0

Arte, arte, arte: Marta Minujín infla una escultura multicolor donde pedir un deseo

La Escultura de los deseos, de 15 metros de altura
La Escultura de los deseos, de 15 metros de altura Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot
La artista más "disparatada" inaugura hoy en Alcorta y Salguero una nueva apuesta a la alegría, para terminar su año de éxitos
Silvina Premat
0
15 de diciembre de 2017  

De lejos parecen caramelos gigantes que flotan sobre el césped; de cerca, grandes globos multiformes superpuestos, que ofrecen la ilusión de traducir los deseos de los humanos en el lenguaje de canarios, ruiseñores, pechitos colorados, golondrinas o calandrias. La Escultura de los deseos, de 15 metros de altura, que Marta Minujín inaugura hoy, a las 12, en la Plaza Perú (Av. Figueroa Alcorta y Salguero), es su primera creación totalmente inflable. Y a ella, una exponente del arte contemporáneo argentino a nivel global, con más de medio siglo de trayectoria, esta obra la tiene fascinada.

Marta Minujín junto a su obra lista para ser exhibida
Marta Minujín junto a su obra lista para ser exhibida Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

"A diferencia de otras esculturas en las que tardo, tardo, tardo días y días, esta la pude imaginar en un minuto y, de pronto, la nueva tecnología la realiza. Se puede llevar a cualquier parte y siempre será una escultura viviente. Eso me maravilló", contó Minujín a LA NACION ayer a la tarde mientras se "inflaba" la pieza, a la que le niega el estatus de escultura que su título proclama. "En realidad es una antiescultura, porque está llena de aire, es de plástico y de materiales absolutamente contemporáneos. Las esculturas siempre son sólidas, están fijas y no, como esta, alimentadas por motores. Esto es todo tecnológico".

La obra podrá verse hoy partir de las 12 en la Plaza Perú (Av. Figueroa Alcorta y Salguero)
La obra podrá verse hoy partir de las 12 en la Plaza Perú (Av. Figueroa Alcorta y Salguero) Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

En una jornada de tensión política y social, la artista comentó que haya o no paro hoy la "antiescultura" abrirá al público igual, porque "el arte no para". Y subió la apuesta: "Estoy segura de que si pusiéramos esta obra en la plaza del Congreso sería fascinante y todo sería más pacífico, porque el arte es pacifista". No es una novedad que el optimismo y la alegría son estandartes de Minujín. Aun cuando parezca fuera de lugar: "Soy como Dalí, que también era alegre. Todo era un disparate. Yo creo en el disparate y en el papelón. Es muy importante descolocar a la gente".

Marta Minujín infla una escultura multicolor donde pedir un deseo
Marta Minujín infla una escultura multicolor donde pedir un deseo Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

La nueva creación puede verse como una continuidad del Árbol de los deseos, que Minujín donó al gobierno porteño y que se instaló en la peatonal Florida hace unos años para esta época del año y fue vandalizada. Esta vez, la administración de la ciudad le cede el espacio público y Tarjeta Naranja financia su aventura.

Está sostenida sólo con tensores, permite ser transitada en su interior y cuenta con un dispositivo por el cual los visitantes pueden expresar un deseo ante un micrófono al momento de ingresar y escucharlo, al salir, "traducido" en el canto de un pájaro. Recurso que alude al Túnel de los pájaros, obra que integraba el Laberinto Minujinda en el Centro Cultural Recoleta en 1985.

Crédito: Alejandro Guyot

Diego Zagaría, diseñador industrial de Boreas Design, llevó los volúmenes imaginados por Minujín a la lona de nylon recubierta de PVC e imprimir el dibujo multicolor con el que fue creado, compartió el proceso de trabajo: "Fui al atelier de Marta, vi la escultura en una escala mucho menor, la modelé en tres dimensiones y la imprimimos. Todo un desafío".

Inspirada en una canción de quien fue uno de sus amigos, Jorge de la Vega, Minujín describe la obra "como diamantes en almíbar". Y en el año que plantó con gran repercusión su Partenón de libros prohibidos en Documenta de Kassel, agrega: "Quise jugar con lo que hacían los griegos, que buscaban la simetría. Yo busco la simetría asimétrica".

Cómo funciona

Dinámica

La Escultura de los deseos puede "visitarse" por dentro. En la entrada se pronuncia frente a un micrófono el anhelo y, al salir, se escuchará "traducido" por el canto de un pájaro.

Fotos

Un dispositivo permitirá al público tomarse una foto con la escultura, que estará a disposición sin costo para descargar en www.naranja.com.

Lugar y horarios

Estará en Av. Figueroa Alcorta 3400 hasta el próximo sábado 23; abierta de 11 a 20.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.