Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De los lectores: cartas & mails

Sampaoli y nuestra escala de valores; Un cambio ejemplar; Bandera para 2018; Cálculos a largo plazo; Sensibilidad; Universidad docente; El Papa, en Chile; Decks peligrosos; Baños en Pinamar

Domingo 31 de diciembre de 2017
0

Carta de la semana

Sampaoli y nuestra escala de valores

La vergonzosa escena que protagonizó Sampaoli nos debería llamar a la reflexión a todos. Me entristece profundamente la liviandad con la que tomamos este hecho gravísimo. Existe un silencio cómplice que refleja una vez más nuestra pobre escala de valores. Ganar un Mundial parece ser más importante que conservar el decoro y la integridad que merece cualquier cargo donde está en juego ni más ni menos que la imagen que damos al mundo. No nos damos cuenta de que al avalar que esta persona siga en su cargo avalamos también que este tipo de actitudes pasen desapercibidas, sin consecuencias. Y me pregunto: ¿son estos los líderes que queremos que nos representen? Personas que supuestamente deben dar el ejemplo, pero que con sus conductas demuestran soberbia, patoterismo, falta de humildad y, sobre todo, que creen erróneamente que pueden estar por encima de la ley.

Yo, como argentino, no quiero más este tipo de líderes.

Alejandro Estivariz

DNI 36.101.163

Un cambio ejemplar

Después de muchos años de estatismo, la necesidad de reducir el déficit de los presupuestos nacionales, provinciales y municipales es inevitable y no puede seguir postergándose. Como el camino de aumentar la presión fiscal no es viable, el gasto del Estado debe reducirse y los ajustes en todos los niveles son inevitables. Vidal dio el ejemplo: eliminó las jubilaciones de privilegio y suprimió el 22% de los cargos políticos. Rodríguez Larreta siguió por ese camino y además limitó los ingresos de los cargos ejecutivos. En los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación hasta ahora no se ha visto mucho ajuste, y los ministros, secretarios, diputados, senadores y jueces siguen manteniendo las irritantes jubilaciones de privilegio que no son un ejemplo de austeridad. Tampoco los 45 días de vacaciones del Poder Judicial y la exención del impuesto a las ganancias de los jueces. Y la falta de transparencia de las obras sociales sindicales, una indignante fuente de corrupción que sigue tolerando el Gobierno. Ajustar el gasto del Estado es una tarea difícil e ingrata, pero necesaria. Para que sea factible, es imprescindible sincerar y explicar las razones de su necesidad. Y dar ejemplos de austeridad desde arriba hacia abajo, porque sin ellos no hay ajuste políticamente viable. El Gobierno empezó por lo más fácil, con los indefensos jubilados. Ahora sería bueno que continuaran haciendo el cambio que prometieron y en el que la mayoría creímos, al votarlos. Y si dan el ejemplo, esa mayoría los va a apoyar.

Ricardo E. Frías

DNI 4.362.046

Bandera para 2018

La justicia social ha sido una de las banderas del peronismo, la más importante. Sin embargo, es una bandera hecha jirones por las políticas de gobierno practicadas por el propio peronismo en los últimos treinta años. El resultado: más pobres, más desigualdad, más violencia social. Quienes condujeron a la Nación a este estado de cosas hicieron sus negocios a costa del país y sobre todo de aquellos que más necesitan. Gobernaron desde la soberbia, y hoy, cuando la Justicia los llama a rendir cuentas, todavía les queda el recurso -como dijo la ex presidenta- de considerarse perseguidos políticos. En las puertas de un nuevo año y con un gobierno que nos promete defender la república y que prioriza la transparencia de sus actos, sería promisorio que el Presidente se animara a levantar esa bandera caída de la justicia social. No es una tarea sencilla. Tendrá que pedir un sacrificio a toda la sociedad, sobre todo a los que más pueden, como han dicho los obispos recientemente. Deberá escuchar aún más a los ajenos que a los propios para dar el ejemplo de que la tarea es de todos. Llevar la educación a un nivel que alguna vez tuvo y que es el único medio para ser una mejor sociedad. Castigar al violento, al evasor, es decir, al que no le importa el otro. Dar seguridad. Promover la igualdad de oportunidades para los más jóvenes. Y muchas cosas más. Sobre todo actuar desde el ejemplo y la verdad. Un 2018 para levantar una bandera caída. ¿Usted se anima a esto, señor Presidente?

Matías Aníbal Rossi

matiasrossi2014@gmail.com

Cálculos a largo plazo

Los cuatro mayores representantes del área nos explicaron cómo será la economía de aquí a 2020, sin explicarnos por qué ni cómo se equivocaron sobre lo que estamos viviendo. Ellos no saben si estarán en sus cargos, pero saben cuánto será la inflación. Vivimos ya un gran error de cálculo cuando nos hablaron del primer semestre, los humoristas aclararon que no hubo error porque no dijeron a qué semestre se referían.

Por favor, no profeticemos más, y menos a largo plazo.

Ricardo Pinhas Slelatt

pinhasricardoyahoo.com

Sensibilidad

En respuesta a la carta del lector Raúl Fagalde, que se queja por el poco espíritu navideño y de fin de año de la ciudad de Buenos Aires por las pocas ornamentaciones en espacios públicos y calles, le recuerdo que nuestro país está de luto. Se perdieron 44 vidas de compatriotas en el mar, y sus familias y los argentinos no estamos para "adornos", sino para saber qué pasó. Además, el gobierno porteño debe invertir mucho dinero en arreglar los destrozos que dejaron los vándalos aquel lunes negro. Como dice la conocida frase: "Argentinos, a las cosas". Argentinos, a trabajar por un bien mayor. Tengamos sensibilidad con el dolor ajeno y de a poco iremos pareciéndonos a un país normal con gente normal.

Graciela Maratea

DNI 12.714.771

Universidad docente

la nacion, en su edición del 28 de diciembre, informa en un título: "La Iglesia pide a la Ciudad que retire de la Legislatura el proyecto para crear la universidad docente" . Me provocó sorpresa y enojo. ¿Cómo es posible que la Iglesia se oponga a la formación de un instituto que ha de jerarquizar la profesión docente? Estamos viviendo una etapa en la que ya nadie duda de que la formación educativa de la sociedad será fundamental tanto en lo individual como en lo colectivo. Rechazar un proyecto tendiente a lograr esos fines por cuanto "podría" significar la pérdida de algunos puestos de trabajo es egoísta y reaccionario. A medida que el mundo evoluciona se van perdiendo trabajos y se crean nuevos. En la misma nota se señala que el pedido eclesiástico, firmado por el cardenal Poli en una carta abierta dirigida al jefe de gobierno de la ciudad, causó disgusto en el gobierno, que descartó aceptar la demanda eclesiástica. Mayor sorpresa tuve cuando leí que el pedido podría estar vinculado con las diferencias entre el papa Francisco y Mauricio Macri. Si fuera así estaríamos en presencia de un escándalo.

Romeo di Piero

romeodipiero@hotmail.com

El Papa, en Chile

Tras leer sobre las medidas de seguridad que se están tomando en Chile por la visita del papa Francisco, me preguntaba cómo es posible que, estando a tan sólo dos horas de vuelo, no quiera pasar por su país natal. Me causa dolor y mucha bronca. ¿Hay grieta? Quizás por un milagro de Dios se logre entonces superar. ¿Qué cuesta probar?

Leticia Giffoni

DNI 507826

Decks peligrosos

Como especialista en accidentes de tránsito, he visto con asombro cómo se están instalando mesas y sillas sobre estructuras, generalmente de madera, llamadas decks, armadas sobre la calle en restaurantes o cafés. A nadie escapará la cantidad de accidentes que tenemos en el país, con lo cual, sólo es cuestión de tiempo para que alguien por impericia o imprudencia se lleve puesto uno de estos sectores y tengamos que lamentar una desgracia. Será entonces el momento en que todos cuestionaremos quién autorizó esto y cómo nadie previó lo que iba a suceder. Además, se siguen eliminando lugares de estacionamiento en una ciudad que no fue concebida para semejante parque automotor. Es un tema que al menos merecería un mejor análisis por parte de las autoridades de la ciudad, antes de que haya un título en la tapa de los diarios por un accidente en esos lugares.

Julio Ignacio García

DNI 13.938.360

Baños en Pinamar

Me dio mucho gusto enterarme de que en Pinamar se instalaron treinta y tres obras contemporáneas en distintas locaciones, para incrementar las propuestas culturales y el buen gusto. Pero, por otro lado, el cuidado de los mayores y de los turistas no es lo esperado. Los jubilados no tienen descuentos en el cine, y las playas publicas, ni sanitarios. En algunos casos hay 400 metros de playa sin baño. Es demasiada distancia para buscar un balneario que se lo brinde. La comodidad y la necesidad no son lujos.

Que los jubilados tengan descuentos no es un privilegio, es una prioridad.

Deseo que la municipalidad tome en cuenta estas falencias y les busque las soluciones.

Marilyn Cornille

DNI 4.533.138

En la Red

Destrozos cerca del Congreso: reina la impunidad si los responsables no pagan

Facebook

"Me enoja que siempre paguemos nosotros y los distintos gobiernos sigan permitiendo que seamos rehenes y nos extorsionen"

-Mercedes Alcira Pérez

"Que se lo descuenten a los partidos políticos que estaban ahí en las próximas elecciones, cuando tengan que recibir el famoso fondo de dinero para la campaña electoral. Esa minoría violenta no nos representa en las urnas y tiene que aprender. Hacer eso no es democracia. ¡Que les duela en el bolsillo!"

-Griselda Basgall

"Nuestra cultura se ha degradado paulatinamente, se tolera la transgresión, aumentó la violencia y se convive con intolerancia"

-Bernardo Kraemer

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas