Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La dura carta de Vicky Buchino contra Cacho Castaña: "No vuelvas a referirte a violaciones... no sabés de qué hablás"

La cantante se refirió así a los dichos de su colega y además recordó una incómoda situación de acoso que la hizo vivir cuando era joven

Miércoles 10 de enero de 2018 • 12:18
Vicky Buchino y una dura carta contra Cacho Castaña
Vicky Buchino y una dura carta contra Cacho Castaña. Foto: Facebook

El derrotero de Cacho Castaña luego de decir en televisión que "si la violación es inevitable, relájate y goza", todavía no termina. Al repudio casi generalizado de la opinión pública, se suma ahora la denuncia mediática de la cantante Vicky Buchino. Luego de ver lo que Cacho dijo en Involucrados -el nuevo programa matutino de América- y las consecuencias que esto trajo, se animó y escribió un texto en su Facebook, que hizo público y pidió que se compartiera. Allí contó que tuvo una relación de amistad y trabajo con Cacho Castaña, cuando ella era muy joven. "Entraste a mi casa. Te hiciste íntimo de la Negra y el Negro Buchino. Tomabas mate con ellos y, cada tanto, venían a cenar vos y tu pareja, eras recibido en lo de "los Buchino", como un amigo", relató. Y se explayó sobre una noche en la que él la invitó a cenar y, al final, tuvo una actitud que ella sintió como un "abuso".

Según contó Buchino, durante la cena hablaron del repertorio. "Mi entusiasmo crecía y el tuyo también. Era lindo todo. Tus canciones, hechas para mí. Tu producción... En fin, todo era interesante. De pronto, me pediste que te acompañara a un lugar por microcentro. No recuerdo mucho, sólo que había mujeres desnudas bailando. Striptease, mucho alcohol y gente que iba y venía. Te pedí que me llevaras a casa. Ya tenía sueño, no íbamos a seguir hablando del disco y yo me preguntaba qué hacía allí. Aceptaste y en tu Peugeot 504 blanco y pistero, estacionaste en la puerta de esa casa que conocías tan bien".

Y ahí describió explícitamente lo que pasó. Para ella fue un hecho que marcó un antes y un después en la relación entre ellos, que no se volvieron a ver. "Nos despedimos ante la promesa de hablar un par de días después y de repente, cuando me iba a bajar, me dijiste que esperara. Comenzaste a decirme que yo te volvía loco, que mi piel, mi boca y blah blah. Pero no te conformaste con eso, comenzaste a masturbarte. Yo, como en las películas, no encontraba (seguramente por el pánico) la manija del auto. Cuando la encontré, salí corriendo para despertar a mi mamá y contarle todo. No me voy a olvidar jamás la cara de mi madre y sus palabras: 'No hagas caso hija, está mal de la cabeza. Eso sí, qué desilusión. No le digas a tu padre porque lo mata'".

Finalmente, la cantante contó que pudo superar esto, que se casó, que tuvo un hijo. Que siguió con su carrera, pero le pidió a Cacho que no hable más de las mujeres. "No nos nombres más", escribió. "Ya sabemos de tus hazañas, del baúl de Mar del Plata y de todas tus historias con medio ambiente artístico. Pero ya fue. No hablés más de las mujeres. Cantá como puedas, escribí. Y agradecele a Dios, al universo o quien sea, tus logros, pero no hablés más de las mujeres que sí tenemos cerebro".

Las repercusiones de los dichos de Buchino

“Es el momento de contarlo, cuando escuché lo que dijo este misógino me removió una cosa muy fea, se ve que aún cargo con esa mochila porque si no lo hubiera dejado pasar. Pero no, alguien lo tiene que parar, decirle 'basta Cacho, hasta acá llegaste'. Seré yo la Juana de Arco, si quieren me pueden quemar en la hoguera, pero le pongo el pecho a las balas. No necesito fama, tengo trabajo todo el año, pero quiero que este hombre no hable más de las mujeres”, relató en diálogo con LA NACIÓN.

La cantante recordó la decepción que fue el episodio para su familia: “No tengo hermanos, soy hija única, lo recibimos en mi casa como un hijo más. Yo era chiquita, tendría unos 16 o 17 años, ni siquiera tenía novio y lo vi masturbarse al lado mío. Si mi papá se enteraba, lo mataba. Mi mamá no lo podía creer, lo vivimos juntas como un dolor grande porque lo considerábamos un amigo. Aprovechó que su mujer estaba en México para hacernos algo así. Ella se debe estar enterando ahora, preservé su nombre porque no me gustaría que fueran las cámaras a molestarla, soy yo la que quiere hablar”.

Ante todo, aclara que con esta carta no espera que el cantante la llame ni que le pida disculpas, algo que cree que no sucederá. “Él argumenta que está mayor, pero toda la vida dijo cantar sobre el amor y repetía ´si te agarro con otro te mato, te doy una paliza y después me escapo´. ¿Eso es amor? Es un hombre joven, no pasa por la edad, pasa por su naturaleza: es lascivo, cosificador de la mujer y está muy empoderado. Hace unos días le dijo a la Bomba tucumana: ' tendría que estar muy drogado para estar con vos’. Se cree que es el legado de Sandro, pero Sandro era un señor, jamás diría o haría algo así. Yo trabajé con los más grandes, lo que me pasó con este individuo no lo viví jamás. Ojalá que, a partir de ahora, los medios le den aire para que hable de su música, de su salud que está mejorando gracias a Dios y que alguien de su entorno le diga: 'Humberto, no hablés más'. Es un tarado, un imbécil, está equivocado, pero debe hacer un repaso de su vida y darse cuenta que ya está".

Para finalizar, dejó un mensaje para todas las mujeres que padecen abusos: “Esto no es una denuncia, porque las denuncias se hacen en la Justicia. Es un testimonio porque quiero que ya nadie conviva con estos episodios en silencio. Hay tantas chicas que se callan la boca y les digo que hablen, ahora se puede. En esa época ibas a la comisaria y se te reían en la cara, ni siquiera te tomaban la denuncia, sobre todo una chica joven contra una figura de la música, nadie me hubiera creído. Pero ahora cambió. Si les pasa algo, llamen al 144. Matan una mujer cada 40 horas, hay que parar con esto y prevenir”.

La frase de Cacho que causó indignación

cerrar

Las disculpas de Cacho

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar