Después de un año difícil, Soledad Silveyra se prepara para volver al teatro

La actriz enfrentó varios problemas de salud, pero ya está recuperada y con ganas de volver al ruedo

Fernanda Iglesias
PARA LA NACION
Miércoles 03 de enero de 201811:57

Soledad Silveyra arrancó el año dispuesta a recuperarse y a volver a trabajar. Aunque todavía está en tratamiento con kinesiólogos, ya se siente mejor y tiene un proyecto para hacer teatro a partir de abril, producida por Adrián Suar.

Lo que tuvo a Solita muy mal el año pasado fueron dos accidentes domésticos que le provocaron dolores insoportables en el cuerpo y hasta riesgo de vida. El primero fue en enero, durante sus vacaciones en Punta del Este. La actriz estaba tratando de arreglar un televisor y se cayó sobre una mesa de vidrio, se cortó y se fracturó una vértebra. Fue atendida de urgencia en el Sanatorio Cantegrill y a los dos días la trasladaron a Buenos Aires donde detectaron la rotura y la mantuvieron internada y en reposo durante varios días. Esto la obligó a suspender un viaje a España, que ya tenía programado, porque debía hacer rehabilitación. De a poco pudo volver a caminar, pero siempre con un corset. También suspendió los ensayos de la obra Mi querido mentiroso, con Lito Cruz, que luego el actor terminó haciendo con Claribel Medina.

Solita pronto comenzó a mejorar con el tratamiento. Sin embargo, no pudo recuperarse del todo ya que en junio se volvió a caer, en la casa de uno de sus hijos. Estaba cuidando a sus nietas, a la noche, y tropezó con el perro. Este accidente fue mucho más grave que el del verano, ya que se rompió la apófisis odontoide, una vértebra cuya fractura incide en el movimiento de todo el cuerpo y es dolorosísima. Estuvo veinticinco días internada, con reposo absoluto. El proceso de rehabilitación fue exhaustivo. La actriz estuvo varios meses recluida, intentando recuperarse y con mucho temor a que tuvieran que operarla. Finalmente, esto no fue necesario y eso le dio ánimos para levantarse y comenzar a ver amigos. Así fue como se la vio en diciembre en la presentación de un libro sobre Alberto Migré. Allí se reencontró con Claudio García Satur, con quien recreó uno de los tantos besos que se daban en Rolando Rivas, taxista. Más cerca de fin de año, se la vio cenando con el periodista Jorge Lafauci. Pero fueron esporádicas sus salidas ya que la actriz prefirió refugiarse mucho en su familia en estos meses.

Después de este año duro, Solita está casi repuesta y con ganas de volver. Mañana se va de viaje a Brasil con dos de sus nietas y, a la vuelta, comenzará a mostrarse. Una de las primeras cosas que hará públicamente es ir al programa de Mirtha Legrand, en Mar del Plata. Después, comenzará la preproducción y los ensayos de Rabbit hole, que se hará este año en el Teatro Nacional. La obra, del dramaturgo estadounidense David Lindsay-Abaire, tuvo su versión cinematográfica protagonizada por Nicole Kidman y trata sobre la vida de una familia que perdió un hijo de cuatro años en un accidente. Solita interpretará a la abuela y Germán Palacios, al padre. Allí también hará su debut teatral Tomás Kirzner, el hijo de Suar. Entusiasmada, Solita espera ver allí resurgir a la actriz que lleva a dentro, luego de varios años en ShowMatch, alejada de los escenarios.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original