Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El partido de las FARC

Miércoles 20 de diciembre de 2017
0

Como si hubiesen querido perpetuar las siglas que por más de 50 años quedaron identificadas con el período más violento y doloroso que vivió Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cumplieron con uno de los puntos del Acuerdo de Paz al crear su propio partido político al que denominaron Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

La cuestión del nombre fue debatida en un congreso donde se trataron cuestiones vinculadas con la nueva agrupación política y la opción planteada por Rodrigo Londoño, alias Timochenko, que propuso como nombre el de "Nueva Colombia", perdió ante la línea más ortodoxa de la ex guerrilla. En cuanto al diseño del logo de la agrupación, se trata de una rosa roja, que lleva en el medio una estrella del mismo color y que está inspirado en una vieja canción revolucionaria colombiana que dice: "Ellos llevan rosas rojas, flor de la guerrilla". Difícil les resulta desprenderse del pasado.

Es intención de ese nuevo partido alcanzar en un marco democrático los cambios trazados por sus fundadores hace más de 54 años. En este sentido, Timochenko aseguró: "Nos transformaremos en una nueva organización exclusivamente política que ejercerá su actividad por medios legales. Esto no significa que renunciemos a nuestros fundamentos ideológicos o proyecto de sociedad".

Según el especialista Fabio López de la Roche, hay dos miradas diferenciadas: la que apoya la paz con las FARC y la que la rechaza con el argumento de que son muchas las concesiones que se le hicieron, como el hecho de que sus ex comandantes no irán a la cárcel por los graves delitos cometidos.

Si bien son millones los colombianos que respaldaron los acuerdos de paz, un sondeo realizado por Gallup señala que sólo el 12% de ellos tiene una opinión favorable de las FARC. El resto las rechaza.

En marzo de 2018 se realizarán las próximas elecciones legislativas, que servirán como termómetro para conocer el grado de aceptación con que cuenta la nueva fuerza política.

Dejar atrás la disciplina militar y adoptar principios democráticos será la prueba de fuego que enfrentará ese partido, creado e integrado por miembros de la ex guerrilla, ante la mirada vigilante de la sociedad colombiana, que deberá ser estricta veedora del cumplimiento de lo pactado en los acuerdos de paz.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas