Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piel luminosa y sin brillo

En el verano, controlar la oleosidad del cutis sin opacarlo ni que se vea deslucido es complicado pero no imposible. Con una rutina adecuada, trucos de maquillaje sutil y la utilización de productos específicos para cada caso, se consigue

.
.. Foto: LA NACION / Silvana Segú
Sábado 06 de enero de 2018
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Impecable y luminosa, la piel natural y realzada esconde un maquillaje que está pero que casi no se percibe. Para las largas noches de verano, esa luz que remite a salud no se tiene que transformar en brillo con el paso de las horas. Propuesta ideal para pieles bronceadas, ya que los efectos de luz acentúan el tono dorado.

La previa

Es clave cómo llega la piel al momento de maquillarse. Ante todo, limpiarla bien con agua micelar, apta para todos los tipos. Sino recurrir a jabón líquido para rostro, opción ideal para aquellas mixtas o grasas. Entonces sí, hidra-tarla con el producto que corresponda al tipo de piel. Elegir texturas livianas, como cremas fluidas, cremas-gel, tónicos en spray o sueros, de rápida absorción. Si la piel es grasa, aplicar una crema matificante en la zona T (centro de la frente, entrecejo, nariz, ojeras, bozo y mentón) antes de hidratar el resto de la cara. Los tónicos en spray pueden usarse a lo largo del día o de la noche, aun por encima del maquillaje.

En acción

Dividir la cara en dos: de los ojos para arriba y para abajo. Colocar una BB cream o una base fluida oil free co-menzando desde el centro de la cara. Esfumar, atendiendo que los costados de la nariz, el bozo y el mentón, zonas más pigmentadas, queden parejos. En la frente aplicar menor cantidad de producto y no pasar por arriba de las cejas. Llegar hasta el nacimiento del pelo y las sienes. Lo que haya quedado de producto en las manos dis-tribuirlo por la zona de ojeras y párpados. Colocar corrector de ojeras del mismo color de la piel (no más claro). Evitar las texturas muy secas que pueden agrietarse en la piel.

El brillo justo

El acabado satinado da un efecto de pulido a la piel y el brillo es sutil. Agregar entonces un extra de luz en luga-res puntuales de la cara como la sien, sobre el hueso de los pómulos, sobre el borde del labio superior, en la fren-te, sobre la nariz y en la pera. Para eso los iluminadores satinados pueden ser líquidos, en crema, barra o polvo. Como tienen mucho brillo, se colocan con cuidado y puntualmente para que la cara no parezca grasosa ni se mar-quen arrugas e imperfecciones. Preferirlo con reflejos dorados o rosados con fondo color piel. Descartar en cam-bio aquellos muy blancos porque en verano contrastan con el bronceado de la piel. Si no es el tono que corres-ponde no se amalgamará con la piel y quedarán ráfagas de luz muy blancas, amarillas o doradas. Recordar cuáles son las zonas que no pueden brillar: el pompón que se forma en el cachete al sonreír, la zona de ojeras y las comi-suras de la nariz. Para evitarlo, aplicar allí polvo que se coloca al final del maquillaje o después del rubor. Se pue-de humectar el maquillaje con una bruma facial o agua termal que ayuda a que el polvo se funda con la base y que quede un acabado luminoso.

Forma y color

Marcar los pómulos y enmarcar la cara con un bronzer sin brillo, pasando la brocha por el nacimiento del pelo, por debajo del hueso de la mandíbula y por los laterales y la punta de la nariz. Añadir un toque de rubor rosado o durazno siempre que no haya rosácea o mejillas naturalmente rosadas. Si se van a usar sombras, animarse a las texturas cremosas son las recomendadas, quedan inalterables.

Control

El brillo debe controlarse en la zona T con la ayuda de un polvo traslúcido para retocar en la zona T o triángulo de luz. Para llevar en la cartera, hay unos papelitos de arroz que pueden incluir una película de polvo y absorben el brillo. No se venden acá pero es un indispensable para traerse de un viaje

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas