0

Todo por salvar a un amigo: la historia detrás de La Excusa, el primer programa de radio de José Ignacio

En José Ignacio inauguraron un bar con un estudio de grabación y radio que es la gran atracción del verano
En José Ignacio inauguraron un bar con un estudio de grabación y radio que es la gran atracción del verano Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Un grupo de amigos lanzó un emprendimiento que busca ofrecer una propuesta cultural y social diferente en el exclusivo pueblo esteño; cómo la camaradería fue clave para el éxito del proyecto
Silvina Ajmat
0
3 de enero de 2018  • 00:58

"Aquí sólo corre el viento", advierte un cartel a pocos metros de entrar en el pueblo de José Ignacio. El mensaje resume en cinco palabras la idiosincrasia del lugar: todo lo que altere el andar parsimonioso de sus residentes (veraneantes y locales) y, más aún, cualquier innovación de origen citadino que atente contra la esencia rústica del pueblo es visto como una ofensa. No hay luces en las calles ni grandes supermercados. Ni pavimento ni veredas. Los edificios no están permitidos, no hay boliches, apenas se consiguen diarios y los cortes de luz son parte de la dinámica diaria. Por supuesto, aunque no faltó quien quisiera instalar una radio, poner una antena interrumpiendo el paisaje de campo y mar, era una misión imposible. Hasta ahora.

Se inaugura la primera radio de José Ignacio - Crédito: Santiago Hafford

3:22
Video

Joaquín Ruibal. Ricardo Stegmann, Rafael Radío Mautone y Diego Weisz son cuatro amigos que adoran este paraje uruguayo -algunos de ellos se criaron acá- y decidieron asociarse para ofrecer una novedad al lugar sin perturbar su estilo y calma, pero atendiendo a una necesidad que, a su criterio, se imponía: un lugar de encuentro. "Me crié acá y me di cuenta que faltaba una propuesta. Hasta ahora, en José Ignacio la única propuesta que existe es la gastronomía. Si te querés encontrar, tenés que ir a un restaurante de alta cocina, que es algo que distingue este lugar, pero no hay más opciones. Nuestra idea era crear un espacio apuntando a lo social y cultural", explica Ruibal. Ese fue el disparador. Cinco meses atrás, sólo había un objetivo: buscar una propuesta cultural y social que había que diseñar con cuidado. El resultado abrió las puertas al público el 21 de diciembre, junto con el pistoletazo de largada de la temporada 2018 del verano en Punta del Este. Se llama La Excusa y es mucho más que un bar: desde allí se produce por primera vez un programa de radio, con música en vivo y un ambiente que invita a disfrutar, crear y distenderse.

Entender el funcionamiento del pueblo fue clave para lanzar esta propuesta: "La gente viene a descansar, pero también a encontrarse con amigos y clientes", aseguran los cuatro amigos, que decidieron asociarse aportando cada uno su valor para el proyecto: Joaquín Ruibal dirige la inmobiliaria de su padre, Ignacio Ruibal, trabaja con Rafael Radío Mautone y ambos conocen mejor que nadie las necesidades de los veraneantes; Ricardo Stegmann es el dueño de la cervecería artesanal El Camino, de Montevideo, con repercusión en toda la costa uruguaya, e instaló el producto en La Excusa como una especialidad de la casa; Diego Weisz es fotógrafo y se ocupa de la comunicación audiovisual con muchísmo rebote en redes sociales.

En José Ignacio inauguraron un bar con un estudio de grabación y radio que es la gran atracción del verano
En José Ignacio inauguraron un bar con un estudio de grabación y radio que es la gran atracción del verano Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

"Todo el mundo te dice que no hagas cosas entre amigos, pero no me importa lo que digan. Es difícil a veces confrontar en algunas situaciones, pero hacemos un equipo inmejorable, nos conocemos mucho y eso sin dudas nos potencia", explica Ruibal y aclara que son socios en igualdad de condiciones. El valor que le da este grupo a la amistad es otra de las claves del éxito. Vivir en José Ignacio es ser parte de una cadena de favores constante, donde ayudarse mutuamente es el verdadero motor de cada proyecto. Para prueba, basta con mirar la sonrisa del encargado de La Excusa, El Teje, radiante de salud tras un año de quiebre para él y todos sus amigos: hace poco más de un mes, El Teje luchaba por su vida y los augurios no eran buenos. Le diagnosticaron cáncer testicular avanzado a comienzos de este año y cuando lo operaron encontraron que se había extendido hacia los ganglios. Comenzó con sesiones de quimioterapia pero no se veían buenos resultados. Fue entonces que todo el grupo de amigos se puso a investigar y hacer interconsultas para encontrar una cura, y rápidamente decidieron que la opción más alentadora era la de probar suerte en el Hospital Sirio Libanés de San Pablo, famoso por haberle salvado la vida al expresidente brasileño Lula Da Silva. La movida fue masiva. Convocaron a todos los locales gastronómicos de Punta del Este a participar de una colecta y la adhesión fue tal que hoy todavía pueden leerse carteles de punta a punta del balneario con el pedido "Todos por El Teje". La acción terminó con una gran fiesta en No me olvides, clásico restaurante de Manantiales, donde reunieron el monto necesario para solventar el viaje y la cirugía en San Pablo: 50 mil dólares. Algunos amigos viajaron a acompañarlo antes, durante y después de la intervención, que tuvo lugar hace un mes y unos días. Hoy, solo debe viajar a hacerse chequeos frecuentes. El Teje volvió y no dudó en renunciar a su trabajo anterior para sumarse a La Excusa como encargado. "Ayudarlo nos unió mucho como grupo", dice Ruibal.

Una radio de campo y mar

"La idea de montar una radio acá surgió porque queríamos producir música en vivo, e incluso habíamos pensado en poner un estudio de grabación pero todo tenía que hacerse sin generar ruidos molestos", relatan. Lo cierto es que La Excusa está emplazado en un jardín en el corazón de una manzana ubicada en el centro residencial de José Ignacio, frente a la plaza principal, y rodeado de casas de familias que seguramente no verían con buenos ojos que hubiera un escenario con shows al aire libre a metros de sus residencias. En un extremo del jardín se armó entonces el cubículo de la radio, todo vidriado y de madera, en consonancia con el estilo rústico y natural de todo el espacio. Desde allí, todos los días de 18 a 24 hay una programación musical que involucra pop, rock, soul, jazz y hip hop, ideal para pasar las tardes en el Este, y a las 21 siempre hay un artista en vivo.

Rafael, Ricardo, Joaquín y Diego, los dueños del emprendimiento La Excusa
Rafael, Ricardo, Joaquín y Diego, los dueños del emprendimiento La Excusa Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

Conseguir una frecuencia y transmitr sin colocar una antena en el paisaje de José Ignacio no fue tarea fácil. Pero los chicos de La Excusa no pararon hasta encontrar la forma: se pusieron en contacto con Marcos Faingold, dueño de la radio Metropolitana de Mendoza que veranea también en el pueblo, y con su ayuda consiguieron una frecuencia de Punta del Este, la 98.9. Faingold también se ocupó de diseñar la artística del programa que se transmite por Internet hacia la antena ubicada en la Punta, y luego desde allí hasta todo el departamento de Maldonado.

Las cartas están echadas. La dinámica diaria es una procesión de grupos de gente luego del atardecer, que disfrutan de una cerveza y buena música al aire libre, bajo las estrellas que en este pueblo se ven nítidas y muy brillantes. Pero todavía hay mucho por hacer. Los dueños esperan que la radio atraiga artistas que quieran venir a La Excusa a compartir sus trabajos y que sea el punto de encuentro de una comunidad creativa, para impulsar la cultura local. "Qué va a pasar acá adentro no tengo ni idea. Nos encantaría que los artistas vengan, que puedan venir a leer poesía, intercambiar ideas. No solo a la noche, a la mañana también, con un café de por medio y un ambiente de relax".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.