Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Angustiante pedido a Macri y Putin por el submarino

Los familiares reclamaron que continúe el rescate y valoraron el aporte ruso

Martes 02 de enero de 2018
SEGUIR
LA NACION
0

MAR DEL PLATA.- Molestos, piden que el presidente Mauricio Macri los atienda, que no les dé la espalda. Y al gobierno ruso, que no afloje, que mantenga aquí los buques, especialistas y medios técnicos para garantizar una búsqueda que pueda dar los resultados esperados: encontrar el submarino ARA San Juan. Familiares de los tripulantes se unieron ayer en este reclamo, tras un nuevo parte en la Base Naval Mar del Plata, donde las novedades volvieron a ser mínimas y sin mayores expectativas en lo inmediato.

Familiares agradecían ayer en Mar del Plata la ayuda de Rusia
Familiares agradecían ayer en Mar del Plata la ayuda de Rusia. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi

El informe de la víspera volvió a sumar decepción: los tres últimos contactos que se habían advertido en las profundidades quedaron descartados. El paneo de las profundidades confirmó que se trataba de formaciones rocosas.

Ahora esperan que la Armada atienda el pedido sobre un nuevo punto de posible ubicación del buque. Hasta aportaron las coordenadas: 43° 7' sur y 58° 57' oeste. Los familiares explicaron a LA NACION que en ese dato coinciden dos videntes que consultaron, uno de esta zona y otro de México. "No han tenido resultados con los cálculos propios, queremos que también prueben con este que les estamos aportando", insisten.

También proponen al Gobierno que además del esfuerzo con medios propios se contrate a privados expertos en búsqueda de buques hundidos, entre ellos el grupo que encontró el Titanic. Aseguran que es una inversión que se justifica.

Otra vez, como hace casi un mes, la presencia de parientes de los marinos desaparecidos el 15 de noviembre último volvió a ser nutrida. Hay casi medio centenar alojados en los hoteles del Instituto de Obras Social de Fuerzas Armadas (Iosfa), donde -al igual que en Navidad- anteanoche compartieron una sencilla y muy emotiva cena de Año Nuevo en el Hotel Antártida.

Un grupo tuvo oportunidad de visitar la semana pasada la base de Puerto Belgrano, donde tiene epicentro el comando del operativo de búsqueda. Autoridades navales les contaron el plan afrontado, respondieron a preguntas y hasta los llevaron a uno de los buques que participó del rastrillaje.

"Sentimos que nos han dado respuestas a las inquietudes que teníamos, creemos en el trabajo que se está realizando y que se continuará, por lo que nos confirmaron", dijo Claudio Sandoval, tío del tripulante Celso Vallejo, que participó de aquella excursión.

Otro grupo está insatisfecho. "Hay cuestiones que no logran aclararnos, con temas todavía poco claros", indicó Diego García, hermano del suboficial Luis García. "A mí y a muchos nos han dejado más dudas que certezas", remarcó.

El derrotero del submarino, las maniobras y el rumbo que se les habían ordenado y diferencias entre su posible ubicación y distancias recorridas son parte de este mar de preguntas que todavía espera respuestas entre decenas de familiares.

Luisa Rodríguez, madre del tripulante Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez, mostró una bandera rusa para expresar su reconocimiento a ese país y exigió que no se vaya. "Que hablen Macri y [Vladimir] Putin, se lo pedimos los familiares de 44 personas que necesitan ser rescatadas", explicó. El agradecimiento oficial se plasmará con una nota vía Cancillería.

A casi siete semanas desde el último contacto de radio con el ARA San Juan, hay familiares que confían en encontrar a la tripulación con vida.

Por eso insisten en hablar de rescate y no tan sólo de búsqueda. Marta Vallejos es la expresión extrema de tanta fe: hoy cumple 37 días de ayuno, una ofrenda personal porque está convencida de que su hermano Celso y los 43 compañeros están con vida. "Le pido al Presidente que nos apoye, que no nos abandone", dijo a LA NACION.

Marcela Moyano, esposa del tripulante Hernán Rodríguez, fue más dura con Macri. "Mientras usted está de vacaciones junto a su familia, yo estoy destruida porque desde hace 46 días hay 44 personas desaparecidas en un inmerso mar por negligencia humana del Gobierno y la base", afirmó. Por eso le pide que "actúe" e intervenga para que el buque ruso no se vaya, porque "es la última oportunidad que tenemos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas