Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eufóricos con el triunfo de Piñera, los mercados rompen un récord

El principal índice de la Bolsa de Santiago tocó su techo histórico; el presidente electo mantuvo su discurso de unidad y habló de Venezuela, EE.UU. y la economía

Martes 19 de diciembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

cerrar

SANTIAGO, Chile.- Chile es un país que vive interpretando señales. Si algo no viene bien, lo marcarán los indicadores de la economía y los gestos en la política. El triunfo holgado de Sebastián Piñera en el ballottage de anteayer puso a los mercados eufóricos y el índice de las principales acciones de la Bolsa de Santiago (IPSA) llegó a 5646 puntos poco antes de las diez de la mañana, con una suba del 7,8%.

Es la expectativa de una mayor inversión y el dato ya consolidado de que el país crecerá por lo menos 3% en 2018 lo que disparó los mercados y hundió en pocas horas al dólar, frente al fortalecimiento del peso chileno. "¿Por qué no reconocerlo? La comunidad de inversionistas tenía una predilección por el candidato de la centroderecha", dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y explicó que todo es muy natural: cuando hay incertidumbre sobre quién ganará una elección, los mercados se comprimen. Cuando se conoce al vencedor, se descomprimen.

Donde también hubo euforia fue en los adherentes de Piñera. Ninguna encuesta, comando ni analista calculó un triunfo claro y menos por nueve puntos sobre Alejandro Guiller: 54,57% (3.795.896 votos) sobre 45,43% (3.160.225 votos).

Tampoco supieron explicar que la participación subiera, superando los siete millones de electores, el 50% del padrón. Los expertos coinciden en que la estrategia del miedo a "Chilezuela" logró movilizar más a la derecha que el "todos contra Piñera" del bloque de Guillier. En la madrugada, de hecho, el grito en las calles de "Chile se salvó", los bustos y afiches de Augusto Pinochet en medio de los festejos y los discursos del sector más extremo de la oposición dieron cuenta de aquel fenómeno.

Piñera, sin embargo, procuró mantener un discurso de unidad y sus asesores evitaron que comentara temas como qué tanto le preocupa el sector pinochetista que lo respalda o con cuál de las derechas de su sector va a gobernar. Tampoco se refirió a la inmigración, que vive actualmente una suba histórica en Chile. De lo que sí conversó con los medios extranjeros presentes en Santiago, que sumaban 25 entre turcos, japoneses, chinos, españoles, árabes y otros más, fue de sus prioridades para la región y para los próximos años de relaciones internacionales.

En su casa del exclusivo sector San Damián, en Santiago, y después de desayunar con la presidenta Michelle Bachelet y de recibir visitas protocolares y otras privadas, el mandatario electo abordó primero la relación que tendrá con Venezuela y dijo: "Queremos que Venezuela logre lo antes posible un buen acuerdo que permita recuperar las libertades, la democracia, el Estado de Derecho y el respeto por los derechos humanos, y que también logre superar la grave crisis económica y humanitaria que está afectando y haciendo sufrir al pueblo venezolano. En lo que podamos colaborar para que se reencuentre con la democracia y el progreso, lo vamos a hacer con mucha convicción".

Consultado por el favoritismo aparente que ha demostrado el papa Francisco hacia Bolivia en su demanda marítima hacia Chile y en el diferendo que mantiene en La Haya, Piñera primero confirmó que Bachelet lo invitó a la reunión que tendrá en el Palacio de La Moneda con el Pontífice en su próxima visita a Chile. Aclaró, sin embargo, que "el Papa sin duda tiene una visión y una opinión sobre muchas materias, pero en esto yo me quedo con el derecho internacional, que establece que aquí se celebró un tratado en 1904, que se encuentra vigente y que Chile lo ha cumplido". Piñera agregó que protegerá y resguardará la soberanía y la integridad territorial de su país.

Sobre su relación con Donald Trump, explicó que mantendrá y fortalecerá las buenas relaciones entre ambos gobiernos, pero no hará causa común con Estados Unidos, que se retiró del Acuerdo de París. "Chile suscribió compromisos con respecto al medio ambiente y ese es nuestro aporte para controlar el calentamiento global y el cambio climático. Sobre Jerusalén, siempre hemos sostenido que la mejor, tal vez la única solución al conflicto, es la existencia de dos Estados, libres, soberanos e independientes: el Estado de Israel y el Estado palestino".

En lo económico, Piñera enfatizó que China, el principal socio comercial de Chile, tendrá la prioridad para profundizar y expandir su relación, especialmente en inversiones y ciencia y tecnología. También dijo que seguirá adelante con el TPP (Acuerdo Transpacífico) y que "la región Asia-Pacífico es el mundo del futuro". Con esa zona buscará la mayor colaboración.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas