de Nueva York. Gracias a este empujón literario y algunas propagandas comerciales tiempo más tarde, el San Nicolás que los colonos holandeses habían llevado al Nuevo Mundo se transformó en un personaje global, como otras tradiciones de todo el mundo, desde el Hada de las Nieves eslava hasta los elfos escandinavos. Sin olvidar figuras de novelas como el Grinch (Dr. Seuss, 1957), aquel gruñón verde cuyo corazón "tiene dos talles menos de lo normal". Los niños de América del Norte se acostumbraron a verlo intentar robar la Navidad, año tras año. El exitoso libro fue traspuesto en películas, dibujos animados, canciones y hasta en shows como el que se presenta en los parques Universal en Orlando, Florida.

Desfile en lo alto

Es uno de los momentos fuertes de la Epic Holiday Celebration, la programación navideña de todo el complejo Universal, desde los parques hasta los hoteles. A cualquier hora del día, hay cola para ver el Grinchmas Who-liday Spectacular con decorados, canciones y bailes como en los grandes musicales, en las Islands of Adventure. Hay que sacar un pase Express o regalarse una visita privada para acortar el tiempo de espera. Es de hecho uno de los momentos más esperados para las familias, incluso para las que vienen de América Latina, donde el personaje del Grinch empieza tímidamente a ser adoptado y se podrá ver nuevamente en el cine el año que viene.

En América del Norte, en cambio, las obras de Theodor Geisel -más conocido como el Dr. Seuss- son muy populares. Al tal punto que tienen su propio espacio, Seuss Landing, en las Islands of Adventure, el parque Universal donde también está el mágico mundo de Harry Potter, la ciudad gótica de los superhéroes de Marvel y los dinosaurios de Jurassic Park.

Seuss Landing, como el resto del complejo, trocó las decoraciones de Halloween por las de Navidad a mediados de noviembre. El clima tropical de la Florida no llega a doblegar el espíritu de la Navidad, que luce tan nevado y cargado de luces como en Nueva York, Inglaterra o algún país escandinavo. Por la noche, hasta caerá nieve al momento del desfile? Se trata de otro de los momentos más importantes de las celebraciones de fin de año, al igual que en todos los parques de la Florida. Cada uno rivaliza a fuerza de música, luces y personajes. Y para diferenciarse, desde hace quince años, Universal se asocia con las grandes tiendas Macy's, que fabrican grandes globos flotantes por encima de los carros temáticos. Este año hay por ejemplo un Minion, un dronkey (uno de los hijos de Burro y la Dragona) y Gingy (el Muñeco de Jengibre).

Crédito: Gentileza Universal

Con la misma vara

Mientras en Seuss Landing el Grinch intenta arruinar la Navidad, el espíritu de las fiestas llega a cada rincón de los dos parques (Islands of Adventure y Universal Studios Orlando) y el Citywalk, el espacio de tiendas y restaurantes donde se muda la movida luego del cierre de las atracciones.

Por supuesto, la magia navideña es más intensa en los dos sectores dedicados al mundo de Harry Potter . Los fanáticos de Universal reconocen que desde que la vara del pequeño mago tocó los parques, se fortalecieron tanto que dejaron de ser la segunda opción en Orlando.

El pionero es el Wizarding World of Harry Potter, abierto desde 2010. Se ha convertido en el rincon favorito de los muggles del mundo entero. Los tiempos de espera para las dos atracciones (el Viaje Prohibido y el Vuelo del Hipogrifo) duplican los de cualquier otra. Para hacer tiempo están la calle principal de Hogsmeade y sus negocios. Lo importante es alcanzar el anochecer para conseguir un buen lugar al pie del castillo-escuela de Hogwarts, y ver el show de mapping sobre su fachada y las torres. Termina con cohetes y una corona de potentes rayos de luz.

Como por arte de magia, durante toda la temporada el castillo y su base rocosa tienen restos de lo que parece una reciente nevada.

Delante de las vidrieras de los negocios, los chicos que compraron su varita (¿en la tienda Ollivander?) pueden interactuar con animaciones, mientras en el medio de la calle un carro vende vasos de butterbeer, la bebida preferida de los estudiantes de Hogwarts.

La calle de los magos

A un costado del castillo, la estación de Hogsmeade permite abordar el Hogwarts Express, un tren de vapor que lleva hasta Diagon Alley, el otro espacio temático dedicado a la magia de Harry Potter en el Universal Studios Florida. No hay que ser mago para subirse. Simplemente tener un pase para entrar a los dos parques en el día.

Se podría pensar que se trata de una simulación, pero el tren se mueve realmente y durante el recorrido se ven paisajes y escenas de las películas, por las ventanas y en el pasillo del vagón (la animación cambia según el sentido del recorrido del tren: Hogsmeade-Diagon Alley o Diagon Alley-Hogsmeade).

Una vez llegado a destino, se descubre una de las atracciones más nuevas y seguramente la más concurrida actualmente de todo el complejo Universal. Abrió sus puertas en 2014 y recrea fielmente la calle de los magos, escondida detrás de una mera pared de ladrillos, en pleno centro de la capital británica.

La atracción principal es Escape de Gringotts (un híbrido de montaña rusa y simulador en los sótanos del banco de los magos) aunque la réplica es un espectáculo de por sí, como lo muestra la compacta muchedumbre que camina lentamente entre negocios y casas mágicas. Durante las fiestas, la cantante Celestina Warbeck y su coro de Banshees se presentan con un repertorio de temporada varias veces al día.

Crédito: Gentileza Universal

Una de sus canciones lo resume todo: la Navidad es un sortilegio. Y en Universal más que en otras partes; por algo resulta tan difícil dejar los parques a la hora en que cierran sus puertas. Por suerte, la magia de las fiestas sigue en el CityWalk y la noche recién empieza?

¿Pase o visita privada?

Las fiestas son momentos mágicos en los parques de Orlando, pero también momentos de mucha afluencia. Para evitar las colas hay varios trucos. El más conocido es el Pase Universal Express. Hay dos versiones: una para repetir cada atracción más de una vez, otra para una sola pasada. Se compran adicionalmente a las entradas por US$ 85 por día, en el primer caso, y US$ 65 para el segundo; siempre por día y por persona, para ambos parques. Existen versiones de cada uno para solo uno de los parques en la web de Universal. También se puede optar por una visita privada, el VIP Experience. Se contrata en una oficina especial en la entrada del Universal Studios. Para grupos de hasta 10 personas que van a cada atracción junto a un guía que les asegura evitar cualquier fila, incluso las de los pases Express. Cuesta US$ 189 por persona (más impuestos) y se compra en adicional a los boletos de entrada. Da derecho a un desayuno, almuerzo y cena. Dura 8 horas, de 10 a 18. Una tercera manera de poder evitar los momentos picos es alojarse en uno de los cinco hoteles Universal. Los huéspedes tienen derecho a una admisión temprana a los parques, una hora antes de la apertura al resto del público. Es una ventaja sin cargo. A tomar en cuenta: los clientes de los hoteles Hard Rock, Loews Portofino Bay y Royal Pacific reciben además de regalo los pases Express.

Datos útiles

Entradas y alojamiento

Tarifas: los precios de los paquetes en Universal arrancan desde US$ 165 para adultos, con cuatro noches de alojamiento en el Universal's Cabana Bay Beach Resort y un pase de cuatro días para tres parques.

En el Wizarding World of Harry Potter, al pie del castillo, el Frog Choir -un coro de alumnos de Hogwarts y sus ranas cantantes- se presentan varias veces al día con villancicos. En Diagon Alley, el show está a cargo de Celestina Warbeck and the Banshees.

Imperdibles: en Islands of Adventure, hay que llegar al castillo de Hogwarts antes del crepúsculo para el show de mapping y luces The Magic of Christmas at Hogwarts Castle. Al mismo tiempo empieza el desfile en el Universal Studios Orlando, en los sectores de Nueva York, San Francisco y Hollywood.

En Internet: www.UniversalOrlando.com/holidays

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.