Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ariel Holan: cómo ve a la selección después de Messi, el Mundial y sus técnicos referentes

Holan cree que Argentina "tiene todo" para hacer una buena Copa del Mundo; lo que le gusta y lo que no respecto del fútbol argentino

Viernes 12 de enero de 2018
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Ariel Holan: "Va a ser un tema delicado después de Messi"
Ariel Holan: "Va a ser un tema delicado después de Messi". Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

Ariel Holan ve todo el fútbol que puede y trata de empaparse de los estilos más variados. Lee, ve, analiza y aprende. El corazón le tira cuando se refiere a las posibilidades del seleccionado argentino en la Copa del Mundo y se pone un poco más serio cuando sobrevuela por los virtudes y defectos del torneo doméstico.

-¿Hay vida después de Messi?

-Va a ser un tema delicado. En su momento pensamos que después de Maradona se iba todo, y nos pasa ahora con Messi. El tema es que en vez de exigirle a un jugador que resuelva los problemas, deberíamos armar una estructura que lo sostenga. Cuando Dios nos toca con la varita y nos pone a Maradona o a Messi, somos imbatibles, tremendamente buenos. Pero cuando no, bajamos un nivel. En cambio, con una estructura, podríamos soportar los períodos de ausencias.

-¿Cómo ves a la selección en el Mundial?

-Argentina tiene todo como para hacer un buen Mundial: un cuerpo técnico muy preparado, grandísimos futbolistas, los mejores delanteros, buenos defensores y mediocampistas. Pero todo está dado en un contexto en el que a un entrenador se le piden resultados cuando recién arranca su proceso. Sampaoli va a tener el desafío de, con los entrenamientos que cuenta, tomar decisiones de sentido común para formar el equipo mas competitivo posible.

-¿Qué es lo que más te gusta del fútbol argentino?

-Lo que más me gusta es el talento individual, la frescura, la gambeta. La habilidad natural por sensibilidad, por genética, que tenemos en este país.

-¿Y lo que menos?

-Lo que me hace ruido es que esa habilidad, esa frescura y ese talento que tenemos a veces es la base de todo y no una posibilidad más para enriquecer un juego elaborado y ordenado. El desafío es agregarle el talento y la frescura a un orden determinado. No que el orden mate esto, porque es nuestra génesis, pero tampoco que esa génesis lleve adelante nuestra identidad. Si no, dependés de cómo se levanten tus jugadores el día del partido. Y eso, por lo menos, es riesgoso. En vez de crear un entorno que ayude, terminamos en la tentación de darle siempre la pelota a Messi para que nos resuelva la falta de un sistema colectivo. Hay que contenerlo: él solo no puede. En el Barcelona brilla porque tiene un sistema que lo protege.

-¿Cuál es la escuela que más te seduce?

-Me gusta la que lleva adelante Pep Guardiola, la de Joachim Löw. Esos son los dos grandes lineamientos. La que han llevado Rinus Michels y Van Gaal en Holanda.

-¿Qué equipos te gustan?

-El Manchester City de Guardiola, el Napoli de Sarri. También me gusta la selección belga, la alemana, la española y la brasileña. Argentina creo que va a llegar al Mundial muy bien.

-Todos equipos que saben renovarse tácticamente durante los partidos.

-Tal cual. Creo que ese es el gran desafío, es lo que hace poderoso a un equipo. Es el futuro del fútbol mundial. Los equipos que saben variar sus alineaciones dentro de un partido son los que, normalmente, marcan una mayor diferencia.

-¿Leés?

-Sí, me gusta mucho leer de política. También trato de leer sobre fútbol, pero en estos casos uno aprende muchísimo más de analizar a los mejores equipos. Eso me apasiona.

-¿Mirás TV?

-Me gustan las series. Uso Netflix. He visto Vikingos, House of Cards, Ana Bolena (The Tudors). Quiero ver Game of Thrones, pero está en HBO, así que la tengo que pedir.

-¿Sos de llamar a tus colaboradores a la madrugada?

-No, no, no. A veces uno es un poco intemperante o ansioso en cuanto al requerimiento de las necesidades del día a día, pero todo dentro del espacio de trabajo, o a la tarde, cosas de sentido común, normales.

-¿Seguís distanciado de Burruchaga?

-No, nos amigamos. Junto a la obtención de la Copa, una de las cosas más gratificantes del último tiempo fue recuperar la amistad que tenía con Burruchaga. Es un gran ser humano, aprendí mucho de él. La vida, a veces, tiene cosas que te separan momentáneamente. Pero ya está: lo bueno es que volvimos a hablarnos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas