Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Habló Manu Ginóbili: por qué tomó la última pelota del partido y lo que piensa de la admiración de sus compañeros

El bahiense atendió a los medios después de su gran y decisiva actuación en la victoria de los Spurs sobre Dallas Mavericks

Domingo 17 de diciembre de 2017 • 11:31
0
Manu, ante los medios
Manu, ante los medios.

SAN ANTONIO.- Pese a que Lamarcus Aldridge fue el goleador del equipo, Manu Ginóbili fue el hombre de la noche en la victoria de San Antonio Spurs sobre Dalas Mavericks, por 98-96, en un partido por la serie regular de la NBA. No sólo porque completó una interesante planilla en apenas 23 minutos, sino además porque tomó la última posesión del equipo y marcó el doble que le dio el triunfo al equipo de Gregg Popovich. Por eso, todos los medios fueron tras él después del encuentro. Y el respondió.

¿Cuál fue la intención al toma la pelota final? "Simplemente atacar, conseguir una falta, hacer que pase algo... Creí que íbamos a jugar con LA (Aldridge) en el poste, pero creo que fue una buena idea jugar así porque al poste se le complica manejar el tiempo restante. Para la última jugada, siempre es mejor estar mirando el reloj y saber cuándo atacar. Intenté usar la mayor cantidad de segundos antes de tirar y fui con todo. No sé qué pasó, sé que tenía a Matthews a mi derecha, pero fui con todo y salió bien", explicó el basiliense, de 40 años, en rueda de prensa.

En referencia a la jugada en la que recupera la posesión, Ginóbili comentó: "No sé, fue raro cómo recuperamos esa posesión. Mis compañeros hicieron un gran trabajo bloqueando pases y no tuvo salida. Después tuvimos suerte porque me pega en la pierna y le pega a él. Cosas que pasan, lo que destaco es que peleamos el partido hasta el final. Jugamos muy mal la mitad del partido o más, pero lo batallamos y llegamos a ese tiro. En situaciones como esa, es más fácil sacar lo mejor de uno porque no hay margen. Es todo o nada y recién ahí es cuando nos ponemos agresivos y sacamos lo mejor".

La última pregunta lo descolocó: "Tus compañeros dicen que tu esfuerzo los inspira, ¿qué se siente escuchar eso?". Pero igual fue al frente, como en la cancha: "Es un gran honor, claro. También es una gran presión (risas). Si no juego bien, estamos en problemas (risas). El esfuerzo es contagioso, pasa lo vemos a Patty (Mills) dirigiendo, cuando tres se acercan a levantar a otro, cuando el banco está metido y alienta. Todo aporta, todos tienen su rol, necesitamos la chispa de todo".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas