0

"Decoro público": qué prohibía el primer reglamento de baño creado en 1888 para las playas de Mar del Plata

Hombres y mujeres en los reclamos del año último
Hombres y mujeres en los reclamos del año último Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Se creó en Mar del Plata; los hombres no podían acercarse a más de 30 metros de las mujeres y no se podían usar anteojos con aumento
Juan Manuel Trenado
0
2 de enero de 2018  • 14:36

El año pasado, la policía impidió que tres mujeres hicieran topless en Necochea. Varios patrulleros se acercaron a la zona y amenazaron con detenerlas si no se cubrían el torso.

La medida activó el reclamo de los grupos feministas, que convocaron a una marcha que se autodenominó "el tetazo". Más allá de las manifestaciones, el juez en lo Criminal N°1 de Necochea, Mario Juliano, sostuvo que hacer topless no es un delito.

El tema, que parece seguir generando cierta tendencia a la polémica, es un deabte histórico para nuestro país. Las primeras reglas respecto de la vestimenta en las playas fueron escritas hace 130 años.

Con la llegada del ferrocarril a Mar del Plata en 1886, tras una gestión que comenzó con el gobernador Dardo Rocha, el progreso del pueblo fue notable. En las dos temporadas siguientes, los balnearios se hicieron más concurridos y las autoridades consideraron que era necesario establecer controles ante tanto fervor popular.

La primera noticia se publicó el 5 de enero de 1888. Bajo el título "Reglamento de baño", LA NACION escribió: "Se ha encargado a la receptoría de rentas de Mar del Plata de la policía de la ribera y costa en la parte sometida a la jurisdicción nacional. La expresada repartición queda encargada de proyectar un reglamento para los baños de mar en la localidad y remitirlo a la mayor brevedad al Ministerio de Hacienda. Se funda esta resolución en que es un deber de las autoridades nacionales velar por el orden y por el decoro público, en los puntos sometidos a su jurisdicción".

Esta ordenanza se gestaba al mismo tiempo que el desarrollo del balneario obligaba a tomar otras medidas de precaución. Un día después, se publicó la siguiente noticia: "Por disposición del prefecto marítimo saldrá hoy para Mar del Plata el perito naval Sr. E. Moises, un guardián, dos carpinteros y dos marineros, con el objeto de proceder a la colocación de seis boyas que sirvan a los bañistas de anuncio de peligro, y a la construcción de una rampa de 360 metros de largo por 30 de ancho. Se establecerá un servicio de vigilancia en el puerto, durante la estación balnearia. Esta la harán diariamente en un bote salvavidas los dos marineros que la prefectura ha enviado".

Los siete artículos del reglamento de baño de 1888

  • Artículo 1: está prohibido bañarse desnudo.
  • Artículo 2: el traje de baño admitido por este reglamento es todo aquel que cubra el cuerpo desde el cuello hasta la rodilla.
  • Artículo 3: en las tres playas conocidas por del Puerto, de la Iglesia y de la Gruta no podrán bañarse los hombres mezclados con las señoras a no ser que tuvieran familia y lo hicieran acompañando a ella.
  • Artículo 4: es prohibido a los hombres solos aproximarse durante el baño a las señoras que estuvieren en él, debiendo mantenerse por lo menos a una distancia de 30 metros.
  • Artículo 5: se prohíbe a las horas del baño el uso de anteojos de teatro u otro instrumento de larga vista, así como situarse en la orilla cuando se bañan señoras.
  • Artículo 6: está prohibido bañar animales en las playas destinadas para el baño de familias.
  • Artículo 7: está igualmente prohibido el uso de palabras o acciones deshonestas o contrarias al decoro.

Las críticas

En LA NACION se cuestionó la relevancia que se le dio al tema en comparación con otras necesidades. "Dos asuntos de bien diferente índole han preocupado por estos días la atención del ministro de hacienda (Wenceslao Pacheco): la reglamentación de primas a la exportación de carnes y la reglamentación de los baños en Mar del Plata. El receptor de rentas de aquel punto había manifestado la necesidad de acudir en protección del decoro por medio de un documento oficial que impusiese penas y prohibiciones.

"Indicaba tres playas como las más a propósito para reconcentrar los bañistas de ambos sexos, estableciendo entre unos y otros una distancia prudencial.

El 5 de enero de 1888, La Nación anunció la creación de un "reglamento de baño"
El 5 de enero de 1888, La Nación anunció la creación de un "reglamento de baño" Fuente: LA NACION

"Aconsejaba también el uso obligatorio de trajes que cubriesen todo el cuerpo, y la prohibición de todo aparato óptico capaz de acertar los objetos o aumentarlos de volumen".

Finalmente, cuestiona: "Un ministro de ese ramo debe ser poco versado en achaques de moral, bajo el punto de vista balneario. Hubiera entendido mejor de la cosa su colega del interior".

En esa edición, también, se publicó otra noticia que se tituló: "¿Delito el bañarse?". En la misma, se daba cuenta de una serie de detenciones, con el siguiente texto: "En la ayudantía de prefectura se encuentran en calidad de presos desde ayer dieciseis individuos por haber infringido la ordenanza sobre baños. Parécenos severidad extrema la que se usa en este caso. ¡Prisión y multa por bañarse en estos días tremendos! Debiera estimularse en vez de perseguirse la costumbre del baño. [...] Apiádese el funcionario al cual corresponde la resolución de este asunto, de los pobres detenidos, pensando en lo que él sentiría si no tuviese baño en su casa o con qué pagarlo en un establecimiento público".

Pero eso no fue todo. Hasta el presidente Miguel Juárez Celman estaba en Mar del Plata durante el tratamiento del tema. LA NACION, con cierto tono sarcástico, le dedicó algunos párrafos a aquel tema, por sus prolongadas vacaciones. "El presidente parece determinado a constituir su despacho oficial en Mar del Plata, si es posible entre el agua, en el traje prescripto por el ministerio de hacienda. El señor prefecto marítimo ayudará al despacho, facilitando la ida y venida de los documentos. Hallamos razón sobrada al señor presidente para preferir su actual residencia a esta, para establecer su despacho. Lástima que la constitución no sea de la misma opinión. Pero eso no debe preocupar a S.E. La constitución está muy acostumbrada a estos percances".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.