Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Pase o tiro al aro? Manu Ginóbili habló del triple más insólito de su carrera: "Fue una belleza, pero me volví loco"

El bahiense, una de las figuras en la victoria de San Antonio Spurs sobre New York Knicks, fue el protagonista de una de las jugadas más polémicas de la noche

Miércoles 03 de enero de 2018 • 08:36
0

NUEVA YORK.- Manu Ginóbili atraviesa una de sus mejores temporadas en los últimos años. Ayer, en el Madison Square Garden, no defraudó. No sólo fue una de las figuras de la victoria de San Antonio Spurs sobre New York Knicks (100-91), sino que marcó el triple más insólito de su carrera (¿y de la historia de la NBA?).

El bahiense, que registró 12 puntos, dos asistencias y cuatro rebotes en 24 minutos, convirtió desde la línea de a tres en los últimos segundos del tercer cuarto. Pero la jugada tuvo vrias particularidades. Primero, nadie pudo descifrar si se trató de un pase o de un tiro al aro. Segundo, ninguno de los tres árbitros vio cómo ingresó la pelota. Incluso, no cobraron nada inicialmente. El efusivo reclamo del N°20 (y de todo el banco del equipo) obligaron a los jueces a repasar la acción. Lo cobraron.

"Estuve trabajando en ese tiro por un montón de tiempo. Lo que pasa es que todavía no me había animado a tirarlo", bromeó Manu Ginóbili, en el vestuario de los Spurs, en diálogo con ESPN. "No, la verdad es que fue rarísimo. Lo vi a LaMarcus adelante y se la quise tirar por arriba y rápido, porque el ya estaba en la pintura desde hacía un tiempo. E indudablemente me salió un poco más fuerte, pero entró de una manera que fue una belleza. Creo que, tirando normal, no metí una así de bien en todo el año".

"Entró de una manera que fue una belleza. Creo que, tirando normal, no metí una así de bien en todo el año""
Manu Ginóbili

Y agregó: "Cuando vi que entró y que ellos salieron rápido, sin que nadie marcara nada, me volví loco. Una vez que una pelota entra as... cómo no lo van a contar. Después vi el banco, porque en un momento pensé que estaba equivocado yo. Y cuando veo que en el banco estaban todos locos porque no la habían cobrado, traté de llamar la atención de los árbitros para que hicieran algo. No sé qué, pero algo tenían que hacer. Yo me había dado cuenta que había entrado".

"Ninguno de los tres lo vio... rarísimo. Yo en un momento pensé que no lo iban a poder ver, pero por suerte lo vieron", cerró Ginóbili, de 40 años, con una sonrisa en su rostro. Se lo ve feliz. No es para menos: está atravesando una de sus mejores temporadas en los últimos años.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas