Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Crecen los conflictos bélicos y la venta de armas en el mundo

El Mundo

Se registraron 27 enfrentamientos armados de importancia durante 1998 y 1999

 
 

ESTOCOLMO.- El número de conflictos armados en el mundo registró un importante aumento en 1998 y 1999 y produjo, además, un incremento en los gastos mundiales en armamento, indicó ayer en esta ciudad el Instituto de Ciencias para la Paz (Sipri).

En su informe anual de 770 páginas sobre seguridad global, el instituto señaló que se registraron 27 conflictos armados de importancia durante 1999, en comparación con los 19 registrados en 1997.

Los gastos en armamento totalizaron 780.000 millones de dólares en 1999, el primer aumento en varios años, aunque una cifra inferior en casi un tercio al total de 10 años atrás.

El aumento de los gastos mundiales en armas se atribuye a que las grandes potencias militares, Estados Unidos, Francia, China y Rusia aumentaron considerablemente sus presupuestos en defensa. Claro que, en términos relativos, son las naciones emergentes las que gastan más en armamento.

Víctimas

El mismo estudio indica que más de mil personas fueron asesinadas en 14 de los conflictos correspondientes a 1999. Y en cinco de los 27 se registró intervención militar externa, lo cual "sugiere que la intervención es la excepción y no la regla", agregó el Sipri.

El número de enfrentamientos armados permaneció inalterable desde el año último y están distribuidos geográficamente del siguiente modo: 11 en Africa, 9 en Asia, 3 en el Cercano Oriente, 2 en Europa y 2 en América del Sur.

Por otra parte, las operaciones de paz de las Naciones Unidas se vieron marcadamente incrementadas en 1999, con nuevas misiones en la República Democrática del Congo, Timor Oriental, Kosovo y Sierra Leona.

El informe del instituto con sede en Estocolmo revela, además, que el presupuesto armamentístico mundial creció en un 2,1 por ciento en 1999 respecto del año anterior.

En su informe anterior, el instituto sueco habló de una reducción del 3,5 por ciento en los gastos militares. No obstante, en comparación con el final de la Guerra Fría en 1990, se invierte en armamento una tercera parte menos.

La investigadora de Sipri, Elisabeth Skoens, dijo que el aumento en gastos de armas no significa, necesariamente, que la seguridad haya empeorado.

"Podría interpretarse como un período interino entre viejos y nuevos compromisos de defensa", dijo en una conferencia de prensa.

Rusia incrementó su presupuesto en un 24 por ciento, aunque, aun así, éste sigue siendo un 53 por ciento menor que antes de la desaparición de la Unión Soviética.

Una tendencia en alza

Otras regiones con crecientes presupuestos armamentísticos son el sudeste asiático y Africa, donde las constantes guerras hicieron continuar la evidente tendencia al alza de gastos militares que comenzó en 1997.

Así, la industria armamentística internacional continuó en 1999 su proceso de consolidación después del período de recesión registrado en la primera mitad de la década de los 90. Las ventas rusas registraron un aumento del 37 por ciento frente a 1998.

No obstante, el mercado de armas sigue dominado por Estados Unidos, que entre 1995 y 1999 exportó tantas armas como el resto de los países en su conjunto, concluyó el Sipri.

El instituto advirtió especialmente sobre el peligro de que Corea del Norte pueda estar llevando a cabo en secreto un programa de armas nucleares.

Corea del Norte no cumplió sus obligaciones bilaterales con la Agencia Internacional de Energía Atómica, lo que "refuerza la sospecha de que el país desarrolla programas de armamento nuclear".

En los años 90, Corea del Norte aceleró el desarrollo de misiles de largo alcance, que también fueron probados en varias ocasiones, y que abriría al régimen de Pyongyang la posibilidad de lanzar ataques con cabezas nucleares fuera de sus fronteras continentales, según Sipri.

{Subtít.concatenado} América latina gasta más

Los últimas mediciones de gasto militar en América latina evidenciaron que la región, pese a la escasez de conflictos armados de gran importancia, no estuvo al margen del aumento en gastos armamentísticos que se registró en todo el mundo.

En 1999, el gasto en armas y recursos bélicos aumentó en 10.000 millones de dólares en los países latinoamericanos, según un estudio del Centro de Estudios Económicos para América Latina (Cepal).

Ese informe determinó que la proporción de gasto militar es muy similar a la inversión en educación y salud en esta parte del mundo. El cálculo obtenido por la Cepal es el siguiente:por cada dólar que los países gastaron el año último en armarse, destinaron 1,1 dólar a la salud y 0,9 dólar a educación.

De acuerdo con esas cifras comparativas, la región de América latina y el Caribe registró el mayor aumento en gasto militar. En el bienio 1997-1998 alcanzó los 26.600 millones de dólares, equivalente al 1,3 % del producto bruto interno (PBI) de toda la región.

El año último el ex presidente de Costa Rica, Oscar Arias, lideró una comisión de ganadores del Premio Nobel de la Paz que redactó un Código Internacional de Conducta para la Transferencia de Armas.

Esta iniciativa, que busca impulsar en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pretende impedir la exportación de armas hacia regiones inestables, o a países donde se denuncien violaciones a los derechos humanos, o estén gobernados por dictadores.

Además, promueve que se establezcan criterios que deberían cumplir los gobiernos con el fin de fijar responsabilidades más claras en el comercio de armas. .

Agencias DPA y Reuters
TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015