Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nicolás Maduro ordenó bajar los precios en los supermercados y se generaron largas colas

Las fiscalizaciones de los productos se dan luego de varias protestas por falta de comida y servicios básicos

Sábado 06 de enero de 2018 • 17:42
0
Las colas en Venezuela, una estampa clásica del país bajo el gobierno de Maduro
Las colas en Venezuela, una estampa clásica del país bajo el gobierno de Maduro. Foto: Reuters

CARACAS.- Bajo la custodia de las fuerzas de seguridad, una multitud de venezolanos hicieron largas colas hoy en algunos supermercados de Caracas, después de que del presidente Nicolás Maduro obligara anoche a sus dueños a bajar los precios, en medio de la mayor crisis de alimentos en el país. La orden obliga a reducir los precios a los niveles de hace un mes.

En un supermercado ubicado en una exclusiva zona del este de Caracas, cientos de personas, incluidos bebés, jubilados y niños con discapacidad, hicieron filas por horas en las que reinó el caos. "¡Tenemos hambre! ¡Queremos comida!", gritaban todos. "En mi casa no comemos tres veces al día", dijo Mileidy Acosta, una joven de 28 años con tres hijos. "La gente está aquí molesta. A una persona que gane el sueldo mínimo no le alcanza ni para pagar la salsa de tomate".

Las fiscalizaciones de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundee) a más de 200 establecimientos llegan después de varias protestas por falta de comida y servicios básicos, como agua y electricidad.

Los supermercados, con las estanterías vacías por el desabastecimiento crónico
Los supermercados, con las estanterías vacías por el desabastecimiento crónico. Foto: Reuters

El presidente venezolano culpa a la oposición, a Estados Unidos y a los empresarios de librar una "guerra económica" contra su gobierno. Los críticos, en cambio, afirman que la crisis se debe a estrictos controles de divisas y de precios, que están vigentes desde hace más de una década, y a una política económica mal planificada. El FMI estimó que la inflación proyectada para este año será más de 2.300%, la más alta del mundo.

En este contexto, Maduro ordenó el cierre por 72 horas de todas las comunicaciones aéreas y marítimas con las vecinas islas caribeñas Aruba, Curazao y Bonaire, como medida para enfrentar el contrabando que "provoca el desabastecimiento". Y agregó: "Yo no quería tomar una medida como esta, pero estoy dispuesto inclusive a tomar una medida más radical".

Maduro declaró que "las mafias se llevan el oro del país de manera ilegal y lo legalizan allá, también el coltán, los diamantes y todos los productos alimenticios". Además, responsabilizó a las bandas de los robos de cobre que afectan el servicio eléctrico en el país. Y pidió a los gobiernos de estas tres islas que tomen las medidas que les "ha exigido" durante los últimos tres años para "el control del contrabando" y "el establecimiento de un comercio sano".

Agencias AFP, Reuters, ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas