Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto)

Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto)
Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto). Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Viernes 05 de enero de 2018 • 00:12
SEGUIR
LA NACION
0

PINAMAR.- El Plan de Reconversión del Frente Marítimo significó una renovación inevitable en la línea de la costa. Los viejos balnearios de cemento cedieron paso a edificios sustentables -y, de paso, apostaron por propuestas cancherísimas.

¿La principal consigna? Las edificaciones tienen que ocupar pocos metros cuadrados construidos en material, dejar fluir la arena libremente y, en lo posible, contar con partes móviles.

Los containers son considerados en todo el mundo como grandes aliados de bajo presupuesto, diseño sustentable y fácil transportabilidad.

A nivel local, fueron eje de la propuesta Estilo Pilar del 2017, son parte de la postal del circuito de Maschwitz, y hasta hay bares y hoteles construidos con esta modalidad. Hoy conforman el nuevo universo de diseño de Pinamar.

cerrar

Sustentabilidad a puro color

Jaime Linares, concesionario del balneario Barbados, hizo los deberes y hoy tiene uno de los paradores más cancheros de la playa. Unos seis contenedores anaranjados elevados sobre pilotes componen la estructura de diseño industrial del complejo, a la que se le suma un kiosko en un food truck. "Estamos en la zona de mayor erosión, el centro de Pinamar, por eso usamos una estructura suspendida en el aire", explica. "Nosotros consideramos que la forma más ecológica era el reciclado, por eso compramos containers usados, que trajimos del puerto de Buenos Aires". Para la administración del balneario se utilizó un container chico. Y luego 5 grandes se reparten los vestuarios, sala de máquinas, oficinas y cocina del restaurant.

Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto)
Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto). Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

El más canchero

En el balneario Posta Sur tienen todo lo necesario para estar de moda en este momento: un vasto deck de madera, un barcito móvil de cerveza artesanal, luces y banderines. Un enclave palermitano en medio de la arena.

Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto)
Pinamar: la arquitectura con containers llegó para quedarse (o no tanto). Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

"Es como una garita de lujo de guardavidas", cuenta Marcela Crespo mirando orgullosa la administración del balneario, que está suspendida en el aire y recubierta en chapa acanalada. "Es una pequeña edificación disfrazada de contenedor, sin embargo, es totalmente removible". Y explica que si los balnearios diseñaban parte de los servicios desmontables conseguían un descuento importante en el canon de playa por parte de la municipalidad.

Próxima inauguración

Próximos a abrir, en el balneario El dorado están terminando de construir lo que será un bar dentro de un container, que compraron usado. Allí ofrecerán licuados, comidas rápidas y tragos.

Cerveza móvil

Acorde a las normas de la costa, se armó el parador de cerveza con containers
Acorde a las normas de la costa, se armó el parador de cerveza con containers.

La Cervecería Patagonia viene usando containers en sus propuestas hace rato, y en Pinamar no serán excepción: el viernes abre su refugio de playa en Avenida del Mar y De Las Artes. Desde allí ofrecerán diferentes variedades de cerveza tirada de lunes a lunes de 13 a 21 hs. "Usamos un container porque es un formato reciclable que nos permite utilizarlo en el verano en Pinamar y después trasladarlo a otro lugar del país para poder seguir brindando nuestra experiencia cervecera", explicó Nicolás Morelli, Director de Patagonia. El contenedor que están montando ahora mismo en la playa ya participó en 2017 de la Feria Masticar. La marca ya tiene doce refugios a lo largo del país con este formato.

Los pioneros

No se puede hablar de arquitectura con contenedores en esta ciudad sin nombrar a Alterra, el hotel que primero los utilizó en Pinamar. Desde el 2012 ofrecen habitaciones en containers, siendo la primera modalidad de este servicio hotelero "Glamping" (camping con glamour) en el país. Silvina Spina, directora del emprendimiento, está contenta de que la idea se replique en todas partes: "Me encanta que los demás reutilicen. Hay tanto por hacer por la ecología que si podemos servir como pioneros, misión cumplida. Está buenísimo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas