0

Un desafío para Dolores Fonzi

0
6 de enero de 2018  

La cordillera, Nieve negra y La patota posicionaron a Dolores Fonzi como una de las actrices más convocantes del cine nacional más reciente. Nuevas propuestas fílmicas ocupan su agenda de trabajo: en abril iniciará un nuevo rodaje. Nada de eso invalida que se pueda zambullir en una propuesta teatral, infrecuente en su carrera. "Siempre fui intransigente a la hora de decidir qué quiero hacer. En este caso, me entusiasmó la idea de libertad que existió en el proyecto desde el primer día. Ese aire de trabajo colectivo que me divierte. El armado del proyecto como autogestión (algo que también me ocurrió con propuestas como Caja negra o Soy tu fan). En este caso hay algo extraño, porque es un anfibio entre comercial y producido entre amigos. Me permito elegir, y eso me gusta -reconoce-. El teatro es un área que no tengo tan controlada como puedo entender de cine o tele. Me entrego más al proceso; a la vez, hay menos estrés. Es una red que funciona. Si sintiese que hay una cuerda floja trataré de tensarla. Pero si no, trato de concentrarme en mi trabajo. Aquí es la primera vez que hago un personaje que no tiene que ver conmigo. ¡Es tan otra persona! La obra es una puesta arriesgada, graciosa y a la vez profunda. El público se va a sentir involucrado".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.