Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Del glifosato a los perros asilvestrados: los debates que el país tiene que dar y definir

Lunes 08 de enero de 2018 • 00:00
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Las ordenanzas sobre las distancias de aplicación varían según los partidos
Las ordenanzas sobre las distancias de aplicación varían según los partidos. Foto: Archivo

La Argentina tiene en frente un debate que debe ser dado y decidido en el corto plazo en lo que se refiere a la cuestión ambiental.

Para 2050 seremos en el planeta más de 9000 millones de habitantes y hoy no existe la tecnología ni la capacidad para darles de comer.

El mismo presidente Mauricio Macri define el rol de la Argentina como supermercado del mundo. Para ello es indispensable que definamos el camino justo que nos lleve a producir en forma sustentable y sostenible con el medio ambiente.

Entre los temas a resolver se encuentran:

Humedales: leyes ambientalistas que definen mal y restringen la producción. Como en la provincia de Corrientes, que pueden llegar a afectar la mitad de la producción de dicha provincia que incluye conceptos como presencia temporaria de agua superficial o subsuperficial que conlleva a incluir erróneamente a grandes planicies anegables y valles totalmente productivos a no poder ser utilizados para la producción agropecuaria.

Ley de Ordenamiento Territorial: ponen restricción a la producción generando desigualdad ante la ley perjudicando a los productores más chicos. Inviabilidad ambiental que termina en incendios. Malas definiciones: el fachinal no es ni será nunca un bosque. El bosque degradado exige otro camino para recuperar suelos.

Perros asilvestrados: destruyen la producción del sur y de Tierra del Fuego y atacan a los ovinos. Así los productores pierden cabezas en sus majadas y tampoco tienen suficientes herramientas para contrarrestar este avance. Un problema que se inicia por una desidia política y social.

Pumas y guanacos: protección a ultranza en el sur. Sumado a las intenciones de crear parques nacionales, terminan compitiendo y pastoreando alimento para el ganado ovino. Una población descontrolada que lleva al abandono de los campos.

Distancias mínimas de aplicaciones: ordenanzas municipales y decretos que varían de acuerdo a cada partido y departamento, se debe unificar el criterio y avanzar en una homologación nacional para la aplicación de agroquímicos.

Glifosato y otros agroquímicos: la definición de estos productos como "agrotóxicos" es tendenciosa y no real. Los productos que se aplican en su mayoría son inocuos y avanzan en pos de una producción más sustentable y amigable con el medio ambiente.

Combate de plagas como langosta y lobesia botrana. Son dos de las plagas que más afectan a las economías regionales de nuestro país. Debemos dar una batalla dura y seria para poder contrarrestarlas y defender a los productores.

Contaminación de napas: un tema que empieza a ser recurrente y debe ser necesario instalarlo y saber su importancia y las implicancias en el agro.

Hay que usar la ciencia y la tecnología con conceptos proactivos para la producción. Usar la ciencia y la tecnología y no la doctrina. Tenemos instituciones prestigiosas como INTA, INTI, Conicet, Aacrea y Aapresid que tienen los conocimientos para el tratamiento de estos temas. El productor es el principal interesado en conservar el medio ambiente, para él y sus descendientes.

El autor es presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas