Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Putin ordena "liquidar" a los terroristas en el lugar de los ataques

Dijo que si son un riesgo para la policía no deben ser detenidos

Viernes 29 de diciembre de 2017
0

MOSCÚ.- En un acto militar, el presidente ruso, Vladimir Putin, definió como "un acto terrorista" la explosión ocurrida anteayer en el centro comercial Gigant Hall, de San Petersburgo, y les pidió a las fuerzas de seguridad que "cuando corran riesgos liquiden a los terroristas en el lugar".

"Di la orden al director de los Servicios Federales de Seguridad [FSB, ex KGB] de actuar según la ley, sólo según la ley, cuando están trabajando en operativos de arresto de los terroristas", dijo Putin. "Sin embargo, en el caso en que hubiera un riesgo para nuestros agentes se deberá actuar con decisión, no capturar a nadie y liquidar a los terroristas en el lugar", agregó, según la agencia de noticias Tass. También dijo que se había frustrado otro ataque en San Petersburgo, sin dar más información.

A pesar de la alusión previa a la legalidad, las órdenes de Putin les sonaron a muchos como un llamado a una total falta de piedad y una suerte de "licencia para matar" muy poco sutil.

"¿Qué sucedería si miles de terroristas hubieran regresado a nuestra patria armados y bien entrenados?", se preguntó el mandatario ruso ante el auditorio militar, que asistía a una ceremonia de premiación de los efectivos que se distinguieron en Siria.

Según el Kremlin, es un riesgo concreto, ya que en abril pasado el Consejo de Seguridad Nacional estimó en 2700 los ciudadanos rusos -en su mayoría originarios del Cáucaso- que combatieron en Siria e Irak en las filas de Estado Islámico (EI) y Al-Qaeda.

En San Petersburgo, en tanto, las investigaciones continuaron a pleno para individualizar a los responsables del atentado en el Gigant Hall, en el norte de la ex capital zarista. La explosión de un artefacto en una zona de almacenaje para las bolsas de los clientes dejó 14 heridos, algunos en condiciones "relativamente graves", según las autoridades sanitarias.

Por estos días los centros comerciales de las principales ciudades rusas están repletos de clientes, debido a que la Noche de San Silvestre marca el corazón de las fiestas invernales y el momento en el cual se producen encuentros familiares con intercambios de regalos.

San Petersburgo, ya castigada en abril último por un ataque en el subte que causó 15 muertos y decenas de heridos, parece el objetivo privilegiado por los terroristas.

El vocero del presidente, Dimitri Peskov, salió a rechazar las críticas al gobierno y expresó: "No es correcto sostener que la ciudad [de San Petersburgo] es vulnerable".

"Todos los centros poblados del mundo pueden ser blanco de los terroristas: a veces los ataques son desbaratados; otras, no. Pero la lucha sigue y estamos tomando medidas preventivas", afirmó Peskov. Putin dijo semanas atrás que la operación militar rusa en Siria fue un golpe preventivo contra el terrorismo en su país. Además, señaló que la amenaza de ataques habría sido mucho mayor si no hubiera intervenido en Medio Oriente.

Agencias AP y ANSA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas