0

Después de un 2017 difícil, Tinelli celebra las fiestas en su estancia de Esquel junto a Gillermina Valdes

Recién aterrizados, Marcelo y Guillermina caminan la pista de Esquel. Los acompaña Lucía Valdes, hermana de Guillermina, con su hija Mora en brazos.
Recién aterrizados, Marcelo y Guillermina caminan la pista de Esquel. Los acompaña Lucía Valdes, hermana de Guillermina, con su hija Mora en brazos. Crédito: Andrés Campos
Mientras define su futuro en Tribunales, aterrizó en la Patagonia con su mujer, su hijo menor y su cuñada para pasar Nochebuena lejos de los problemas
0
29 de diciembre de 2017  • 10:48

Frente a cámaras, donde es rey indiscutido, tuvo un 2017 brillante. Lideró el rating, ganó premios y volvió a marcar el ritmo de la televisión. Todos hablaron de él y de su programa. Sin embargo, el tsunami que arrasó con el Grupo Indalo se llevó puesta a la productora Ideas del Sur y atravesó la pantalla de su programa insignia, ShowMatch . El "difícil 2017" de Marcelo Tinelli (57) fue tema de debate en todos los medios.

Se sabe que sólo cobró los dos primeros meses de trabajo. Nada más. De acuerdo con el Plan Estratégico, que presentó el fondo de inversión OP Investments al juez en lo comercial Héctor Hugo, el Grupo Indalo le debe a Marcelo Tinelli 137.375.000 de pesos por su contrato de "exclusividad y conducción", además de 12.900.000 de dólares por la venta del 19 por ciento de las acciones de Ideas del Sur, de las que el conductor se desprendió en abril de 2016. Tras una larga serie de reclamos, algunos televisados (como el de los jurados del Bailando por un sueño, que evaluaron la posibilidad de no participar de las semifinales y final del certamen), el resto de los empleados de la productora parecen estar al día con sus sueldos. Distinto es el caso de los proveedores, que no cobraron lo que les adeudan.

El look de Guillermina para volar: ripped jeans, botas negras, trench de Perramus, pañuelo y cartera Céline. Salió del aeropuerto de Esquel con su hijo Lorenzo y su sobrina Mora de la mano. Desde allí partieron hacia Trafipán, la estancia que Marcelo Compró en 1999 y puso a la venta el año pasado.
El look de Guillermina para volar: ripped jeans, botas negras, trench de Perramus, pañuelo y cartera Céline. Salió del aeropuerto de Esquel con su hijo Lorenzo y su sobrina Mora de la mano. Desde allí partieron hacia Trafipán, la estancia que Marcelo Compró en 1999 y puso a la venta el año pasado. Crédito: Andrés Campos

El futuro de la productora se debate en Tribunales. Y uno de sus destinos, no tan remoto, puede ser la quiebra. Al panorama, que es sumamente complejo, se suma además la particular situación de los dueños de Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián de Souza, que están detenidos y enfrentan un proceso judicial por el delito de fraude contra la administración pública. Marcelo Tinelli quedó en una posición sumamente incómoda ya que firmó contrato "de exclusividad" con ellos hasta 2022, aunque entiende que el acuerdo cayó, quedó terminado, cuando ellos dejaron de cumplir con sus obligaciones. Los acusa en la Justicia por "delitos de estafa, desbaratamiento de derechos acordados e insolvencia fraudulenta".

La mujer de Marcelo no se despegó de su cachorro Norma, mini maltés.
La mujer de Marcelo no se despegó de su cachorro Norma, mini maltés. Crédito: Andrés Campos

En medio de semejante vorágine, Marcelo decidió tomar distancia y voló a Esquel con Guillermina Valdes y su hijo Lorenzo para disfrutar del aire puro de la Patagonia. Se alojaron, por supuesto, en Trafipán, la estancia de 1360 hectáreas que el rey de la televisión compró en 1999. Mientras tanto, sus hijos mayores fueron tomando posición en Guanahani, la chacra marítima de Punta del Este.

  • Fotos: Andrés Campos

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.