0

Abren un puente legislativo para afianzar la relación bilateral con los EE.UU.

Se inauguró un canal de cooperación entre legisladores de ambos países, que serviría para dirimir conflictos comerciales
Rafael Mathus Ruiz
0
10 de enero de 2018  

WASHINGTON.- El Congreso de Estados Unidos puso en marcha oficialmente ayer el "Caucus Argentina", una iniciativa que aspira a afianzar la relación bilateral con la Argentina, al abrir un nuevo canal de cooperación entre funcionarios y legisladores de ambos gobiernos.

El "Caucus Argentina", creado por el congresista republicano Michael McCaul y el demócrata Eliot Engel, aspira a ser una plataforma para estrechar y diversificar los lazos entre ambos países. Otras naciones de la región, como Brasil, Colombia y Perú, cuentan con grupos similares en el Capitolio. El Gobierno, a través de la embajada argentina en Washington, apuntaló la iniciativa, que contó además con el respaldo del Centro Wilson, que el año pasado creó el "Argentine Project", un programa que también busca fortalecer el vínculo.

Los diputados Cornelia Schmidt, Marcos Lavagna, Karina Banfi y Silvia Lospennato viajaron a Washington para la presentación del Caucus, y para inaugurar el nuevo canal.

"El Caucus implica que hay confianza, que volvemos a restaurar la confianza entre ambas naciones, y eso es muy importante para las inversiones", dijo a LA NACION Schmidt.

El Caucus le dará más visibilidad al país en Washington, y se presenta como un mecanismo que permitirá ampliar los puntos del contacto con el Congreso, y servir de puente para un ida y vuelta más nutrido y fluido, también, entre asesores e integrantes de los equipos de los legisladores.

Al anunciar la iniciativa, McCaul y Engel dijeron que la Argentina y Estados Unidos son "socios naturales". McCaul ha dicho que la Argentina puede ser un "gran aliado" de Estados Unidos y fue un poco más allá, al afirmar que podía llegar a convertirse en el socio principal en el hemisferio.

En Washington, la iniciativa se tomó como otra muestra del giro político del país y de la renovada sintonía que existe entre la Argentina y Estados Unidos desde la llegada a la Casa Rosada de Mauricio Macri, y en particular la resolución del conflicto por la deuda con los holdouts, que dominó la muy alicaída relación bilateral durante gran parte del kirchnerismo.

Benjamin Gedan, quien tiene a su cargo el "Argentine Project" en el Centro Wilson, dijo a LA NACION que si bien la iniciativa tiene, sobre todo, un valor "simbólico", también le permitirá al país "diversificar" la relación bilateral, al tener otro interlocutor además de la Casa Blanca y el Departamento de Estado. Esa diversificación, resaltó, puede ser útil, por ejemplo, a la hora de discutir la asistencia externa o intentar dirimir conflictos comerciales, tal como ocurre ahora con las ventas de biodiésel y carne, dos temas aún irresueltos pese a la buena sintonía política actual entre Washington y Buenos Aires.

Schmidt coincidió al señalar que el Caucus podía ayudar a resolver la disputa. "El Congreso tiene una oportunidad para llevar un vacío en política exterior", dijo la diputada macrista.

"La Casa Blanca es inconsistente, impredecible, carece de una estrategia y socava a nuestros aliados y no refleja los valores de Estados Unidos", agregó Gedan. Y señaló que la iniciativa marcaba el "retorno" de la Argentina.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.