0

50 innovaciones educativas

0
2 de enero de 2018  

"Abrir la imaginación educativa en las escuelas, movilizando la voluntad, el deseo, la pasión por aprender". Esta consigna, tan preciada y a la vez tan poco practicada en nuestro actual sistema educativo, es uno de los motores que dieron paso a la edición de la obra 50 innovaciones educativas para escuelas, a cargo del reconocido Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Axel Rivas, director del Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa del Cippec y uno de los responsables de ese ingenioso material, lo explica en términos más que claros: "Llamamos innovaciones educativas decisivas a aquellas experiencias, proyectos o metodologías que pueden ser implementados para generar una poderosa apropiación del conocimiento por parte de los alumnos".

Entre las propuestas compendiadas figuran las tertulias literarias, el diálogo como centro del aprendizaje; hacer que el aula hable, orientado a que los estudiantes desarrollen confianza personal y dominio efectivo de la expresión y la comunicación verbal; documentar para aprender, profundizar los aprendizajes y mejorar las prácticas educativas; una enseñanza basada en el diálogo entre pares, e intercambios grupales guiados para promover el trabajo colaborativo.

Se trata de un libro dotado de originalidad en su concepción y en su elaboración, apto para incentivar las motivaciones de los aprendizajes, cuyo beneficio merece ponerse al servicio de docentes, alumnos y, sin ninguna duda, del acompañamiento hogareño de numerosos padres.

Posee la cualidad de lo que es realmente atractivo tendiendo a gratificar el afán de encontrar nuevas cuestiones para mover el pensamiento y estimula la curiosidad del lector de distintas edades, que desea abrir las puertas de la imaginación y del razonamiento, incentivados por planteos y preguntas.

Lo señalado da ocasión para estimular mediante diversos recursos y planteos las condiciones del trabajo mental asociado, lo que supone otro mérito destacable: afirmar y hacer productiva la habilidad de estudiar con otros, sabiendo escuchar, evaluar y criticar con fundamento.

Los autores han procurado que esta obra se constituya en un espacio que reúna tendencias e ideas innovadoras aptas para las políticas educativas y para la actividad escolar. La función del libro es colaborar en la labor de "la imaginación educativa", que se cumple en la escuela, cuyo beneficio se concreta en los aprendizajes a través del esfuerzo compartido.

Además de Rivas, participan como compiladores Fernando André y Lucas Delgado, en tanto que una destacada nómina de especialistas presenta ejemplos prácticos de cómo integrar la creatividad a los contenidos curriculares.

Es un trabajo digno de recomendar. Un libro que, como bien dice Rivas en el prólogo, está lleno de esperanzas practicables, en un mundo plagado de miradas catastróficas sobre nuestra educación.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.