Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fujimori agradece el indulto y pide perdón, mientras crece la ola de indignación en Perú

Por primera vez, el ex presidente se disculpó por haber "defraudado" a algunos ciudadanos, pero no admitió delitos; Kuczynski pidió "pasar la página" y llamó a la reconciliación

Miércoles 27 de diciembre de 2017
0
Seguidores de Fujimori piden su libertad, enfrente de la Clínica Centenario de Lima, en donde está internado
Seguidores de Fujimori piden su libertad, enfrente de la Clínica Centenario de Lima, en donde está internado. Foto: Reuters / Guadalupe Pardo

LIMA.- En medio de un país convulsionado con un gobierno cada vez más débil, el ex presidente peruano Alberto Fujimori pidió perdón "de todo corazón" a quienes defraudó durante su década en el poder. Lo hizo a través de un mensaje de Facebook, en el que también agradeció al mandatario Pedro Pablo Kuczynski por concederle un indulto humanitario en la víspera de Navidad.

Desde la cama de la clínica donde está internado, el ex mandatario de 79 años calificó la decisión de Kuczynski como "magnánima" y dijo que en adelante apoyará a su llamado de reconciliación en el país.

Esta es la primera vez que Fujimori, que cumplía una pena de 25 años por delitos de lesa humanidad y corrupción, pide explícitamente disculpas por las medidas tomadas durante su mandato, entre 1990 y 2000.

"Soy consciente de que los resultados durante mi gobierno de una parte fueron bien recibidos, pero reconozco por otro lado que he defraudado también a otros compatriotas, a ellos les pido perdón de todo corazón", dijo Fujimori en su primera reacción pública luego del indulto que le otorgó Kuczynski.

El indulto desató una nueva tormenta política contra el presidente, que el jueves pasado se libró de ser destituido por el Congreso por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht al recibir apoyo de una parte del fujimorismo.

Kuczynski justificó anteanoche el indulto a Fujimori alegando que lo otorgó para reconciliar el país antes de que éste muera en prisión. El presidente reiteró que el indulto se asienta en "razones humanitarias" ante las sospechas de que sea parte de un acuerdo político con Kenji Fujimori, hijo del ex mandatario, para salvarse de ser destituido en el Congreso.

"Estoy convencido de que quienes nos sentimos demócratas no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión, porque la justicia no es venganza", dijo el mandatario tras una jornada de protestas contra la medida. "Ha sido la decisión más difícil de mi vida", añadió Kuczynski,

Fujimori es una figura que divide a los peruanos. Sus simpatizantes lo recuerdan como un líder de mano dura que salvó el país del terrorismo y de un colapso financiero, pero sus detractores aseguran que fue un déspota que disolvió el Congreso y violó los derechos humanos para retener el poder por diez años.

Desde el sábado, el ex presidente fue trasladado de su celda en un cuartel policial a una clínica, debido a una arritmia e hipotensión.

"La noticia del indulto humanitario que me ha otorgado el presidente me sorprendió en esta unidad de cuidados intensivos. Esto me ha producido un fuerte impacto en el que se mezclan sentimientos de extrema alegría y pesares", expresó Fujimori en el video.

Ayer, el ex mandatario salió de la unidad de cuidados intensivos y pasó a una sala de cuidados intermedios de la Clínica Centenario Peruano Japonesa. "Hay una evolución favorable, no está curado", dijo el médico de cabecera del ex gobernante, Alejandro Aguinaga.

La hija de Fujimori, Keiko, que impulsaba la moción para destituir a Kuczynski, se sumó ayer a los agradecimientos por el indulto. "Hoy es un gran día para mi familia y para el fujimorismo. Finalmente mi padre está libre", dijo.

En tanto, el escenario se complica para Kuczynski. Tres parlamentarios de los 18 que lo apoyaban dimitieron, también lo ha hecho el ministro del Interior, y los de Defensa y Cultura podrían hacerlo en breve.

Miles de personas salieron a la calle en Lima anteayer. Mañana, día en que Kuczynski y Keiko Fujimori están citados por la fiscalía por el caso Odebrecht, hay convocadas más protestas masivas.

El jefe de la oficina de derechos humanos para América del Sur de la ONU, Amerigo Incalcaterra, lamentó el indulto y señaló en un comunicado que la concesión de indultos "exige un análisis riguroso en cada caso, considerando la gravedad de los hechos en el marco de un proceso transparente e inclusivo".

El indulto conmutó la condena de 25 años de cárcel que recibió Fujimori por abusos de derechos humanos y corrupción, y también lo libera de otros juicios que pudiera tener pendientes, como la muerte en 1992 de seis campesinos a manos de un grupo militar que actuaba en las sombras durante su gobierno.

Fujimori está acusado de ser autor intelectual del asesinato de 25 personas durante una guerra sucia entre militares y guerrilleros. Ayer, el abogado de Abimael Guzmán, líder de la guerrilla peruana Sendero Luminoso, pidió la liberación de su cliente. Alegó que el guerrillero también "fue condenado por hechos de la guerra interna y se encuentra enfermo".

Agencias AFP, AP y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas