Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los trans: un grupo vulnerable, marginado y expuesto a muchos riesgos

Lunes 18 de diciembre de 2017

Los especialistas destacan que la comunidad trans es una población en situación de vulnerabilidad, en gran parte por la no aceptación social.

"En la Argentina, como en muchos otros países, esas personas experimentan niveles elevados de marginación, estigma social y problemas de salud que las exponen también a diferentes formas de violencia, que pueden ir desde la física, el acoso y el abuso verbal hasta incluso la agresión sexual", explica Claudia Frola, especialista en población trans de la Fundación Huésped.

Y agrega: "Cuando a estos prejuicios sociales se suman otros factores, como la falta de acceso a un empleo, a una educación y a una vivienda digna, el uso de sustancias y diferentes problemas de salud, aparece el riesgo de suicidio, muy presente en esta población".

Sin oportunidades

Ante la falta de oportunidades y la expulsión de sus hogares, gran parte de las mujeres trans se involucran en el trabajo sexual como una forma de ganarse la vida.

"En nuestro país, la tasa de prevalencia de VIH en mujeres trans es del 34%, en comparación con el 0,4% de la población general. La prevalencia de este virus es más alta no por ser trans, sino por todas las limitaciones que tienen para acceder a sus derechos", remarcan desde Huésped.

En este sentido, Valeria Pavan, psicóloga y coordinadora del Área de Salud y del Programa Integral para Identidades Trans de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), afirma que el promedio de expectativa de vida de las personas trans ronda los 35 y los 40 años.

"Las sometemos a pequeñas muertes diarias, constantes y cotidianas. Como sociedad occidental y cristiana, seguimos manejando representaciones alrededor del sexo y del género que son sólo tradicionales y que permiten las posibilidades de varón y mujer, y la verdad es que hay gente que arma su identidad de otra manera", dice Pavan.

En cuanto a la ley de identidad de género, desde el Inadi afirman que si bien la normativa está vigente desde hace cinco años, se debe trabajar también en lo cultural. "Respecto de los derechos, son ciudadanos de primera; sin embargo, las barreras aún hay que ir levantándolas. Hace falta que se respete y se conozca la ley primero en todos los ámbitos del Estado", subraya Silvina Maddaleno, del Programa de Diversidad Sexual del Inadi.

En esta nota:
Te puede interesar