Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Horror en Santa Fe: mató a su ex pareja y otros cuatro familiares

Facundo Solís, un agente del Servicio Penitenciario santafecino, tenía varias órdenes de restricción perimetral luego de las denuncias presentadas por la madre de dos de sus hijos

Sábado 30 de diciembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Un fuerte operativo policial logró atrapar al agente penitenciario que se había atrincherado en la casa de las víctimas
Un fuerte operativo policial logró atrapar al agente penitenciario que se había atrincherado en la casa de las víctimas. Foto: Télam

SANTA FE.- El horror volvió a conmocionar a esta ciudad en los últimos días del año, tal como ocurrió en diciembre pasado. Durante la siesta de ayer, un agente penitenciario cometió un quíntuple crimen. Facundo Solís, suboficial del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (GOEP), mató a su ex mujer, su ex suegra, su ex cuñada, a la hija de su ex pareja y al novio de ella. A todos los ejecutó a balazos con su arma reglamentaria.

También resultó herido un joven, de 17 años, hijo de su ex cuñada, quien se encuentra internado en el Hospital Provincial Dr. José María Cullen, donde se recupera de una quebradura en uno de sus brazos, producto de la balacera. El asesino fue detenido tras un fuerte operativo establecido por la policía de Santa Fe tras recibirse el aviso de los vecinos de la familia masacrada.

Según trascendió, Solís tenía una medida de restricción perimetral.

Los hechos se desencadenaron pasadas las 14.30 de ayer, en un caserío de la calle Vicente Zazpe al 4100, del barrio Santa Lucía, cuando Solís volvió a la vivienda que ocupaba su ex mujer, ya que alrededor de las 11 retiró a los dos hijos en común -de 5 y 9 años- y los trasladó a casa de su madre. Cuando su ex pareja lo recibió hubo un breve altercado. De inmediato comenzó la agresión a balazos. Mariela Noguera fue la primera víctima.

Luego se dirigió a la casa contigua que ocupaban su ex suegra, de 70 años, junto a su ex cuñada Sonia, de 20, la pareja de esta y su hijastra, Ailén, de 20. "Los mató sin siquiera intercambiar palabras", aseguró un vecino que fue testigo del sangriento ataque.

Luego del raid homicida, el agente penitenciario se atrincheró en el domicilio de la ex mujer y, antes de quedar detenido, le disparó al hijo de su ex cuñada, de 17 años, quien fue trasladado al hospital Cullen con una herida de bala en el brazo y permanece allí en observación, fuera de peligro.

"Era un loco. Tenía un montón de restricciones por violencia. Varias veces vino la policía a sacarlo y siempre se iba gritando que iba a volver a matarlos, y pasó eso", comentó acongojada una vecina y amiga de las víctimas.

"Salí de casa y la vi a su ex mujer tirada en la calle. Al resto los mató en otra vivienda; no se puede creer", se lamentó la vecina, que evitó dar su nombre a la prensa. Otro de los vecinos, Cristian, comentó que Mariela Noguera, ex mujer del agresor, tenía dos hijos con él. "Son muy pegados con mi familia, la más chiquita está todo el día en casa porque vivimos al lado y nos gusta cuidarla", señaló.

Ese vecino que conocía bien el movimiento de la familia atacada, dijo que "imaginaba que algo así podía pasar", pero agregó que "no a este nivel, nunca me imaginé que pudiera matar a cinco personas, sabía que a ella la podía llegar a lastimar".

Antecedentes de violencia

Según informes a los que tuvo acceso LA NACION, el autor del quíntuple homicidio tenía tres denuncias por violencia de género, realizadas por su ex mujer, y le habrían fijado una orden de restricción, que no respetaba.

El Servicio Penitenciario provincial no habría tenido acceso a esos antecedentes, por lo que Solís se mantenía en servicio y con su arma reglamentaria, la misma que utilizó para completar su matanza.

En el Ministerio de Seguridad de Santa Fe se confirmó que Solís había ingresado en el Servicio Penitenciario provincial en octubre de 2005. En su foja de servicio sólo figuran dos sanciones leves, la última en 2015, por lo que no registraba suspensiones. Tampoco tenía antecedentes penales ni psiquiátricos.

Pese a no tener problemas en su trabajo, en el barrio los vecinos sentían miedo por sus arrebatos.

"Era conflictivo con ella (por la ex mujer) y con los vecinos, siempre. Imaginábamos que podía llegar a pasar algo así, porque él era muy agresivo", aseguró a la prensa una de las vecinas, identificada como Liliana.

Noguera, la ex mujer del penitenciario, trabajó en el área de Derechos Humanos de la provincia y participó incluso en varias marchas organizadas por el colectivo "Ni una menos". Actualmente cumplía tareas en la Dirección de Administración del Ministerio de Justicia de la provincia.

El fiscal Gonzalo Iglesias, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), tiene a cargo la investigación y ordenó que los forenses realicen las autopsias, ya que si bien la mecánica de las muertes sería evidente, se necesita aún determinar si las balas fueron disparadas por el arma secuestrada, circunstancia que sería la prueba más concluyente contra Solís.

"Vi una carnicería, una película de terror", aseguró Cristian, el vecino que ingresó en el lugar de la masacre.

Se trata del segundo caso de similares características registrado en Santa Fe en los últimos doce meses. El año pasado, en vísperas de la Navidad, Marcos Feruglio, de 25 años, asesinó a su ex suegra y al hombre que era pareja de la mujer; a su ex suegro y una adolescente menor de edad -hija de su ex cuñada-. Esa masacre fue desatada por una discusión sobre dónde los hijos pasarían la Navidad.

Facundo Solís

Detenido por asesinato

Profesión: agente penitenciario

Provincia: Santa Fe

Pedido de ayuda

Mariela Noguera, ex pareja de Solís, había realizado varias denuncias por violencia de género.

Un arma en su mano

Pese a esas denuncias, Solís continuaba en su puesto, con permiso de portación del arma.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas