0

"Magic" Johnson e Isiah Thomas hicieron las paces tras 25 años de distanciamiento: una reconciliación a pura emoción

El abrazo de Johnson y Thomas, luego de un largo distanciamiento
El abrazo de Johnson y Thomas, luego de un largo distanciamiento
El anuncio del VIH positivo de Magic en 1991 habría sido el detonante de una enemistad que duró mucho más de la cuenta
0
20 de diciembre de 2017  • 17:52

MIAMI (dpa).- Earvin "Magic" Johnson e Isiah Thomas, dos de las grandes estrellas de la NBA de todos los tiempos, pusieron punto final a la pelea que iniciaron a principios de los '90 y que los tuvo distanciados por más de 25 años. Abrazos y lágrimas sellaron su reconciliación delante de millones de personas. Nunca estuvo del todo claro el motivo, pero la enemistad de las dos leyendas llevaba más de dos décadas. El quiebre se hizo visible cuando Johnson logró sacar a Thomas del "Dream Team" estadounidense, ganador del oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, en represalia por las palabras que supuestamente había pronunciado el base de los Detroit Pistons en su contra. "Magic", que en 1991 anunció que era VIH positivo, estaba molesto porque al parecer su entonces amigo lo señaló de ser homosexual.

Sin embargo, en 2009, Thomas reveló en diálogo con la revista "Sports Illustrated" que antes de que Johnson tuviera VIH su hermano ya la padecía, por lo que él conocía más de la enfermedad de lo que el propio "Magic" creía. "Permíteme disculparme si te hice daño en algún momento, Dios es bueno por reunirnos de nuevo", dijo Johnson mirando a los ojos a quien fuera su gran amigo delante de las cámaras de televisión. Los momentos felices compartidos en los años 80, y que se habían esfumado, regresaron en un minuto de sinceridad y perdón.

La NBA fue el artífice del reencuentro cara a cara que millones vieron en la noche del martes. Ambos, rodeados de trofeos y con la madurez que dan los años, aceptaron errores y prometieron recuperar el tiempo perdido. "Magic", de 58 años, y Thomas, de 56, quienes en su tiempo fueron considerados los mejores de sus respectivos equipos, Los Angeles Lakers y los Detroit Pistons, recordaron en segundos los buenos momentos que vivieron dentro y fuera de la cancha. "Solo para sentarme frente a ti y recordar esos momentos de diversión, excelencia, trabajo duro, soñar en grande, porque lo que hacíamos era soñar y ahora mira dónde estamos. Tu eres mi hermano", continuó Johnson con la voz entrecortada.

En ese momento, Thomas rompió en lágrimas y fue cuando "Magic" se puso de pie y extendió sus brazos. Ambos lloraron abrazados por 40 segundos y solo se escuchaba un "todo está bien hermano". "Yo siempre estaré aquí", fue lo único que pronunció Thomas, quien entre risas le advirtió a "Magic": "Sigo molesto porque me ganaste".

El ahora entrenador del equipo de la Universidad Internacional de Florida se refería a la final de la NBA de 1988 en la que los Lakers se impusieron sobre los Pistons en el último juego con un marcador de 108-105.

Ex jugadores, comentaristas deportivos y seguidores han aplaudido el reencuentro de las dos estrellas en las redes sociales, en donde el video ha sido reproducido cientos de miles de veces. "La entrevista de 'Magic'/'Zeke' (como era apodado Thomas) en NBA TV fue maravillosa, dos de mis héroes. Cuando el juego termina, lo que debemos apreciar es las amistades que construimos para siempre", escribió en Twitter Chauncey Billups, ex jugador de los Pistons.

"Magic" y "Zeke" se han convertido en ejecutivos jubilados. Johnson, además de ser dueño de una cadena de cines, forma parte del grupo propietario de Los Angeles Dodgers, actual subcampeón del béisbol norteamericano, y fue recientemente nombrado presidente de operaciones de los Lakers. Thomas, por su parte, fue presidente de operaciones y entrenador de los Nueva York Knicks, de donde salió por los problemas que tuvo con los jugadores y los pobres resultados deportivos. Ahora, sus caminos se volvieron a encontrar.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.