Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

David Bowie e Iman: un amor a primera vista que duró más de 20 años

Muchos creían que sería una historia pasajera, pero el músico más relevante del siglo XX y la modelo más bella vivieron uno de los romances más perfectos de la historia

David Bowie e Iman, un amor que duró más de 20 años
David Bowie e Iman, un amor que duró más de 20 años. Foto: Archivo
Miércoles 10 de enero de 2018 • 00:17
SEGUIR
PARA LA NACION
0

“La atracción que sentí en el momento en el que la vi fue inmediata y me tomó por completo. Luego de la primera cita, no pude dormir de la emoción. Esa noche pensé en los nombres de los hijos que tendría con ella. En mi cabeza sabía que sería mi esposa”. La frase no es del guión cursi de una telenovela vespertina sino que fue dicha por uno de los íconos de la vanguardia y la música del siglo XX, David Bowie . Para el polifacético artista, su encuentro con la modelo somalí Iman le cambió la vida. Estarían juntos por casi un cuarto de siglo en una de las historias de amor más poderosas del mundo de la música, hasta que la muerte le puso un amargo cierre dos años atrás.

Se conocieron en una cena de amigos en común a mediados del año 1990 y él quedó petrificado frente a la presencia de la morocha, una de las mujeres más bellas de la era dorada de las modelos. El flechazo, de todas maneras, no fue mutuo. “Siendo franca, no quería involucrarme en una relación con alguien como él”, confesaría ella años después.

En 1994, la pareja decía presente en un evento realizado por una revista en Londres, a dos años de haber pasado por el altar
En 1994, la pareja decía presente en un evento realizado por una revista en Londres, a dos años de haber pasado por el altar. Foto: Archivo

No faltaban motivos para ser escéptica: el artista era conocido mundialmente por sus excentricidades y, en ocasiones, por varias leyendas sobre sus excesos. En los 70 hasta Mick Jagger estaba preocupado por la cantidad de cocaína que Bowie consumía. Esas conductas se habían dormido años después, pero Iman no lo sabía.

Cuando se conocieron él tenía un hijo con su primera esposa, el cineasta Duncan Jones, mientras ella tenía una hija con el basquetbolista Spencer Haywood, de quien se divorció al año de haberse casado, y no quería repetir errores que había cometido en el pasado.

En 2009, Bowie junto a su hijo, el director Duncan Jones, en la premiere de su film Moon
En 2009, Bowie junto a su hijo, el director Duncan Jones, en la premiere de su film Moon. Foto: Archivo

“No quería involucrarme con una estrella de rock. De ningún modo, yo sabía que eso no era algo sano. Era claro que él estaba obnubilado, pero yo no estaba lista para tener una nueva relación", le confesó la modelo a The Guardian en 2014. Pero el hombre que había sido Ziggy no se iba a dar por vencido fácilmente. Desde el momento en el que la conoció y durante tres semanas la intentó conquistar de diversas maneras, tratando de que viera por sí misma que estaban hechos el uno para el otro. “Debo confesar que David cambió la manera en que pensaba sobre él, realmente me cortejó hasta convencerme”, reveló.

cerrar

Para Imán, el amor llegaría en el momento más inesperado y con un gesto tan pequeño como significativo: “Recuerdo que un día estábamos en la calle, mis zapatillas se habían desatado y antes de que me diera cuenta David estaba arrodillado en medio del asfalto atándome los cordones. Ahí pensé que él era un guardián y que debía ser mío”.

Llegada la revelación, el camino al altar fue rápido. La pareja se casó dos años más tarde, el 24 de abril de 1992, en una pequeña ceremonia civil en Lausana, una ciudad en el lago de Ginebra en Suiza.

Algunos días después, hicieron una fiesta más grande en Florencia, Italia, pero llovió sin parar y arruinó sus planes. “Recuerdo que eso me puso de mal humor, pero los invitados me decían: ‘no te quejes, vas a estar casada por 50 años y serán felices’. Y no se equivocaron”, le reveló Imán a Naomí Campbell en una entrevista en 2013.

Su primer hija, Alexandria Zahra Jones, llegaría en 2000, en un parto que presenció Bowie, siendo él mismo el responsable de cortar el cordón umbilical. “Siempre nos sentimos muy unidos pero, aunque parecía imposible, ahora estamos aún más cerca. Hay una felicidad que nos rodea que es casi palpable. Nuestras vidas han sido enriquecidas de manera increíble de la noche a la mañana”, le dijeron a ¡Hola! tras el nacimiento .

Para el músico, formar una familia fue el fin de “la sensación de soledad que había tenido siempre antes y que era muy muy muy fuerte”. Esta unión duró muchos años, en los cuales la pareja pasó lejos de los flashes de los paparazzi cultivando su privacidad y un rico universo personal, en donde él solía pintar y ella bordar escuchando buena música.

Un amor que perduró en el tiempo, pese a todos los pronósticos
Un amor que perduró en el tiempo, pese a todos los pronósticos. Foto: Archivo

Vivieron principalmente en Londres, Nueva York y en una isla del Caribe llamada Mustique, pero jamás permitieron que haya fotos de ninguna de esas propiedades, como parte del bajísimo perfil que ambos cultivaban, aunque esto no significaba solemnidad. “Nos divertimos mucho juntos. Él es muy inglés, en el sentido de que es todo un señor. David no pelea: simplemente se queda callado. Yo soy la pasional, la que grita. Pero de inmediato me hace reír y ya no estoy enojada. Es como un cabaret y yo también sé entretenerlo. Y aún después de todos estos años, me sigue encantando”, contó la morocha en 2010.

En un ambiente lleno de hipocresía e intereses, Iman y Bowie encontraron el amor verdadero, que cuidarían hasta el final. Dos días antes de que se conociera que el músico había fallecido tras luchar contra el cáncer , su esposa deslizó algunas pistas en tres posteos de Instagram que vistos en retrospectiva dan cuenta del intenso dolor por el que atravesó en la etapa final de la enfermedad. “En ocasiones, no conocés el verdadero valor de un momento hasta que no se convierte en un recuerdo”, escribió.

En 2010, juntos fueron a una importante ceremonia de premios
En 2010, juntos fueron a una importante ceremonia de premios. Foto: Archivo

“Hoy pienso que me enamoré de David Jones. Bowie es un personaje, un cantante, un entretenedor. David Jones es el hombre que conocí y que amé”, confesó ella. Él, mientras tanto, no sólo que en una ocasión la comparó con “la mezcla perfecta de Sophia Loren y Audrey Hepburn" sino que siempre recordó esa primera noche en la que la vio: “Jamás había sentido algo así, con tanta pasión, en mi vida. Simplemente supe que ella era la indicada para mí”.

June 6th #BowieForever

Una publicación compartida de IMAN (@the_real_iman) el

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas