Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los dragones atacan de nuevo: las criaturas de Ciruelo conquistan La Rural

El artista argentino diseñó "Dragonland", 4 mil metros cuadrados de una mitología que atraviesa culturas y épocas; entretenimiento y educación, unidos en una idea común

Sábado 30 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Ciruelo dice que es la muestra más grande que hizo en el mundo
Ciruelo dice que es la muestra más grande que hizo en el mundo. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Aunque tienen alas, viajaron en barco desde París. Treinta dragones en escala monumental forman parte de Dragonland by Ciruelo, la muestra inaugurada ayer en La Rural. Los organizadores estiman que en Buenos Aires la propuesta convocará a más visitantes que en la Ciudad Luz donde, en dos meses y medio, reunió a 75.000 personas. Un tercio de los dragones animatrónicos, es decir, dragones robots que pueden mover la cabeza, la cola y las alas, fueron diseñados sobre la base de la estética de Ciruelo (1963), el artista argentino residente en Barcelona; más precisamente, en Sitges, en una casa con vista al mar construida por él mismo. En Dragonland, que ocupa 4000 metros cuadrados del Pabellón Ocre de La Rural, se exhiben además pinturas y "petropictos" del compatriota que trabajó con George Lucas. Los porteños vieron algunas de esas obras en el Centro Cultural Konex años atrás. "Estaban en Buenos Aires aún y nos pareció apropiado sumarlas a la muestra en ese predio alucinante", dice Ciruelo desde España.

El dragón atraviesa mitologías de antiguas civilizaciones de todas las regiones del mundo. Pueblos germanos, celtas, griegos y tehuelches dieron forma a ese ser alado, representante del más allá de las especies. Reptiles con alas de murciélago, peligrosos como tigres y temidos por los humanos, fueron descriptos de manera magistral por Jorge Luis Borges y Margarita Guerrero en El libro de los seres imaginarios, donde se estableció una genealogía literaria que iba de Chuang Tzu a Homero, pasando por Carl Jung.

Los dragones que invadieron La Rural impactan por igual a grandes y chicos. Los adultos, seguidores del arte que despliega Ciruelo, encontrarán en Dragonland pinturas e ilustraciones donde ese animal quimérico es protagonista en escenarios fabulosos. "Son geografías de los sueños", indica el creador. Pero es sobre todo una atracción ideada para los niños, que podrán conocer todo un elenco de dragones que habitan leyendas.

"El concepto de Dragonland es el de edutainment", dice a LA NACION Lucas Capalbo, coordinador de la productora Akemusic. Surgido de la fusión de los términos education y entertainment, el edutainment se orienta a los contenidos educativos combinados con aspectos lúdicos para entretener a los chicos. En la muestra de La Rural, que se extenderá durante todo el verano porteño (con aire acondicionado), los dragones en sus respectivos hábitats informan sobre creencias arcaicas, mitos y fantasías medievales. Algunas de las diferentes especies son Ryu, Amphitere, Linworm, Amphisbaena, Dracon Rex y Hobsyllwin, la dragona blanca, favorita de Ciruelo.

La obra de Ciruelo, desde hace treinta años, se vende muy bien en Estados Unidos. Ingresó a ese mercado como ilustrador y creador de portadas de discos de bandas de rock. "El mercado de arte fantástico es en verdad minoritario -dice a LA NACION-. Aunque hoy hay un gran interés, promovido por series como Game of Thrones."

Ilustrador exitoso desde la juventud, Ciruelo se convirtió en artista con los años. "Hace tiempo estoy vinculando los dragones a la cultura precolombina; es una novedad que aporto al arte fantástico en el hemisferio norte. Mayas, incas y tehuelches tienen una rica tradición mitológica, que nosotros llamaríamos fantásticas. En todas esas culturas el dragón se vincula con la trascendencia y no con el pasatiempo", aclara.

La moda de los dragones se popularizó en el mundo entero. "Pero también hay una resonancia en esa atracción, que tiene que ver con cosas que van más allá del entretenimiento. Para mí, la imaginación es lo más importante que posee el ser humano. La figura del dragón evoca nuestros mundos de ensoñación." Dragonland by Ciruelo activa una tradición milenaria a la vez que permite tomarse una vacaciones del mundo material.

Novedades sobre un tema antiguo

Canción de hielo y fuego

Autor: George R. R. Martin

Presenta a los dragones como seres peligrosos y capaces de decidir batallas.

Cómo entrenar a tu dragón

Autor: Naomi Novik

Da a los dragones el rol de la caballería en unas fantasiosas guerras vikingas. Sus criaturas pueden comunicarse con otras especies y aconsejan a los humanos.

La historia interminable

Autor: Michael Ende

Tiene como coprotagonista a un dragón blanco de la suerte, quizás el más alegre de la literatura sobre dragones, que acompaña al joven héroe en la Gran Búsqueda.

Tiempo de dragones

Autor: Liliana Bodoc

La santafecina escribió con Ciruelo el guión de esta película de Pablo Helman que aún se encuentra en proceso. A partir de esa tarea, Bodoc publicó ya dos títulos: La profecía imperfecta y El elegido de la soledad.

El hobbit

Autor: J. R. R. Tolkien

Narra la travesía de Bilbo Bolsón. Acompañado por el mago Gandalf y un grupo de enanos heroicos, tratará de sortear las amenazas del dragón Smaug en la Montaña Solitaria.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas