Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un incendio dejó 12 muertos en el Bronx

Un chico que jugaba con un horno habría iniciado el fuego

Sábado 30 de diciembre de 2017
0

NUEVA YORK.- El incendio residencial más grave en varias décadas en Nueva York, que dejó 12 muertos y cuatro heridos en estado crítico, habría comenzado cuando un chico jugaba con un horno a gas y se extendió en pocos minutos a todos los pisos de un edificio del barrio del Bronx.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo ayer que entre las víctimas había cuatro menores de uno, dos y siete años y un chico cuya edad no se dio a conocer.

En medio de un frío intenso de casi 10 grados centígrados bajo cero, unos 170 bomberos pudieron rescatar a 12 personas. Algunos de los sobrevivientes fueron alojados en una escuela cercana y se pidió a los vecinos que donaran ropa.

"Lo que creemos en este punto es que desafortunadamente se produjo por un accidente: un pequeño jugando con un horno en el primer piso del edificio", comentó De Blasio en una entrevista con la radio WNYC.

El comisionado del Departamento de Bomberos, Daniel Nigro, dijo que el incendio es "de magnitudes históricas", debido al número de víctimas mortales. Excluyendo los ataques del 11 de septiembre de 2001, fue el incendio más grave desde 1990, cuando 87 personas murieron en un siniestro en el Happy Land Social Club, también en el Bronx.

El incendio estalló en la planta baja del edificio de cinco pisos poco antes de las 19 del jueves y se extendió rápidamente por la estructura centenaria cerca del zoológico del Bronx.

Thierno Diallo, un guardia de seguridad de 59 años oriundo de Conakry, Guinea, que vive en la planta baja, dijo que estaba durmiendo cuando golpearon a su puerta. Le tomó unos instantes comprender lo que sucedía.

"Escuché a la gente gritar: «¡Hay fuego en el edificio!»", dijo. "Escuché a alguien decir: «¡Fuego, fuego, fuego!»". Rápidamente salió corriendo a la calle en bata de baño, saco y sandalias.

Algunos inquilinos, una mezcla de neoyorquinos e inmigrantes latinos y africanos, bajaron por las escaleras de incendio. Pero la propagación de las llamas fue tan veloz que algunos ni siquiera pudieron salir de sus departamentos.

Una de las preguntas pendientes es cómo se pudieron propagar las llamas tan rápidamente en un edificio de ladrillo construido después de los incendios catastróficos de inicios del siglo XX, que llevaron a aprobar leyes más estrictas.

El edificio tenía más de 20 unidades y carecía de dispositivos modernos antiincendios, como sistemas de riego y construcción interior de acero, y según The New York Times se habían registrado seis violaciones de las reglamentaciones de la ciudad en el edificio.

Agencias AP y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas