Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las protestas en Irán se vuelven más violentas y ponen en guardia al régimen

La ola de manifestaciones en reclamo de reformas económicas y políticas dejó 12 muertos y obligó al presidente Rohani a admitir los problemas, aunque amenazó con responder con mano dura

Martes 02 de enero de 2018
0
Los disturbios continuaron ayer en una avenida de Teherán
Los disturbios continuaron ayer en una avenida de Teherán. Foto: AFP

TEHERÁN.- Los iraníes entraron en 2018 con la mayor conmoción popular desde hace nueve años, en medio de una ola de protestas contra el gobierno que ya dejó al menos 12 muertos -uno de ellos, policía-, decenas de heridos y cerca de 300 detenidos.

La escalada de violencia alcanzó su clímax el domingo, con diez muertos en la capital y otras ciudades. El ambiente social seguía caldeado ayer pese a la intervención del presidente, Hassan Rohani, que dijo entender a los manifestantes, pero advirtió en duros términos contra los "alborotadores".

Se trata de las primeras marchas de magnitud desde el movimiento democrático de protesta en 2009 contra la reelección del ex presidente ultraconservador Mahmoud Ahmadinejad, cuya represión dejó 36 muertos según la estadística oficial o 72 según la oposición.

De acuerdo con la televisión pública iraní, que prácticamente pasó a monopolizar la información de las protestas, sobre todo en el interior del país, "algunos manifestantes armados intentaron tomar comisarías y bases militares, pero se enfrentaron a una seria resistencia de las fuerzas de seguridad".

La televisión oficial habló de enfrentamientos generalizados con víctimas en Tuyserkan y Shahinshahr, y otras fuentes hablaron de incidentes similares en Izeh, así como de disturbios en Teherán.

Precisamente en la capital iraní una joven se convirtió en símbolo de la protesta al desafiar las normas religiosas desatando su velo y haciéndolo flamear en medio de una calle concurrida. La chica fue arrestada pero su cara ya se había hecho viral en las redes sociales.

El gobierno bloqueó más tarde la información que subía a las redes sociales Instagram y Telegram, donde además se convocaba a las marchas; ambas fueron bloqueadas para "mantener la paz" en el país, según explicó la televisión. Varios funcionarios exigieron una dura reacción contra los extremistas que buscan crear "un clima destituyente".

"Los problemas de la gente no son simplemente de naturaleza económica, están pidiendo más libertades", dijo Rohani durante una sesión de emergencia en el Parlamento, en alusión a los sectores liberales de la sociedad que además de las mejoras económicas reclaman en las calles reformas culturales y políticas.

"El gobierno no tiene todo bajo su control", señaló el mandatario. Mientras el presidente dirige el gobierno, en efecto, la máxima autoridad de la República Islámica reside en el ayatolá Ali Khamenei y el establishment religioso que lo secunda en lo más alto del poder. Rohani, conocido por su estilo reformista, aboga en cambio por una mayor apertura política y social.

Todos los sectores del gobierno coincidieron, sin embargo, en decir que las fuerzas del orden no dispararon contra los manifestantes en las marchas, y acusaron a presuntos "alborotadores" y "contrarrevolucionarios" que se habrían infiltrado en las protestas a fin de alimentar la espiral de violencia.

"El pueblo iraní responderá a los alborotadores, una pequeña minoría que insulta los valores revolucionarios", dijo Rohani. "Nuestra economía necesita una gran operación de cirugía", afirmó el mandatario, e insistió en la determinación del gobierno para "solucionar los problemas de la población".

Rohani sacó el país del aislamiento con el acuerdo nuclear de 2015 con Estados Unidos y otras potencias, gracias al cual negoció el levantamiento de las sanciones que pesaban sobre el país desde hacía una década. Si bien se esperaba una mejoría de la situación, con más inversiones y comercio exterior, los frutos del acuerdo se hacen esperar.

La economía cotidiana se hizo de hecho más compleja. Los disturbios de los últimos días, que comenzaron el jueves pasado en la ciudad de Mashad, surgieron en medio de recientes medidas de austeridad adoptadas por el gobierno, como reducciones en gastos sociales y el alza de los combustibles (ver página 3).

"La vida es verdaderamente dura, los altos precios nos asfixian. Mi marido es empleado público, pero su sueldo dista mucho de alcanzar para llegar a fin de mes", dijo Farzane Mirzaie, una madre de dos hijos en medio de las protestas en Teherán. La mayoría de sus familiares trabajaban en una fábrica de alfombras que debió cerrar hace poco.

Mientras los manifestantes en algunas partes del país critican la política exterior de Rohani y su participación en ciertos escenarios de la región, como el conflicto palestino-israelí, otros se concentraron en reclamar contra el aumento vertiginoso de los precios de productos básicos, el desempleo en ascenso y la desigualdad de ingresos.

La inflación se mantiene en un 10% anual, pero algunos productos básicos aumentaron tres o cuatro veces más y el desempleo volvió a crecer por tercer mes al 12,3%.

Desde Washington, el presidente norteamericano Donald Trump, contrario al acuerdo nuclear, escribió en su cuenta de Twitter que Irán "está fallando en todos los niveles, pese al acuerdo terrible que hicieron con el gobierno de Obama (?) ¡Es tiempo de cambiar!".

Rohani contestó que los norteamericanos, "entre otras cosas, no pueden soportar el éxito de Irán en la lucha contra el terrorismo y en el fortalecimiento de la estabilidad regional, en especial en Siria, Irak y Líbano". Y apeló a la teoría conspirativa como parte de las protestas: "Está claro lo que traman contra Irán".

Grave ataque saudita en Yemen

Por lo menos 28 personas murieron ayer en varios ataques de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita en la provincia de Al Hudeida, en el oeste de Yemen. Desde hace 1000 días el país está sumido en una guerra civil que enfrenta a las fuerzas oficialistas, respaldadas por los sauditas, con los rebeldes hutíes, apoyados por Irán.

Agencias AFP, ANSA, DPA y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas