0

Las automotrices prevén aumentar la producción un 10% en 2018

Fuente: Archivo
Según las autoridades de Adefa se llegaría a cerca de 530.000 unidades; prometen inversiones por US$ 5.000 millones para los próximos cuatro años
María Julieta Rumi
0
15 de diciembre de 2017  • 14:44

Las proyecciones de las automotrices nucleadas en la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) para 2018 son optimistas. Según informaron hoy, la producción se incrementará un 10% y se alcanzarán así los niveles de 2015 con cerca de 530 mil unidades producidas, de las cuales 245 mil se exportarían ya que estiman que va a haber un crecimiento de las exportaciones del 18 al 20%.

En cuanto al consumo interno las proyecciones indican que aumentará un 4% hasta las 935.000 unidades lo que implica que el déficit entre lo que se produce y lo que se demanda continuará, pero según el presidente de la entidad, Luis Fernando Peláez Gamboa, "irá mejorando" con las inversiones de US$ 5.000 millones en el marco del Plan Un Millón.

"Estimamos que la producción va a crecer un 10% y se van a producir entre 520.000 y 530.000 unidades y las exportaciones van a aumentar entre un 18 y un 20%, jalonadas por Brasil, pero también por la dinámica extra sur que se empezó a generar en América Central. Y el mercado argentino pensamos que también va a tener una dinámica importante, no tanto como la de este año, pero podemos llegar a 934.000, 935.000 unidades, es decir, un 4 o 5% de crecimiento. Empezamos a ver que la ecuación empieza a ir en el sentido que tiene que ir: de producir más, de exportar más y, en un mercado robusto, que va en dirección al millón de unidades", afirmó Peláez Gamboa durante un encuentro con periodistas.

En este sentido, el también presidente de Renault dijo que el déficit entre lo que se produce y lo que se demanda continuará, "pero va a ir mejorando". "2019 va a ser el primer año pleno de inversiones y ahí se va a dar el cierre del gap. Lo bueno es que el año que viene la producción aumenta por encima del mercado".

Respecto de la meta del millón, el colombiano dijo que "si bien uno diría que nos falta la mitad" el objetivo es a 2023, o sea que, a partir de 2018, son cinco años más. "Si uno hace una cuenta lineal son 100.000 autos por año y somos 11 terminales, o sea que tendríamos que estar en 9.000, 10.000 unidades cada uno, que tampoco es que eso se comporta así. Algunos tienen una dinámica superior, otros inferior, depende del segmento que sea. Pero lo que si podemos decir es que este plan que tenemos de 5.000 millones de dólares de inversiones en los próximos tres, cuatro años, es lo que va a dar una dinámica muy importante para que unas terminales que hoy están en 50.000/60.000 unidades por año pasen a 110.000/ 120.000 unidades en el corto plazo. Con lo cual tener un crecimiento de 100.000 unidades lineal es muy probable. E inclusive siendo optimistas es posible que sea antes de 2023".

Sin embargo, dijo que el plan depende de que tres etapas se vayan cumpliendo: La de la productividad, el incentivo al mercado y la sostenibilidad. "Cuando hablo de competitividad, hablo del tema impositivo donde el Gobierno realmente está haciendo un trabajo interesante y que pienso que va en la línea con lo que está marcado en el plan. Para nuestro sector, el tema de la reforma fiscal tiene un impacto mucho más grande, pero en el caso de la industria automotriz va en una buena dirección en donde los impuestos a la producción se racionalicen y los impuestos a la comercialización igualmente. Como lo hemos dicho más de una vez cuando exportamos un auto, exportamos impuestos".

Consultado acerca de si la eliminación del impuesto interno de 10% para los autos de gama media prevista en la reforma tributaria podría efectuarse por decreto, Peláez Gamboa dijo que no tienen "información concreta", pero es una alternativa, mientras que algunas terminales ya garantizan el precio que tendrían las unidades con esa medida, es decir, entre un 7 y un 8% más baratos.

Por último, respecto a la reforma laboral, dijo que creen que más que una reforma tipo Brasil, se debería trabajar sector por sector y no atacar el tema del salario sino el costo extra salarial. "Según los datos que tenemos por cada dólar que se le paga a un empleado, el 53% corresponde a cargas sociales mientras que en Brasil es el 46%y en México, el 27%. O sea que todo lo que podamos hacer en los costos extra salariales, que se trabaje sobre cargas sociales, ART y productividad, creo que va en la buena dinámica de esa primera etapa de mejora de la competitividad".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.