0

Kuczynski evita la destitución

0
26 de diciembre de 2017  

La principal bancada opositora del unicameral Congreso peruano -aquella que hoy está liderada por la legisladora Keiko Fujimori, que controla 73 de los 130 escaños acaba de fracasar en lo que terminó siendo un vano intento de destituir al presidente Pedro Pablo Kuczynski, alegando para ello una presunta "incapacidad moral permanente" del primer mandatario.

Ni siquiera los legisladores que responden al también legislador y hermano de Keiko Kenji Fujimori finalmente la acompañaron en su intento de desplazarlo.

Ante la acusación de haber recibido indirectamente pagos ilegales de la empresa constructora brasileña Odebrecht, el presidente lo negó, aunque quedó luego demostrado que había faltado a la verdad. Ocurre que Kuczynski enfrenta a un Congreso que está ampliamente dominado por la oposición. Al mentir, el presidente peruano quedó debilitado y, por lo tanto, resultó afectada una compleja tarea de gobernabilidad en un país cuya economía crece sostenidamente.

Aunque salió airoso y la crisis parece superada, lo ocurrido deja sin embargo algunas lecciones, como la insobornable lealtad de los dos principales colaboradores inmediatos del presidente: Martín Vizcarra, embajador en Canadá, y Mercedes Aráoz, la eficiente primera ministra del Perú. También hay que destacar la actitud de Kenji Fujimori, quien, a diferencia de su hermana, prefirió apuntalar la gobernabilidad de su país, sin acompañar el intento de destitución liderado desde las sombras por Keiko.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.