Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El cumpleaños de Moyano, una excusa para explorar un intento de reconciliación

El camionero invitó a Macri a la apertura de una clínica sindical el día que cumple 74

Sábado 06 de enero de 2018
SEGUIR
LA NACION
0

El martes próximo Hugo Moyano cumplirá 74 años. En paralelo al festejo familiar, para el que dos de sus hijos volverán especialmente desde sus vacaciones en el exterior, se sumó la organización de un modesto acto sindical por la puesta en marcha del Sanatorio Antártida, una de las clínicas que el gremio de los camioneros levantó en la ciudad de Buenos Aires.

A la inauguración del centro médico fueron invitados Mauricio Macri y otros funcionarios de peso del Gobierno. El Presidente no asistirá, según la agenda que administra para la semana próxima su equipo en la Casa Rosada. Desde ambas orillas, tanto fuentes oficiales como gremiales no descartan un cruce telefónico el martes mismo entre Macri y Moyano. Las excusas para explorar una suerte de reconciliación serían la apertura de la clínica y el cumpleaños del líder sindical.

Hugo Moyano
Hugo Moyano. Foto: DyN / Archivo

La señal de distensión se daría después del cortocircuito que se generó en el vínculo desde que Moyano le quitó el aval al proyecto de ley oficial de reforma laboral. Macri todavía no digiere que el hijo abogado del camionero haya participado de la negociación por la letra chica de la iniciativa y que de manera simultánea Pablo, que es el número dos del gremio, haya orquestado una protesta callejera en rechazo a los cambios.

La postura de Pablo, que comparó el proyecto laboral con "la ley Banelco", que se gestó durante el gobierno de la Alianza, minó el debate en el Senado y sacudió internamente a la CGT. Pese al apretón de manos con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el triunvirato de mando no traccionará la iniciativa oficial, pero acudiría a la Comisión de Trabajo en caso de ser citado para exponer su postura sobre las eventuales modificaciones en la legislación.

La incertidumbre sobre el proyecto de reforma laboral no es lo único que tensa hoy el vínculo entre Macri y Moyano. La situación de OCA, la empresa postal privada más grande del país, es otro tema de desvelo mutuo. La compañía postal, a la que el sindicalista considera casi propia, está al borde de la quiebra. Pero logró recientemente un auxilio de la AFIP, que levantó hace un mes los embargos, y del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que le prorrogó la semana pasada una vez más la licencia postal.

En medio de estas tensiones, y con la interna de la CGT como parte del telón de fondo, la asistencia de los funcionarios de Macri al acto del martes serviría como termómetro para saber en qué estado se encuentra la relación. El ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, y el titular de la Superintendencia de Servicios de la Salud, Sandro Taricco, serían número fijo. Es incierto, en tanto, si irán Triaca, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, entre otros invitados.

La puesta en marcha del Sanatorio Antártida obliga a la mirada retrospectiva. La clínica, que se pondrá ahora formalmente en marcha, ya había sido inaugurada el 15 de diciembre de 2009, con un corte de cinta del entonces ministro de Salud kirchnerista Juan Manzur, y un masivo acto sindical en el estadio de Vélez. Ese día Moyano logró reunir ante su feligresía camionera al gabinete nacional casi en pleno, con la expresidenta Cristina Kirchner como su invitada estelar. Apenas una ironía sobre el paso del tiempo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas