Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Estación Trump", el polémico plan de Israel para Jerusalén

Proponen bautizar así una nueva parada de tren cerca del Muro de los Lamentos

Jueves 28 de diciembre de 2017
0

JERUSALÉN.- El conflicto por el estatus de Jerusalén promete seguir en ascenso. El ministro israelí de Transportes presentó ayer un plan para ampliar hasta el Muro de los Lamentos una línea ferroviaria de alta velocidad que el gobierno espera inaugurar en los próximos meses, y que contempla bautizar la estación con el nombre de Donald Trump, en agradecimiento a la medida del presidente de mudar la embajada norteamericana a la ciudad santa.

El proyecto del ministro Yisrael Katz, que está en etapa de planificación, incluye dos estaciones subterráneas y excavar tres kilómetros de túnel bajo el centro de Jerusalén y el barrio histórico de la ciudad, muy sensible a nivel político e histórico. El Muro de los Lamentos es el lugar más sagrado donde pueden orar los judíos.

Se estima que la obra costará más de 700 millones de dólares y, si se aprueba, tardaría cuatro años en completarse, indicó el vocero del Ministerio de Transportes, Avner Ovadia.

La oficina de Katz señaló en un comunicado que el ministro había avanzado algunos detalles en una reunión con directivos de Israel Railways, y que le había dado prioridad en comités de planificación.

El ministro dijo que una estación de tren de alta velocidad permitiría a los visitantes llegar "al corazón latente del pueblo judío: el Muro de los Lamentos y el Monte del Templo". Además propuso poner a la futura estación el nombre de Trump "por su valiente e histórica decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel", a principios de este mes.

La decisión de Trump indignó a los palestinos y a buena parte del mundo islámico. La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la semana pasada una resolución que condenó el reconocimiento de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, y varios aliados tradicionales de Washington votaron a favor de la moción.

Es probable que la propuesta del tren hasta el Muro de los Lamentos encuentre oposición en la comunidad internacional, que no reconoce la soberanía israelí sobre Jerusalén Este, capturado por Israel en la Guerra de Medio Oriente en 1967 y anexionado más tarde. Los palestinos reclaman Jerusalén y el Casco Viejo, donde hay lugares sagrados para musulmanes, cristianos y judíos, como capital para un futuro Estado.

"El gobierno extremista israelí está intentando una carrera contrarreloj para imponer hechos en Jerusalén", dijo Wasel Abu Youssef, miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Excavar túneles hasta el Muro de los Lamentos también implicaría excavar en el barrio histórico de Jerusalén, donde las sensibilidades religiosas y políticas -así como varias capas de restos arqueológicos en una ciudad con 3000 años de historia- podrían crear un laberinto logístico y legal.

A pesar de la probable oposición al proyecto, Ovadia dijo que esperaba que los planes se aprobaran el año próximo, salvo grandes complicaciones. Está previsto que la línea de alta velocidad entre Tel Aviv y Jerusalén -cuyo trayecto demandaría 28 minutos- se inaugure en marzo de 2018.

"No hay motivo para que no se construya este tren", indicó. "Ya sabemos cómo lidiar con una oposición no menos difícil".

Katz propuso otros proyectos ambiciosos de infraestructura, como una isla artificial ante la costa de la Franja de Gaza que serviría como puerto marítimo y aéreo para el territorio palestino, y un tren que conecte Israel con Arabia Saudita.

Agencias AP, DPA y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas