Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Santa Fe: mujeres denuncian que fueron discriminadas en un camping por besarse en la pileta

Ocurrió el domingo pasado en el predio que el Sindicato Unido Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh) tiene en la localidad de Oliveros

Miércoles 10 de enero de 2018 • 16:53
SEGUIR
LA NACION
La pileta del camping en Oliveros, provincia de Santa Fe
La pileta del camping en Oliveros, provincia de Santa Fe. Foto: Google StreetView

Tres parejas de mujeres denuncian que fueron discriminadas por su orientación sexual el fin de semana pasado, en el camping que el Sindicato Unido Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh) posee en Oliveros, a 50 kilómetros de Rosario, provincia de Santa Fe.

El grupo de mujeres había alquilado dos cabañas dentro del complejo. Llegaron el sábado y se fueron el domingo. El último día, en la pileta del camping, un bañero del lugar se acercó hacia las chicas y les pidió que dejen de "besarse y tocarse", porque otras personas del camping habían presentado quejas.

"Hoy en el Camping Supeh, en Oliveros mientras estábamos en la pileta, nos vinieron a decir exclusivamente que no nos tocáramos (entre mujeres) porque era un lugar 'familiar', que 'respetaban' las elecciones de cada uno pero que teníamos que 'respetar' nosotras también, ¿¿a la gente bien??", posteó en Facebook Victoria, una de las mujeres.

"Aclaro (aunque no sea necesario y es molesto) que no fue más que el mismo beso y abrazo que se dieron el resto de las parejas heterosexuales, a las que no les dijeron nada", agregó.

En diálogo con LA NACION, Victoria dijo que ellas contactaron al área de Diversidad Sexual provincial y realizarán una denuncia el próximo viernes. "La idea nuestra es dar a conocer esto y que se respeten los derechos de cada uno", dijo.

El camping minimizó la denuncia. "Para nosotros no pasó nada, solo hubo una queja y se lo informamos a las mujeres, como hacemos cuando alguien pone música fuerte o cuando alguien tiene un perro sin bozal", dijo a LA NACION uno de los encargados del lugar.

"No hubo discriminación porque no las echamos. De hecho estuvieron todo el sábado y la mayor parte del domingo. Y bueno, hay gente que se queja de cosas, y sí. La otra vez vino una travesti y hubo gente que se quejaba, por los chicos. Nosotros les dijimos que la travesti no hizo nada malo y que había pagado. Así que se quedó. Es un pueblo esto, no es Buenos Aires. Hay gente que se queja. Tienen otra mentalidad", agregó.

Por su parte, el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de Santa Fe, Esteban Paulón, explicó a la agencia Télam que la ley de diversidad sexual santafesina no contempla sanciones para situaciones como la denunciada, pero que pueden encararse acciones de promoción de derechos en el camping como "una forma de de reparación".

"Si los chicos ven una pareja heterosexual en la calle, ¿por qué no pueden ver una parea gay? No van a ser gay por eso. La homosexualidad no se contagia, no se imita, no se transmite, es una orientación sexual como cualquier otra", dijo el funcionario.

"No es algo que se debe ocultar, pecaminoso. Pero es un cambio que lleva tiempo en la sociedad, que sigue formateada con esa idea del silencio y de la vergüenza de todo lo que se aparte de la norma heterosexual", agregó.

Con respecto al conflicto del domingo, desde el camping dijeron a LA NACION que lo mejor hubiera sido que las mujeres "discutan y concilien" con quienes se quejaban. "A nosotras nos agarró por sorpresa esto. Es la primera vez que nos pasa. Imagináte que después de que nos digan esto no estábamos con el mejor de los ánimos. Además la postura del camping era firme. Ahora queremos convertir esta violencia, porque si bien fue cordial fue algo violento, en algo constructivo, y visibilizar lo que pasó", dijo Victoria.

Te puede interesar