Lenovo Yoga 910, una convertible de alta gama, elegante y muy potente - LA NACION Lenovo Yoga 910, una convertible de alta gama, elegante y muy potente - LA NACION
0

Lenovo Yoga 910, una convertible de alta gama, elegante y muy potente

Lenovo Yoga 910
Lenovo Yoga 910
Con un Core i5 y 8 GB de RAM, este equipo puede utilizarse como una notebook o bien como una tablet de grandes dimensiones
Uriel Bederman
0
23 de diciembre de 2017  • 00:00

Los equipos convertibles corren el riesgo de ser tibios, de estancarse a medio camino entre una computadora y una tablet. El Yoga 910 de Lenovo, que la nacion puso a prueba, sale airoso de esta encrucijada gracias a su excelente desempeño como notebook. Si bien es convertible, es atinado describirla como una computadora portátil que en ocasiones puede ser utilizada como una tableta.

Tiene una pantalla de 14" que se acopla al cuerpo de la notebook por medio de bisagras cuyo aspecto origina disenso, aunque su funcionamiento es intachable. Con este mecanismo la pantalla puede ser colocada en cualquier posición, siendo apreciable su firmeza. Puede adoptar la postura típica de las notebooks o dibujar una V con su cuerpo, para colocarla en una mesa y disfrutar una película o una serie.

El display es Full HD (1920 x 1080 pixeles) y es táctil, una condición que rige en ambos modos de uso. Cuando se torna tablet, la interfaz de Windows 10 Home se adapta con mosaicos para simplificar la experiencia y cuando es necesario tipear aparece un teclado en pantalla.

En cualquiera de las modalidades, su hardware propicia una experiencia súper fluida. Para detallistas, vale notar que su teclado físico no incluye el alfanumérico y que algunas teclas presentan un diseño que requiere habituarse. Estos puntos se contraponen con un lindo detalle: el teclado es retroiluminado, con un tono azul claro. Su touchpad, por otro lado, es ajeno a cualquier crítica.

El equipo tiene especificaciones de la alta gama: procesador Intel Core i5, tarjeta gráfica Intel Graphics 620, 8 GB de RAM, lector de huellas digitales (debajo del teclado, hacia el sector derecho), y parlantes potenciados por tecnología Dolby, que entregan un sonido más que digno sin la necesidad de conectar equipos auxiliares. El modelo que llegó a nuestras manos tiene un disco SSD de 256GB y su batería es uno de los ítems destacados. Con un uso tradicional alcanzamos más de 7 horas de autonomía. En cuanto a puertos, cuenta con 2 USB-C (uno para carga) y uno USB 3.0. No hay HDMI ni ranura para tarjeta SD.

No podemos cerrar esta reseña sin hacer referencia al diseño del equipo Yoga 910, uno de sus aspectos sobresalientes, si no el más. Todo su cuerpo (incluyendo las mencionadas bisagras) es metálico. Construido en una sola pieza, hay que decir que la elegancia y robustez no van en desmedro de la liviandad; pesa 1,4 kilogramos. Las comparaciones son odiosas, aunque muchas veces necesarias. Una Apple iPad Pro, que es sólo tablet y tiene 12,9 pulgadas, pesa casi 700 gramos. Es en tanto un punto favorable el hecho de que este producto de Lenovo sólo duplique aquel peso. También es delgado, superando apenas los 14 milímetros de espesor.

Todas estas bondades tienen correlato es su precio de venta, que en el mercado local es de 29.999 pesos. Esta es la cifra para la variante que hemos puesto a prueba, con resolución Full HD. En otras regiones Lenovo también ofrece un modelo con resolución 4K e incluso con 16 GB de RAM. En cualquier caso, se trata de un equipo versátil, flexible y elegante; es híbrido, aunque es más eficaz como una notebook de tamaño medio que como una tablet gigante, más allá de de que por un rato pueda utilizársela como tal.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.