Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los riesgos de correr siempre sobre asfalto

Correr es uno de los deportes más fáciles de practicar pero, ¿es bueno correr siempre en la calle?

Martes 09 de enero de 2018 • 15:41
0

Una de las principales contraindicaciones de correr es el impacto que reciben las articulaciones. El repetido golpe de los pies sobre el asfalto repercute directamente en los tobillos, rodillas y cadera. Este impacto se incrementa notoriamente cuando, al pisar, se entra con el talón y no con el metatarso.

Si bien resulta un tanto complicado para los corredores de ciudad evitar el asfalto, es importante dosificar las sesiones y tipos de entrenamiento que en él se realizan. Si se trata de etrenamientos rápidos, lo ideal es este tipo de superficie ya que no retiene fuerza y es enviada nuevamente hacia el cuerpo. En el caso de quienes corren en el césped, hay un porcentaje de fuerza que queda retenido en la superficie de impacto.

Sin embargo, a pesar de ser la superficie ideal para correr rápido y que no retenga la fuerza, las articulaciones reciben más impacto y, consecuentemente, se incrementa el riesgo de lesión. En este punto, es importante el estado físico de quien corre y la musculatura de su cuerpo.

Si todos los entrenamientos se realizan en asfalto, las probabilidades de lesionarse crecen y por ese motivo, es ideal sumar otro tipo de superficies como las pistas de tartán, la tierra o el césped.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas