Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Art Basel. Contacto en Miami

La feria suiza atrae en su sede americana a los principales referentes de la escena artística global, que compiten por la atención de los coleccionistas

Los espejos de Anish Kapoor, un imán para el público de Art Basel
Los espejos de Anish Kapoor, un imán para el público de Art Basel. Foto: LA NACION / Celina Chatruc
Domingo 17 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

"Paciencia hay que tener cuando las cosas no salen como uno quiere. Cuando las cosas van bien, hay que mantenerse enfocado." Conviene prestar atención al hombre que dice esto mientras almuerza yogur con granola en su única pausa del día a las cinco de la tarde, en una oficina sin ventanas, y que aprovecha incluso ese momento para dar entrevistas de diez minutos con periodistas internacionales.

Marc Spiegler sabe muy bien de qué habla. El director general de Art Basel se mantiene desde hace siete años en el top 25 del ranking de Art Review de las personas más influyentes de la escena artística global. Sin contar las sedes de Hong Kong y Basilea, donde la feria de arte más importante del mundo se fundó hace casi medio siglo, días atrás convocó en Miami a más de 80.000 personas y a 268 galerías de 32 países. "No hay que hacer nada más. Sólo aprovechar el impulso", agrega al responder la pregunta que llega insistente desde el sur del Río Grande: ¿cómo lograr que crezca la difusión global del arte latinoamericano?

Según Spiegler, ya lo tenemos todo. Por empezar, una sólida producción artística que aborda temas de interés para los coleccionistas "en un momento tan político". Y también para los curadores de arte latinoamericano de los principales museos del mundo, entre los cuales se contaría próximamente la argentina Inés Katzenstein.

Argentina '74, de Edgardo Antonio Vigo, una de las primeras obras vendidas en Art basel Miami
Argentina '74, de Edgardo Antonio Vigo, una de las primeras obras vendidas en Art basel Miami. Foto: Gentileza Richard Saltoun

Así quedó demostrado en Art Basel Miami, donde una obra de Edgardo Antonio Vigo fue una de las primeras vendidas en la feria. Argentina '74 muestra un cartel vial que representa la prohibición de girar a la izquierda. Está fechada dos años antes de que Abel, hijo del artista, fuera secuestrado por militares en La Plata. Nunca más se supo de él.

"Vigo es un gran ejemplo de artistas experimentales cuyos trabajos atrevidos permanecieron fuera del radar hasta hace poco", anuncia la galería inglesa Richard Saltoun, que ya había exhibido su obra en la última edición de la feria madrileña ARCO. "Aunque nunca abandonó su ciudad natal -agrega-, desde su desafiante posición local desarrolló un lenguaje internacional que usó la poesía visual y el arte correo para atacar la política exterior de Estados Unidos y las dictaduras militares en América Latina. Hoy es reconocido como una de las voces más poderosas e innovadoras del arte conceptual."

Otra artista argentina que se destaca por su activismo, Mariela Scafati, fue una de las grandes protagonistas de esta 16a edición de Art Basel Miami. "La galería Isla Flotante, de Buenos Aires, presenta una de las obras más dramáticas de la feria", escribió Gareth Harris en una elogiosa nota en el Financial Times al referirse a Handcuff Secrets (Secretos de esposas), la instalación de pinturas amarillas que cubrió un stand de piso a techo.

En el lugar justo, en el momento indicado: ése pareció ser el destino de esta obra que llamaba la atención al final de un largo pasillo desde la sección Positions, dedicada a artistas emergentes. Hasta allí se acercaron el mexicano Pablo Léon de la Barra, curador de arte latinoamericano del programa Guggenheim UBS Map Global Art Initiative, y el jurado del BMW Art Journey, concurso que premia al ganador con el viaje de sus sueños. Scafati se contó entre los tres artistas seleccionados para competir, y el veredicto se anunciará durante la próxima edición de Art Basel Hong Kong.

El "efecto Art Basel" no se hizo esperar. Ese mismo día, el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires anunció la compra de una pieza de Scafati exhibida este año en Muntref, en el marco del premio Braque.

Instalación de Mariela Scafati presentada por Isla Flotante en Art Basel Miami
Instalación de Mariela Scafati presentada por Isla Flotante en Art Basel Miami. Foto: Gentileza Isla Flotante

"Gran parte de esto es marketing." Esa bomba tira Daniel Hug, director de la feria alemana Art Cologne, desde el corazón mismo de Art Basel. Sentado en el sector vip de la feria que visita cada año para hacer relaciones públicas, con nombre y aspecto de Agente 007, plantea sus dudas respecto de semejante promoción a una galería argentina... justo después de que debutara en Buenos Aires el programa Art Basel Cities.

Seis años atrás, en su feria de Colonia, Hug recibía a Buenos Aires como ciudad invitada y afirmaba que América del Sur era "uno de los mercados de arte que más rápido están creciendo". Hoy se muestra más escéptico. "Art Basel presenta una idea de arte global que no existe. Si así fuera, no tendría sedes en tres continentes -señala-. La gente tiende a comprar lo que conoce. Todas las ferias son regionales, y gracias a Dios que es así. Porque si el mercado fuera uno sólo y colapsara, todo el mundo se vería afectado."

¿Otra burbuja?

¿Explotará la burbuja del arte, de manera tan violenta como la inmobiliaria? Nada hace prever un escenario catastrófico en esta ciudad donde las mujeres pasean en bikini por la calle y las marcas más lujosas del planeta redoblan cada año sus apuestas. Louis Vuitton dedica su vidriera en el exclusivo Design District a la colección Masters de Jeff Koons, que incluye una cita de La Gioconda, semanas después de que otra pintura de Leonardo Da Vinci se rematara en Nueva York por más de 450 millones de dólares.

Nadie parece querer quedarse afuera de este círculo virtuoso, simbolizado por el gigantesco piercing que el artista rumano Daniel Knorr instaló en el Collins Park. Hasta aquí viajaron los principales referentes de la escena artística global, en una semana que abarca 18 ferias paralelas a Art Basel. Entre ellas Pinta, dedicada al arte latinoamericano, impulsada por el argentino Diego Costa Peuser.

Con la misión de encontrarse con galeristas y conquistar un espacio en las agendas de los coleccionistas llegaron entre otros Julia Converti, gerente general de arteBA; Carlos Urroz, director de la feria madrileña ARCO, y la brasileña Fernanda Feitosa, fundadora de SP Arte. "Hacer ferias en el hemisferio sur es un reto, porque estamos lejos del epicentro que está entre Londres y Nueva York. Tenemos que hacer sinergia", opinó Feitosa tras reconocer que Art Basel Miami es una gran "puerta de promoción".

"El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer." Esta cita de Jorge Luis Borges fue elegida por la curadora española Chus Martínez para titular la sección dedicada al futuro en la próxima edición de ARCO. El tema reemplazará al país invitado, como fue la Argentina este año, e inspirará además cuatro exposiciones y un ciclo de cine en distintos puntos de Madrid. "Los países europeos no pueden poner la energía que ponen los latinoamericanos", reconoció Urroz a LA NACION, al adelantar que Perú será el protagonista en 2019.

"No hay que hacer nada más -diría Spiegler-. Sólo aprovechar el impulso."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas