Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una experiencia artística extrema

En el hall del Museo MAR, en Mar del Plata, se exhibe el registro fotográfico de una arriesgada performance artística: Cristian Segura se colgó, sin red, de una cornisa

Martes 09 de enero de 2018 • 16:14
SEGUIR
LA NACION
0
El montaje que registra la performance
El montaje que registra la performance. Foto: Archivo

Presentada de manera enfática como la obra del "artista que desafió la muerte en la cornisa del Museo MAR", la perfomance extrema del tandilense Cristian Segura (1976) fue sólo una primera etapa del trabajo que se puede admirar en el hall del museo marplatense. Allí, en una escala que supera los veinte metros de altura, se exhiben tres gigantografías que muestran a Segura en situaciones de riesgo en la terraza del edificio.

Micaela Saconi, directora del MAR, invitó a Segura a pensar un proyecto de sitio específico para el museo situado frente al Atlántico. "Había estado dos veces previamente -cuenta el artista a LA NACION- y me había llamado la atención la escala del edificio." El MAR forma parte del conjunto de museos que, vanidosamente, se exhiben a sí mismos; museos "de autor" que impresionan (y tal vez intimidan) al público. Segura ideó una obra, bautizada X-Museum, para exorcizar ese sentimiento de inferioridad. "El desafío de la hazaña compensa la desigualdad entre el artista y el edificio", sugiere Segura.

En agosto de 2017, luego de haber viajado a Mar del Plata para familiarizarse con el espacio, el artista subió a la terraza del museo, caminó por las cornisas, se sentó de cara al vacío y, luego, provisto de una cámara go-pro (usada por algunos deportistas para registrar sus acciones), empezó a colgarse de las cornisas. "Fue un reconocimiento corporal en distintas partes del museo", cuenta. Más allá del juego de palabras, el MAR debió sacar un seguro para que Segura y todo el equipo trabajaran. "Se tomaron los recaudos necesarios", advierten las autoridades. Consultado por este diario sobre la preparación física que demandó la performance en las alturas del MAR, Segura respondió que no practica rooftopping ni otro deporte de riesgo. "Soy simplemente un artista que probé el modo de hacer la performance, pero no tuve entrenamiento previo. Fue muy importante la confianza en el equipo y el personal del museo."

cerrar

En una segunda etapa del proceso de creación, se eligieron tres fotografías que fueron ampliadas y luego impresas sobre lona blackout, la misma que se utiliza en los carteles publicitarios. Esas imágenes de veinte metros de altura son las primeras que ven los espectadores cuando ingresan en el museo. Allí Segura tiene el porte de un gigante, con el mar y el cielo límpido de fondo. "Gracias a la identificación simbólica que producen esas imágenes fotográficas, los espectadores tienen una relación más amable con el espacio", considera el artista. Es la primera obra de arte extremo que Segura realiza en el país y se podrá ver durante todo 2018 en el museo marplatense.

Medios Unicén y Cultura Unicén, de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires, en colaboración con el MAR, están rodando un corto documental sobre la performance, la producción de las obras y el montaje de la muestra. Será presentado a mediados de este año en la plataforma abra.tv de la universidad y en el museo. Mientras eso ocurre, Segura ya adelantó por Instagram (@cristiansegura.art) algunos segundos de esa experiencia.

El lunes próximo, visitará el MAR para inaugurar la muestra de manera oficial. El 10 de febrero el tandilense participará de una charla abierta al público en el auditorio. Luego viajará a Brasil, con el propósito de brindar un seminario en la Universidad del Estado de Santa Catarina (Udesc), que publicará un libro sobre su trayectoria artística. Pese a haber ganado distintos premios y a ser invitado frecuente de bienales, Segura no está representado por ninguna galería de arte de la Argentina.

Un artista del museo

Por más de veinte años, Segura trabajó en el Museo Municipal de Bellas Artes de Tandil, del que fue director por pocos años. En 2002, cuando esa institución fue elegida "Museo del Año" por la Asociación Argentina de Críticos de Arte, dejó ese cargo para dedicarse de lleno a su arte, que lo llevó a visitar diversos museos del mundo. "Todo mi trabajo trata sobre los museos, los patrimonios y la arquitectura de esas instituciones", dice.

El 8 de febrero presentará en Mar del Plata una nueva muestra de fotografías. Aunque serán de gran formato, no tendrán ya veinte metros de altura. El museo en ruinas, que se exhibirá en el foyer del teatro Auditorium, consiste en una serie de fotos con dos instancias de visión. La primera ofrece una "perspectiva sísmica" de los daños ocasionados por el terremoto de 2010 en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile; la segunda instancia, gracias a los anteojos 3D que se facilitarán a los espectadores, sumerge al público en un escenario devastado. Amante de los proyectos descentralizados y de las interacciones artísticas a gran escala, Segura inicia 2018 a paso firme.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas