0

Charlas que son una verdadera caja de pandora

Ricardo Marín
0
12 de enero de 2018  

Guido Kaczka
Guido Kaczka Fuente: LA NACION

El motor que mantiene en funcionamiento cada emisión de No está todo dicho son los temas que se proponen y acerca de los que cuales los integrantes del equipo que hace el programa y los oyentes van aportando opiniones y ocurrencias. Además de los segmentos en que se despliega esta dinámica hay intervalos en los que suena música con temas de moda, que en ciertas circunstancias se vuelven un tanto extensos.

Las charlas son una verdadera caja de Pandora. A merced de la asociación libre de los participantes, muchas veces el diálogo se encamina por senderos con sentido enriquecedor. Otras, el intercambio se orienta hacia terrenos en los que lo que predomina es el divague. En esos casos lo que se enriquece es la risa y al muy buen trabajo de humor que realiza Gabriel Acosta -sobre todo con las intervenciones del padre Paco, un cura gay con ideas preconciliares- se suma este inesperado ingrediente. En cuanto a los temas, el conductor, Guido Kaczka, es el que más aporta y mejor acierta en la elección de los mismos. Otras veces es la actualidad la que impone el tema sobre el cual charlar.

Aunque por estos días no participa por estar de vacaciones, no se puede dejar de decir que la coconductora del ciclo, Claudia Fontán, es una de las que más participa en esos intercambios, con opiniones, recuerdos, consejos domésticos y anécdotas de su vida personal y de su experiencia en el ambiente artístico. Sus intervenciones tienen lugar la mayoría de las veces con la gracia y el carisma que la caracteriza, aunque en ciertas circunstancias la abundancia y extensión de las mismas resulta un tanto excesiva. Las ocurrencias de Santiago Calzarotto, con su estilo de pibe joven de barrio, son muy graciosas. El trabajo de Guillermo Poggi, como columnista de deportes, es correcto, pero sorprende además con sus opiniones plenas de humor sobre otras cuestiones, además del trabajo de comediante que realiza en los sketches, junto con Fontán.

Por su parte, Marcela Tauro refleja con absoluta fidelidad lo que publican los medios gráficos y digitales sobre la farándula. Por último, en este repaso de los integrantes del equipo, la incorporación de Mariela Fernández en la locución resulta bienvenida, ya que con el desparpajo que la caracteriza se adaptó muy bien al equipo, además de traer cierta renovación gracias al particular estilo desestructurado que despliega. Finalmente, una mención sobre la excelente manera en que Kaczka se relaciona con el público que llama por teléfono, la cual resulta asombrosa.

La clave del programa

Temas para hablar

La manera ocurrente en que los integrantes del equipo charlan sobre los temas propuestos es lo que motoriza el programa, y la excelente manera en que el conductor maneja el diálogo con los oyentes es lo que ameniza el ciclo.

No está todo dicho

Lunes a viernes, de 9 a 13, por FM 99.9 La 100. Producción: Alejandro Vargas, Mariano Carrasco, Barbara Jack y Cristian Arce. Operador: Eduardo Seisdedos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.