0

Por las librerías: Los libros del vendaval, álbumes ilustrados y mucho más

Crédito: Gentileza
Funciona desde 2011 en una casa de Colegiales. Tiene un catálogo selecto y exquisito de lo mejor de la ilustración nacional y extranjera. Pasen y descubran a Los libros del vendaval
Natalia Blanc
0
3 de enero de 2018  • 19:18

Detrás de la puerta de Enrique Martínez 836, en Colegiales, se encuentra el paraíso de los amantes de los álbumes ilustrados: Los libros del vendaval, una librería especializada en el género, con un catálogo de lujo, de esos que uno quisiera coleccionar.

La casa de Silvia Aristimuño es la sede física de la librería. Para ver, hojear y saborear todos los tesoros exhibidos al alcance de la mano en las vitrinas y mesas de madera es necesario pedir cita. Pero el catálogo también se puede consultar (y encargar) en forma online en www.librosdelvendaval.com.ar. Favorita de los dibujantes y artistas locales, es el secreto mejor guardado de la ciudad de Buenos Aires.

Breve historia

La librería fue inaugurada en 2011 y al año siguiente abrió la sección digital. "Se especializa en libros álbum, pero extiende su catálogo e incluye libros ilustrados, poesía ilustrada y una pequeña selección de títulos teóricos y novelas gráficas", dice Aristimuño, creadora y gestora del proyecto que cuenta con la colaboración de Claudia Cadenazzo como responsable de los talleres que se realizan durante todo el año.

Perfil del cliente

El público que llega a Los libros del vendaval es cada vez más amplio. "El libro álbum tiene una presencia cada vez mayor en las librerías, circula en el ámbito educativo, también en espacios terapéuticos y otros, por lo cual muchos de nuestros clientes son docentes, pero también ilustradores, psicólogos, psicopedagogos, narradores, estudiantes de profesorado", cuenta Aristimuño. Y, por supuesto, abuelos, papás, mamás y familias en general.

Crédito: Gentileza

Perlitas del catálogo

Imposible quedarse con un solo libro del catálogo. Silvia y Claudia seleccionan los títulos en forma meticulosa. "Por eso, para nosotros, todos son perlas", exclaman a dúo. "De algunos somos muy fanáticas, como por ejemplo: ¡Máaas!, de Peter Schossow, editado por Lóguez; El tiempo de mi casa, de Samuel Castaño Mesa (Tragaluz); No hace mucho tiempo, de Jimmy Liao (Bárbara Fiore). Pero si nos dejás, te hacemos una lista gigante, infinita", agregan las socias y amigas.

Actividades culturales

"Las actividades que organizamos responden al objetivo de difundir el gusto por estos productos culturales, generando encuentros que propicien el intercambio de ideas, de inquietudes, de experiencias, así como también instancias de juego, todo relacionado con el libro-álbum en primer término, pero también con la literatura en general", explica Cadenazzo.

La idea de exceder los límites del negocio de los libros para conformar un espacio con una oferta cultural amplia fue creciendo con el tiempo. Así, el taller "El libro álbum como puerta", que es el eje central de la propuesta, incluye lecturas compartidas, charlas y feria de libros. "Por lo general hacemos un encuentro por mes, convocando a docentes y público en general", acota Aristimuño. En Los libros del vendaval se realizaron presentaciones de libros, no solo ilustrados sino también de poesía y narrativa. Y exposiciones de ilustradores como Irene Singer, Natalia Colombo y Lucía Mansilla Prieto.

También organizan talleres de creatividad, cursos de narración, lecturas y juegos literarios para chicos, entre otras propuestas. Además, la librería acerca los libros álbum a escuelas y otras instituciones con charlas y ferias itinerantes y ofrece talleres de capacitación para docentes. "El propósito es buscar herramientas y estrategias para pensar cómo incluir los libros álbum en proyectos pedagógicos transversales, colaborar en el diseño de recorridos posibles, acompañar, orientar y brindar asesoramiento en el abordaje de estos objetos en relación con otros productos culturales", aseguran.

Crédito: Gentileza

Las novedades que recomiendan

De todos los bellísimos libros que se pueden conseguir en la librería, Silvia y Claudia eligieron cuatro, entre los más recientes: Barbie & Milo, de Kari Tinnen y Mari Kanstad Johnsen (Niño Editor); Muy rara, de Yael Frankel (Tragaluz); Lo que hay detrás, de Juan Frau y Neus Caamaño (Tres Tigres Tristes) y Criaturas, de Chanti (Calibroscopio).

Diagnóstico del sector

Las estadísticas indican que el sector infantil y juvenil del mundo editorial es el único que está en crecimiento: se publica mucho y de muy buena calidad y las ventas se sostienen. Según Aristimuño, "nuestra realidad es particular por el hecho de no tener un local a la calle. Nos difundimos, simplemente, por las recomendaciones boca a boca, las redes sociales y los encuentros que se realizan en nuestro espacio. Nos movemos con la libertad de no tener que cubrir gastos fijos propios como cualquier comercio que debe pagar alquiler. Entonces no corremos detrás de las ventas, pero nos ponemos muy felices con cada adquisición por parte de un cliente porque sentimos que compartimos gustos, nos mueven intereses parecidos, nos sentimos parte de una comunidad que se apasiona con este género tan especial que es el libro-álbum".

Dirección: Enrique Martínez 836, Colegiales

Contacto: loslibrosdelvendaval@gmail.com

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.