Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En blanco y negro: la protesta de LeBron James contra las políticas de Donald Trump llegó a las zapatillas

Esta vez, usó un calzado de cada color

Martes 19 de diciembre de 2017
0
Foto: LA NACION

WASHINGTON.- LeBron James lanzó un nuevo mensaje en defensa de la igualdad entre razas al jugar el domingo un partido de la NBA con una zapatilla negra y otra blanca. "Equality" (igualdad) se leía en la parte posterior de las zapatillas del astro de los Cleveland Cavaliers, que aprovechó la visita de su equipo a los Washington Wizards para enviar su mensaje.

James, considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, siempre se mostró muy crítico con las políticas del presidente estadounidense, Donald Trump. "Sabemos lógicamente dónde estamos. Y sabemos quién lleva el timón", comentó James, de 32 años, tras el partido en la capital del país, sede de la residencia presidencial de la Casa Blanca.

"La igualdad consiste en entender nuestros derechos. En entender por qué estamos aquí y lo fuerte que somos como hombres y mujeres, negros, blancos o hispanos. La raza no juega ningún papel"

"La igualdad consiste en entender nuestros derechos. En entender por qué estamos aquí y lo fuerte que somos como hombres y mujeres, negros, blancos o hispanos. La raza no juega ningún papel". James se cambió su calzado habitual en el descanso y jugó los dos últimos cuartos con las zapatillas de dos colores. Dijo en broma que lo hizo porque estaba jugando mal. "Si eso es un mal partido, entonces... ¡uf!", exclamó incrédulo su compañero Kevin Love. "Él incide en los partidos en modos muy distintos, y hace muchas jugadas para los compañeros", destacó Love acerca de James. "Simplemente nos abastece y nos encuentra en nuestro lugar. Es lo que hace. Es nuestro líder".

James consiguió un "triple doble" para que los Cavaliers de Cleveland se impusieran el domingo 106-99 a los Wizards de Washington. El astro firmó 20 puntos, 15 asistencias y 12 rebotes para liderar a su equipo a una nueva victoria.

Después del partido, James afirmó que había elegido el diseño para un partido que se disputó a un kilómetro y medio de la Casa Blanca. "Éste es un hermoso país, y nunca permitiremos que una persona dicte cuán bellos y poderosos somos", manifestó James, cuatro veces elegido el Jugador Más Valioso de la NBA.

En septiembre pasado, Trump llamó "hijo de puta" al jugador de fútbol americano Colin Kaepernick y a los jugadores que han seguido su estela y se arrodillan o no se levantan mientras suena el himno nacional antes del inicio de los partidos. Además, instó a los equipos a despedir a quienes lo hacen. Kaepernick cumplirá el próximo 1° de enero un año sin jugar un partido. Se encuentra sin equipo desde que en marzo dejó los San Francisco 49ers porque ninguno lo ha intentado contratar, lo que muchas voces atribuyen a su activismo en el campo. James aseguró el mes pasado que Kaepernick está siendo boicoteado.

"Todos y cada uno de los clubes toman sus decisiones. Toman esas decisiones basándose en un montón de factores buenos para su equipo de fútbol. Y cuando lo hacen, es en el mejor de los intereses", manifestó el comisionado de la NFL, Roger Goodell, cuando fue preguntado sobre si Kaepernick debería jugar. "El objetivo de Kaepernick siempre ha sido, y sigue siendo, ser simplemente tratado con justicia por la Liga en la que ha jugado al más alto nivel y poder volver al campo de juego", dijo su abogado Mark Geragos

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas