Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fotos de papel, recargadas: probamos la impresora HP Sprocket

Es un dispositivo portátil y sin cables; no usa tinta para imprimir las fotos

Sábado 30 de diciembre de 2017 • 00:17
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Todo cambia, y hoy atesoramos fotografías en discos rígidos y tarjetas de memoria, olvidándonos casi totalmente de la alternativa analógica, la foto en papel. Propuestas como la Sprocket, de HP, buscan recuperar el hábito de la impresión de fotos, acortando la brecha con las prácticas portátiles e inalámbricas que llevamos adelante con los smartphones, centro de nuestras vidas digitales.

La Sprocket no usa cartuchos de tinta, sino hojas especiales basadas en zinc
La Sprocket no usa cartuchos de tinta, sino hojas especiales basadas en zinc.

La Sprocket que probamos en la nacion no se encuentra sola en esta avanzada. Hace poco Motorola presentó el Moto Mod Polaroid Insta-Share Printer, que se puede conectar a la familia de smartphones Moto Z, para materializar fotografías directamente desde el teléfono.

La propuesta

Como decíamos al principio, la Sprocket es una impresora portátil pensada para imprimir sin cables y directamente desde el celular. Tiene un tamaño reducido que la hace muy transportable: 7 cm de ancho por 11 cm de largo. Incluye una batería interna de 500 mAh que tarda poco mas de una hora en cargarse; para eso deberán utilizarse el cable micro USB y un cargador (no incluido en el packaging).

Para comenzar a imprimir fotos desde el móvil, habrá que instalar la app Sprocket en el teléfono (está disponible para iPhone y Android). Desde allí, y luego de habilitar la conexión Bluetooth en el móvil, se establecerá el vínculo con la impresora.

Para cargar el papel hay que retirar la tapa e incluir el pack de papeles fotográficos con tecnología Zinc (se incluye un pack de 10 hojas). Seguidamente, se deberá encender la impresora y seleccionar la fotografía por imprimir. La app incluye un simple editor que permite agregar marcos, establecer filtros o realizar retoques menores de brillo y contraste, y también agregar textos y emojis.

Imprimir sin tinta

La Sprocket no incluye cartuchos de tinta ni toners, sino que los papeles de impresión –que funcionan con zinc– habilitarán los diferentes colores con la aplicación de calor sobre el papel, consiguiendo impresiones limpias, sin desechos y en unos 30 segundos. El resultado son fotografías impresas en un tamaño de 5 x 7,6 cm.

En la parte trasera, cada hoja tiene un sticker que, luego de retirarlo, permite pegar la fotografía en cualquier superficie.

Haciendo números y a la hora de comprar los consumibles nos damos cuenta de que el valor de cada impresión puede ser algo elevado: los packs de 20 papeles, que se consiguen en las cadenas de retails y en la tienda HP Oline, cuestan $ 299, lo que da como resultado una inversión de $ 15,95 por impresión.

En conclusión

La Sprocket es una interesante idea para quienes gustan de tener recuerdos impresos y sin cables que medien en la tarea. La impresora es liviana (170 gramos) y tiene el tamaño de un celular, lo que limita en algún punto el tamaño de las impresiones que permite realizar. Sin embargo, sus puntos a favor son muchos: impresiones casi inmediatas, libres de tinta y con la posibilidad de pegar las fotos una vez impresas.

Ya se consigue en el mercado local a un valor de $ 3599.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas