Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ciudadanos le apunta al PP y reclama un nuevo proyecto para Europa

Arrimadas, la candidata más votada en Cataluña, buscará apuntalar la estrategia de su partido de rivalizar con Rajoy

Sábado 23 de diciembre de 2017
0

BARCELONA.- Sería el cansancio de una noche intensa, pero a Inés Arrimadas le costaba sintonizar sus palabras con la expresión de su rostro. "Hoy es un día de victoria y celebración, porque ganamos las elecciones. Por primera vez un partido no nacionalista queda primero en Cataluña", dijo ayer la candidata de Ciudadanos.

Arrimadas asume que no podrá siquiera intentar la formación de un gobierno y que su hazaña de anteayer -terminó primera, con 25,3% de los votos y 37 bancas en el Parlamento regional- resulta insuficiente para impedir el regreso del separatismo al poder. Su misión será ahora pelear con más fuerza contra ellos y, al mismo tiempo, apuntalar la estrategia de su jefe político, Albert Rivera, de rivalizar con el Partido Popular (PP) del presidente español, Mariano Rajoy.

"España está reclamando un nuevo proyecto de país. Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar, estemos a favor o no de sus políticas, lo tenían. Hace tiempo que España necesita futuro, un proyecto que ilusione a la mayoría y permita salir del inmovilismo", fustigó Rivera, al lado de Arrimadas en un encuentro con periodistas en Barcelona.

El mensaje alimentó las especulaciones. Ciudadanos le compite al PP la hegemonía de la centroderecha en España y su éxito en Cataluña significa un problema serio para Rajoy. Rivera fue el aliado que le permitió asumir un gobierno en minoría el año pasado. Si la tensión entre ellos avanzara, el riesgo de un adelanto electoral se agigantaría.

"Nosotros al nacionalismo nos lo tomamos muy en serio. El gobierno de España no le ha dado el valor que merecía. Tal vez por eso la gente nos está viendo como una alternativa", insistió Rivera. ¿Eso significa que va a romper su acuerdo con Rajoy? No ahora.

"Ciudadanos cumple su palabra. Pero vamos a seguir siendo muy exigentes con el pacto de investidura en todos los temas. Y más ahora", señaló.

Mensaje directo a la Moncloa: aquel acuerdo nunca cumplido incluía medidas fiscales, proyectos anticorrupción e, incluso, una limitación del mandato presidencial que Rajoy no tiene ningún interés de aprobar.

Rivera crece en las encuestas a nivel español desde hace meses, beneficiado por su posición férrea contra los independentistas. Él se concentrará en Madrid, mientras la ya muy popular Arrimadas dará la batalla en Barcelona.

"La gente nos premió por nuestra claridad -dijo Arrimadas-. Logramos demostrarle al mundo que no hay una mayoría clara de catalanes que estén por la independencia. Lamentablemente una ley electoral injusta premia con más escaños en el Parlamento a quienes son minoría en la calle".

Añadió que son el PP y los nacionalistas quienes se han negado sistemáticamente a modificar esa normativa que sobrerrepresenta a las provincias menos pobladas, donde los partidos separatistas son más fuertes.

Guardiola, en un informe

El entrenador del Manchester City, Josep Guardiola, dijo ayer que esperará "a ver qué ocurre" luego de que su nombre apareciera citado en el informe de una investigación policial sobre el proceso independentista catalán. En los últimos meses, el DT apoyó a los políticos catalanes encarcelados y lució un lazo amarillo como señal de apoyo.

Cómo quedaron los protagonistas

Carles Puigdemont, ex presidente catalán

Salió inesperadamente fortalecido; la fuga a Bélgica le dio una ventaja competitiva para superar a su aliado y rival interno, Oriol Junqueras, preso en Madrid. Está en condiciones de gobernar, pero en riesgo de ir preso

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE

Quedó herido: apostó a una candidatura de "tercera vía" que pudiera construir una alternativa constitucionalista en Cataluña. El cuarto puesto resultó decepcionante y se quedó sin argumentos para aprovechar el traspié brutal de Rajoy

Mariano Rajoy, presidente español

No podía irle peor tras intervenir Cataluña. Los separatistas lograron la mayoría, Ciudadanos (su rival de centroderecha) salió primero en votos y el PP sufrió un naufragio histórico; quedó descolocado, sin soluciones a mano contra la crisis

Oriol Junqueras, líder de ERC

Era el gran favorito y terminó tercero; la cárcel le impidió defender su plan y la delegada que eligió para hablar en su nombre, Marta Rovira, decepcionó en TV. Nunca explicaron por qué no aceptaron una lista única con Puigdemont

Inés Arrimadas, líder catalana de Ciudadanos

Fue la ganadora moral, primera en votos, pero sin opciones de gobernar. El partido se revitalizó a nivel nacional. Su líder, Albert Rivera, quiere endurecerse ante Rajoy; dijo que construirá "un proyecto de país" que entusiasme a España

Pablo iglesias, líder de Podemos

Acumuló otra derrota; Cataluña es un terreno de arenas movedizas para él. Su oferta consiste en defender un referéndum independentista (para votar no). Le quita votos en España y lo condena a la intrascendencia entre los catalanes

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas