Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Meryl Streep y Tom Hanks se divierten imitando a sus personajes más populares

Los protagonistas de The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono visitaron el programa de Ellen Degeneres y se prestaron a un divertido juego de roles

Martes 09 de enero de 2018 • 15:13
0

cerrar

Son dos de los más prestigiosos actores de Hollywood, y gran parte de los personajes que han interpretado a lo largo de su carrera se han ganado un lugar en el corazón del público. Imposible imaginarse a otra persona en la piel de Forrest Gump o de la malvada Miranda Priestly. Sin embargo, por un rato y gracias a Ellen DeGeneres , Meryl Streep y Tom Hanks intercambiaron papeles y jugaron a interpretar los personajes más queridos del otro.

La conductora les explicó la consigna y les dio dos opciones: imitar a su compañero o interpretar libremente el papel. A partir de esta premisa, ambos comenzaron a divertirse. Primero fue el turno de Meryl, a quién le tocó decir una de las líneas de Forrest Gump. Siguió Tom con El Diablo Viste a la Moda. La siguiente ronda implicó un pequeño retoque de vestuario: ella se puso el sombrero del popular vaquero de Toy Story, Woody, a quién Hanks le puso la voz, y él se colocó una gran peluca para imitar a Margaret Thatcher, de La Dama de Hierro.

El duo visitó el programa de Ellen para promocionar The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono, la primera película que logra juntarlos en la pantalla grande. Además de divertirse, hablaron sobre los Globos de Oro. "A mí me encargaron que lleve martinis a la mesa", dijo Hanks. "Parecía un camionero en ruta de montaña con un cargamento de nitroglicerina. Nunca había estado tan nervioso mientras cargaba algo enfrente de tanta gente", agregó. Sin embargo Meryl no pudo probar las bebidas que acercaba su compañero, ya que está medicada por una gripe. "Trajo cuatro martinis, y los puso bajo mis narices", contó en tono de reproche cómico.

Streep, que fue al programa luciendo un sweater con la consigna Time’s Up bordada en él, bromeó también sobre la posibilidad de que Oprah Winfrey se presente como candidata a presidente del país. "¿A dónde envío el cheque?", dijo demostrando que colaboraría económicamente en su campaña sin pensarlo. Poniéndose seria, admitió que sin lugar a dudas la apoyaría. "Te das cuenta de cuán sedientos estamos de eso. Realmente queremos ese tipo de persona elevada, optimista, con aspiraciones y atada a los principios de nuestro país".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas