Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Afirman que Nahir había sido golpeada por el joven asesinado

El padre y los amigos de la mujer detenida dijeron que existía una relación "enfermiza" con la víctima

Miércoles 03 de enero de 2018
Nahir Galarza, escoltada por una policía
Nahir Galarza, escoltada por una policía. Foto: Facebook

Nahir Galarza, la joven de 19 años que confesó haber matado el viernes último a su ex novio en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, fue dada de alta ayer del hospital donde estaba internada por una crisis de nervios y fue alojada en una comisaría, mientras se investiga si el crimen estuvo vinculado con una relación "enfermiza" de la pareja.

Marcelo Galarza, el padre de la joven, afirmó que su hija "no es un monstruo" y aseguró que era "totalmente hostigada" por Fernando Pastorizzo, de 21 años, a quien el viernes pasado mató de dos disparos. La acusada confesó que disparó con el arma reglamentaria de su padre, que es policía.

Galarza cuestionó la marcha realizada anteanoche por los familiares y vecinos de Pastorizzo para pedir justicia, ya que su hija "ya está a derecho y detenida".

El hombre agregó que la joven "nunca lo reconoció [a Pastorizzo] como su novio", que "salían desde los quince años, pero después se pelearon varias veces", y que el chico "era una persona que ni siquiera hablaba" con él y su esposa.

"Hubo un momento en que nosotros la encontramos muy golpeada, la llevamos a hacerse un examen y vimos que tenía la entrepierna lastimada, en carne viva, y golpes en la espalda", dijo Galarza en la puerta de los Tribunales de Gualeguaychú.

En ese sentido, el padre de la mujer detenida contó que "al preguntarle qué le había pasado, ella decía que se había caído de la escalera", pero que se enteró de que el joven "le había pegado".

Pastorizzo fue hallado sin vida en la calle General Paz al 300, al lado de su motocicleta y con dos disparos en el pecho.

El fiscal a cargo de la causa, Sergio Rondoni Caffa, pidió la prisión preventiva de Nahir Galarza porque "hay riesgo procesal" y agregó que le imputará "homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por el uso de arma de fuego", delito que prevé la pena de prisión perpetua. Anoche el juez Guillermo Biré dictó la prisión preventiva.

El fiscal recordó que el Código Penal considera que "existe relación de pareja hayan o no convivido", aunque dijo que se establecerá cuál era el vínculo una vez que se complete el peritaje de los celulares.

Fotografías de lesiones

Acerca del posible móvil del crimen, Rondoni Caffa dijo que "no hay denuncias de violencia de género" por parte de la joven, pero indicó que amigas de la chica acusada de asesinato afirman que Pastorizzo había golpeado a la joven, mientras que allegados a la víctima señalaron que el muchacho había sido sometido a violencia de género por parte de su ex novia.

Los amigos de ambos también declararon que había fotos de ellos golpeados, por lo que esas imágenes también podrían ser rescatadas de los teléfonos.

Sobre la confesión de la joven, el fiscal dijo que "manifestó que no tenía una relación de pareja, que reconocía la autoría, que había efectuado los dos disparos, muy brevemente comentó cómo había sido el hecho, reconoció que era el arma de su padre, pero que su padre no tenía nada que ver". según consignó Télam.

El funcionario judicial consideró inusual la inmediatez con la que la joven confesó el hecho y estimó que lo hizo bajo un estado de shock.

Antes de que la joven quedara detenida, el fiscal dijo que le habían acercado el dato de que Nahir había sido vista cerca del lugar del crimen e incluso dijo que sospechaban de su madre y por ese motivo sometieron a la mujer a un dermotest para ver si había disparado un arma, aunque luego la joven confesó el homicidio.

En esta nota:
Te puede interesar