0

En Florida, golf, política y tuits todos los días

De vacaciones en el club Mar-a-Lago, el magnate suele mantener la rutina
0
31 de diciembre de 2017  

MIAMI (AFP).- Donald Trump pasa sus vacaciones de fin de año en su club Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida), un lugar tranquilo, pero que no es sinónimo de silencio para el presidente, que se manifiesta a diario. El magnate llegó hace una semana, acompañado de su esposa, Melania, y repitió prácticamente la misma rutina cada día.

Poco antes de las 9 (hora local), la comitiva presidencial sale de Mar-a-Lago y toma el puente que conecta la isla de Palm Beach y el continente con destino al Trump International Golf Club, en West Palm Beach, a unos 10 minutos en auto. El convoy, por lo general, se detiene ante las luces rojas.

Los seguidores del presidente lo esperan todos los días en el puente con carteles de "Trump 2020", "El mejor presidente" o "Hillary a prisión". Más raro es ver a sus detractores, pero una mujer con remera rosa, en la que se podía leer la palabra "Resistir", lo esperó una mañana frente al campo de golf.

En unas imágenes grabadas por CNN a través de los árboles, se pudo ver al presidente con su habitual atuendo para jugar al golf: chomba blanca, pantalón negro y su famosa gorra roja, convertida en emblema de su campaña. Conduce su propio carrito de golf.

¿Quiénes son sus compañeros? Unos amigos, su hijo Eric, un senador republicano y, lo más importante, muchos golfistas profesionales, incluido Jim Herman. Más tarde, Trump desayuna en el restaurante del club de golf, el Grill Room.

Ahí es donde el jueves pasado concedió una entrevista improvisada al periodista del The New York Times Michael Schmidt, sentado en una gran mesa redonda, mientras sus amigos y otros conocidos lo saludaban. Alrededor de las 14, el presidente regresa a Mar-a-Lago. Solo el día de Navidad no tenía programado jugar al golf, ya que asistió a una misa y visitó una estación de bomberos.

Las ráfagas de tuits generalmente llegan por la mañana, antes del golf, y después, por la tarde y la noche: Trump rechazó conceder cualquier tregua en Navidad.

Críticas al FBI, promoción de su balance económico, "masacre" de Estado Islámico, Corea del Norte, ataque contra la revista Vanity Fair: Trump tuitea y retuitea, más de 40 veces en una semana.

La actividad política en Estados Unidos se retoma en los próximos días. Trump regresará a Washington con desafíos urgentes sobre presupuesto, inmigración, salud e infraestructura. Todos los presidentes se toman vacaciones: Barack Obama las pasaba en Hawai y George W. Bush, en Texas. Pero antes de ser electo, Trump había criticado particularmente a su predecesor por el tiempo que pasó en los campos de golf.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.